¿Qué hay tras el mundo de las carreras de caballos Pura Sangre?

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

¿Qué hay tras el mundo de las carreras de caballos Pura Sangre?

23 de diciembre del 2011

En los Estados Unidos la industria de caballos mueve un promedio de 112 billones, sí, billones de dólares anules, tres veces más que todo el presupuesto nacional en Colombia. La industria tiene en la actualidad cerca de 7 millones de ejemplares, de los cuales 300 mil están destinados para las carreras de caballos. Deporte que por sí solo mueven 25 billones de dólares al año.

Las carreras en este país son las mejores del mundo por su volumen y calidad. Después siguen países con una tradición más antigua en el arte equino como Irlanda, Inglaterra y Australia. En el Cono Sur el orden del escalafón hípico es Brasil, Argentina y Venezuela.

Secretariat, el caballo imbatible de nuestra era, al que Disney le hizo una película, nació en la industria norteamericana en Caroline, Virginia, donde obtuvo casi todo los premios disponibles en las carreras Kentucky Derby, Preakness en Baltimore Virginia y Belmont en Nueva York. Fue un caballo que probó la grandeza en velocidad y aguante sólo capaz de entrenarse en un país con un el mejor conocimiento de este deporte, personas expertas que pueden comprar lo mejor de cualquier latitud, para mezclarlo en cruces de caballos o para disponer de los mejores entrenadores, jinetes y establos.

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

La industria ecuestre, en el Estado de Nuevo México, deja ganancias de 250 millones de dólares al año. En el hipódromo de la ciudad Sunland Park, los gastos nada más en el funcionamiento de su última temporada (77 carreras) entre el 6 de diciembre de 2011 y el 17 de abril de 2012, serán de 18 millones de dólares. Stan Fulton es el propietario del hipódromo. Fulton es un viejo accionista de Anchor Gaming, la empresa pionera en el mundo de la Ruleta, el Póker y otros juegos electrónicos ofrecidos en el mundo de las apuestas.

Las carreras individuales en Sunland Park en la década de 1990 tenían una bolsa mínima de U$ 5.000, hoy se ha incrementado a U$ 10.000. El auge de éste deporte y la ley estatal autorizó a finales de la década de 1980 la posibilidad de negocios mixtos para soportar el negocio de los caballos, permitiendo adosar a las pistas de carreras del estado de Nuevo México un casino de cuyas ganancias toma su partida un fondo regional que mantiene vivos los hipódromos. Las carreras dan a las cuadrillas de establos y jinetes premios diarios por 300 mil dólares.

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

El Sunland Park Derby (carrera de preparación para finalistas del Gran Derby de Kentucky) tendrá lugar el 25 de marzo de 2012 y una bolsa de 800 mil dólares -1600 millones de pesos- cuatro veces más que los premios que ofrece el rentado del fútbol nacional en Colombia, el deporte más visto del país.

Los caballos ganadores en Sunland Park

La yegua Plum Pretty obtuvo la victoria en el Kentucky Oaks después de ganar en Sunland Park y está siempre oscilando entre las mejores de su tipo en el país. Su nombre lo hizo venciendo en Wellington y Saratoga, bajo la tutela del jinete Martín García, otros, y el entrenador Bob Baffert. Un trabajador nativo de poca monta en los establos en sus inicios en Sunland Park que se ha hecho una figura inestimable en el mundo de caballos como entrenador de campeones.

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

El caballo Ruler on Ice, del entrenador Kelly Breen, ganó el Sunland Derby y la carrera de grados de ganancia 1 en Belmont Stakes y fue tercero en la Breeder´s Cup Classic con una bolsa de 5 millones de dólares. Mine That Bird, quien acabó cuarto en el Derby de Sunlad Park en 2009 obtuvo la victoria en Kentucky ese mismo año con apuesta en contra 50 a 1.

El jamelgo Twice de Appeal ganó el Sunland Park Derby de 2011 en una carrera donde tenía las apuestas en su contra 25 a 1. Es un caballo valiosísimo con tres dueños: Víctor Flores, Edward Brown y Henry Hernández; llegó décimo en su primer intento en la triple corona de Kentucky, ha obtenido excelentes puestos en carreras alrededor de la unión americana y se espera lo mejor de su futuro. Es una tendencia que se reitera cada año desde finales de 2008 hasta ahora, que caballos y jinetes que inician su carrera en esta pista: van después a Belmont, Kentucky, Saratoga, entre otros, a ganar como si fueran ya caballos y hombres curtidos.

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

Juan Pablo Plata y Tommie Morelos / Coady Photography

Las carreras de caballos son un deporte practicado en diferentes torneos en Estados Unidos con una amalgama multicultural y racial en los caballos y en las personas que trabajan para la industria con una cuota hispana cada vez más notable.

Hay cuadrillas, jinetes y caballos con nombres como: Cuatro Menudos, Alejandro Medellín y Fácil Catana. El público está compuesto por lo más selecto y lo más normal de la población local. Es un deporte más incluyente que el polo, pues todos los estratos sociales asisten y toman parte en la grilla o en las tribunas. Un sombrero Panamá y un montón de alhajas en una pareja se encuentran y conviven con los anillos y aretes de plástico, de fantasía, y la gorra de béisbol o un sombrero vaquero de otra pareja.