Los mundos opuestos de Sandra Muñoz

Los mundos opuestos de Sandra Muñoz

22 de octubre del 2012

Apareció en el aeropuerto Eldorado vestida de jeans, blusa beige y chaqueta deportiva. Tenía recogida una larga cola de pelo rubio que se asomaba por la abertura de su gorra negra. No tenía ni una gota de maquillaje. Nadie en el terminal aéreo la reconoció. Después de ocho años sin aparecer en pantalla, una cámara del Canal RCN la abordó para preguntarle por su nuevo proyecto. En ese momento la gente supo que aquella mujer pasada de peso era la actriz manizalita Sandra Muñoz.

–Antes pensaba que la gente que va a los realitys estaba loca, ahora pienso que la que estoy loca soy yo –afirmó con un marcado acento paisa.

Sandra se refería al reality que la ha vuelto a resucitar en la televisión colombiana: ‘Mundos Opuestos’. El jugoso premio del concurso, 400 millones de pesos al ganador, y salir todos los días en el prime time fueron suficientes argumentos para seducir a una mujer que estaba alejada del mundo del espectáculo. La propuesta también coincidió con la separación de su última pareja, un piloto de helicópteros con quien vivía en República Dominicana.

El objetivo de revivir su imagen en televisión al parecer ha sido planeado, la actriz y modelo quiere salir a vender la historia de su vida para realizar una novela, como lo hizo hace dos años la cantante Marbelle. El guión podría iniciar contando que ella no vendía dulces ni revistas frente a la catedral de Manizales, como muchos medios han escrito. Algo que la actriz ha negado. Quién tuvo un revistero ambulante fue su madre, que le pagó sus estudios en el colegio privado Antonia Santos y la apoyó en su sueño de ser actriz.

Sandra Muñoz
Sandra Muñoz se hizo famosa en los años noventa cuando actuó en series como ‘Paraíso tropical’ y ‘O todos en la cama’.

Empezó a abrirse camino a los 17 años en el canal Telecafé como modelo y presentadora. Se inscribió al concurso de señorita Caldas pero le negaron la entrada. En el mundo de las pasarelas conoció al director de televisión Malcom Aponte, a quien le pidió la oportunidad de hacer un casting para la serie de televisión Padres e hijos. Logró convencer a Aponte e ingresó al elenco en 1996. Cuentan que como no tenía casa en Bogotá, debía viajar a las primeras grabaciones en bus cada fin de semana desde Manizales, acompañada por su mamá.

Meses después se mudó sola a la capital. Al tiempo que crecía profesionalmente llegaron los problemas. Su noviazgo con Luis Reynaldo Murcia comenzó a hacer ruido por el oscuro pasado de aquel hombre. Las autoridades y cierta parte de la prensa informaron que Murcia era un presunto narcotraficante, jefe del cartel de Bogotá y conocido con el alias de ‘El Doctor Martelo’. “Sí, fui novia de Luis Murcia y no me arrepiento de eso, igual yo no sabía todo lo que él hacía”, dijo en su momento Sandra Muñoz.

Durante aquel tiempo Sandra ganó el concurso a mejor cola TVyNovelas, y varias revistas de farándula la comenzaron a buscar para sus portadas. Le llegaron contratos de modelaje y ofertas de televisión. Participó en las series ‘Paraíso tropical’, ‘O todos en la cama’ y en el magazín ‘Panorama’. Más tarde el amor regresó cuando la actriz conoció a Nelson Julián Cabrera. Fruto de aquella unión, en 1998 nació su primer hijo. No había transcurrido un año de su vida en pareja cuando su marido terminó asesinado a las afueras de un gimnasio de Bogotá.

La vida de la actriz ha tenido giros inesperados. Tal vez por ello soportó sin problema la entrada al reality ‘Mundos Opuestos’, donde por motivos de suerte y competencia llegó a la locación de El Pasado. Allí, junto a nueve personajes más, comenzó a sufrir y sobrellevar un mundo lleno de limitaciones. Los televidentes vieron cómo Sandra se despojó de cualquier comodidad. Debió usar ropas ordinarias, abstenerse de alimentarse como de costumbre, dormir en colchones de paja, no tener ningún artículo de aseo personal y hasta bañarse con instrumentos arcaicos.

El temple de esta mujer de 34 años se notó de inmediato. Trató de acoplarse a las circunstancias y realizar las pruebas dando su mayor potencial físico y mental. Pero su temperamento fue puesto en evidencia cuando protagonizó junto a otro de sus compañeros una fuerte discusión por la comida. Sin embargo, Sandra parece ser una mujer conciliadora que no repara en las peleas del día, muchas veces repite que su meta es llegar a la final al precio que sea.

Sandra Muñoz
Al regresar de Miami, Sandra Muñoz montó un negocio de lencería, perfumería y joyería.

–En la vida hay que procesar las cosas, eso ya pasó, hay que seguir –le dijo a su compañero para calmar aquella pelea.

El golpe producido por la muerte del padre de su hijo no la amilanó. Viajó a Estados Unidos y presentó un casting en la cadena Univisión. Sus curvas convencieron a los productores de la serie ‘Estamos Unidos’, donde pudo compartir escena con la ex Miss Universo Alicia Machado. Aquella estación actoral duró poco, pero la colombiana fue escogida para presentar el tradicional programa ‘Caliente’. Su exuberante figura fue aprovechada al máximo para seducir a los televidentes. Todos los sábados las 2 de la tarde Sandra entrevistaba celebridades en la playa, vistiendo diminutos bikinis que dejaban muy poco a la imaginación.

‘Caliente’ subió su rating a 20 puntos dentro de la audiencia latina en los Estados Unidos. El efecto colateral fue inmediato, la fama de la manizaleña comenzó a levantarse como las palmeras de Miami. Sus días tomaron otro rumbo, pasó de vivir en un cuarto de hotel a rentar un apartamento en el sector de Aventura. Su remuneración se incrementó cinco veces más respecto de lo que ganaba en Colombia. Sandra apenas tenía 23 años y ya la llamaban la “Pamela Anderson latina”, incluso amigos de la época supieron que la manager de la presentadora había enviado un book fotográfico a la casa Playboy.

–Mi próximo destino será Hollywood –aseguró la colombiana.

La rubia no logró cumplir aquel sueño. Playboy jamás le respondió y pasados dos años de trabajar en Univisión, no recibió más ofertas laborales. Al regresar a Colombia con el dinero ahorrado montó su propia cadena de lencería, abrió un almacén de ropa y perfumes, pero desapareció de las portadas de revistas y de la televisión. Desafortunadamente para la actriz, su nombre volvió a sonar por un escándalo. Un vídeo intimo y muy explicito de la caldense se filtró en internet en 2010. Del hecho nunca quiso hablar, se alejó del mundo del espectáculo y se radicó en República Dominicana, donde ha vivido los últimos ocho años.

Vestida completamente de blanco, en una casa confortable, con todos los lujos y comodidades posibles, la vida de Sandra Muñoz esta semana ha tomado otro rumbo en el reality. Tiene tiempo para hablar con amigas, hace planes con los $400 millones del premio y hasta la consienten en un día de spa. Ha vuelto a la memoria de los colombianos, se le ve calmada y bastante madura, es consciente que cada paso que de, será juzgado por los que en el pasado siempre buscaban cómo señalarla.

Lea también

Los caprichos de Laura Acuña

¿Por qué salió Jessica Cediel de Muy buenos días?

Los escándalos de Lucero Cortés