Olga Behar y el clan de los 12 apóstoles

Olga Behar y el clan de los 12 apóstoles

25 de febrero del 2012

‘Los doce apóstoles’ es el testimonio del Mayor Meneses, quien señala a Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe, como uno de los fundadores del paramilitarismo en Antioquia. Para Olga es su cuarto libro de investigación periodística. Comenzó a escribir en esta modalidad cuando sintió, por allá en los setentas, que la línea editorial le daba la posibilidad de contar toda la verdad sobre los hechos, contextualizar y escribir con entera libertad, lo que no siempre puede hacerse en los medios donde trabajó por varios años.

Precisamente uno de sus libros, “Las guerras de la Paz”, que describe la aparición de los grupos guerrilleros y devela abusos de miembros de las Fuerzas Militares durante el “Estatuto de Seguridad” del gobierno Turbay Ayala, exigió su exilio en México. Posteriormente escribió “Noches de Humo”, relato de los hechos del Palacio de Justicia, vistos desde adentro a través de testimonios de familiares, magistrados, guerrilleros, y abogados.

Al regresar a Colombia, después de su asilo mexicano, Olga no permanece mucho tiempo aquí, pues la convulsión política y el ambiente generado a su alrededor por la publicación de sus libros no eran las circunstancias más adecuadas y que pudieran generar confianza y seguridad para criar a sus pequeños hijos y por eso decide vivir durante nueve años en Costa Rica, desde donde trabajó para cadenas de televisión norteamericanas. Ahora regresa al país de nuevo, ante una solicitud expresa de sus hijos, ya un poco más mayores y experimenta otra vez los efectos de una publicación que levanta ampollas y calienta el ambiente político en su entorno.

Santiago Uribe en una reunión con Fabio Ochoa.

Hace dos años, Gustavo Mauricio García lanza ‘Palacio de Justicia, una tragedia colombiana’ de Ana Carrigan, uno de sus 50 libros como fundador y gerente de Ícono Editores. Allí conoce a Olga y de inmediato le propone escribir para su sello, el cual publica especialmente obras de no ficción.

Pasan unos meses antes de que el azar teja su red para enlazar definitivamente esta pareja autora-editor. Olga conoce al mayor Meneses en una reunión social, cuando él anuncia que se retira de la Policía porque cambiaron su jefe y éste traía su equipo de confianza. Unos meses después, el mayor Meneses dispara la catarata de sus revelaciones en torno al grupo paramiliar “Los doce apóstoles”, comandado, según él, por Santiago Uribe. Olga vuelve a sentir el aguijón del periodismo, y se interesa intensamente en el tema. Nuevamente juega el azar y Meneses la llama, le pone una cita en el exterior, le explica que le interesa conversar con ella porque conoce su trayectoria y la respeta mucho como periodista. Olga cumple la cita y Meneses la asombra con su revelador y crudo testimonio. Ella pensó en un medio para publicar esta entrevista y descartó los que le ofrecían un escándalo mediático por unos días y después, amnesia. Por eso pensó en un libro, que ofrecía mayor permanencia y rigor para relatar esta dramática y cruda historia. Y en ese momento sella su pacto con Gustavo Mauricio.

Santiago Uribe siempre le dijo al comandante de la policia de Yarumal, Juan Carlos Meneses, que estuviera tranquilo, que contaban con amigos en la Fiscalía y algunos magistrados.

Cuando comienza a escribir el libro, después de entrevistar al mayor Meneses, ella establece con Gustavo Mauricio un correo a través de señales de humo, con códigos que solamente los dos conocen, para informarle en detalle sobre el proceso del mismo. Le contó, por ejemplo, su acuerdo con Meneses: que ella escribiría este relato y que no se comprometía si sus resultados le convendrían o no a él. Él aceptó y se la jugó.

Y así es como surge esta publicación que hoy llega a su cuarta edición, a pesar de haberse lanzado hace nueve meses en la Feria del Libro de Bogotá, ha ocupado el segundo lugar en la lista de libros más vendidos que publica El Tiempo. Varios hechos confirman su éxito, por ejemplo, cuando acababa de publicarse la primera edición y después de una entrevista a Olga sobre el libro, una de las librerías más prestigiosas de Bogotá solicitó un gran número de libros, el mismo que acababan de imprimir, por lo cual, de inmediato ordenaron la segunda edición.

Yarumal, Antioquia, el pueblo donde Los 12 Apóstoles cometieron varios asesinatos bajo el apelativo de “limpieza social”.

Y en esta saga de anécdotas, coincidencias, encuentros y felices experiencias, la última fase la constituye el Premio CPB, gracias a la iniciativa de este gremio periodístico, que ha creado un estímulo para esta modalidad editorial, género vital para fortalecer la libertad de expresión, aguzando el oído para escuchar las distintas voces que conforman la gran orquesta de la realidad que vivimos.