Rafael Orozco: nueve tiros acabaron su vida pero no su legado

Publicado por: gabriela.garcia el Vie, 11/06/2021 - 10:45
Share
Un día como hoy pero hace 29 años fue asesinado Rafael Orozco Maestre, voz líder del grupo vallenato El Binomio de Oro.
Rafael Orozco y los nueve tiros que acabaron con su vida

El asesinato de Rafael Orozco, voz líder de El Binomio de Oro, causó un inmenso dolor entre los amantes del vallenato y quienes disfrutaron, dedicaron y cantaron a grito herido grandes éxitos como ‘Sombra perdida’, ‘Dime pajarito’, ‘Relicario de besos’, ‘La creciente’ y ‘Nostalgia’.

Su muerte es una herida que Colombia no ha podido sanar. A hoy la gente se sigue preguntando el porqué le arrebataron la vida a uno de los mayores exponentes del género, un hombre que con su voz y personalidad le brindó varios momentos de alegría a los colombianos. 

Fueron nueve tiros los que acabaron con su vida pero no con su legado. La carrera de Rafael Orozco Maestre sigue presente entre los colombianos, pues sus canciones románticas y divertidas se escucharon en los mejores escenarios de Colombia y el mundo. 

Por esa razón, en la sección de historias de KienyKe.com recordamos cómo fue ese día, hace 29 años, en que el ídolo dejó de cantar para siempre. 

Adiós al ídolo 

Eran casi las 10:00 de la noche del jueves 11 de junio de 1992 cuando todo cambió para siempre: Rafael Orozco Maestre fue blanco de un terrible ataque sicarial en la puerta de su casa ubicada en un exclusivo sector al norte de la capital del Atlántico, exactamente, en la calle 96A con carrera 47.

El artista salió unos minutos de su residencia, en la que se realizaba una fiesta tras su llegada de una gira musical realizada en Venezuela, cuando unos integrantes de la agrupación de Diomedez Díaz llegaron con el fin de pedirle prestados unos instrumentos y, mientras charlaban, un hombre alto y delgado apareció en el lugar y le disparó a aproximadamente tres metros de distancia, luego se acercó, lo remató y escapó.

Se dice que en total fueron diez tiros y que nueve de ellos le dieron en el rostro, en la espalda y en los glúteos. El último disparo no lo alcanzó a impactar.

Al escuchar los tiros, Clara Cabello, esposa del cantante, y los otros familiares y amigos que se encontraban en la reunión, corrieron hacia Rafael para saber qué era lo que había sucedido. Cuando llegaron a la puerta, se dieron cuenta que el ídolo yacía tirado en el suelo al borde de la muerte.

El artista, de 38 años de edad, fue trasladado en el carro de un amigo a la Clínica del Caribe. Sin embargo, llegó al centro asistencial sin signos vitales. 

Su familia, celebridades y otros cantantes de la talla de Jorge Oñate y Miguel Morales asistieron a su velorio y entierro. La multitud se lanzaba sobre su féretro; las calles estaban llenas de gente que quería darle la despedida a su ídolo.

Finalmente Rafael Orozco Maestre fue sepultado en el cementerio Jardines del Recuerdo de Barranquilla.

Las versiones sobre el crimen

Muchas fueron las preguntas que surgieron alrededor del vil asesinato de Rafael Orozco Maestre.

Las autoridades determinaron que todo se trató de un “crimen pasional” después de seis años de recolección de pruebas y de recibir varias declaraciones de testigos, amigos y familiares del intérprete. 

    Una nota escrita por el diario El Tiempo en 1998 dice que el fiscal Luis Felipe Colmenares concluyó que el autor intelectual del asesinato fue José Reinaldo Fiallo, alias ‘Nano Fiallo’.

    Este hombre era un temido narcotraficante de la costa que mantenía una relación con María Angélica Navarro, mujer con la que Rafael Orozco, según dice la historia, habría tenido un romance extramatrimonial. 

    A quien señalan como autor material del crimen es Sergio González Torres, alias ‘Tato’, quien era el  guardaespaldas del narcotraficante.

    Este sujeto habría cumplido las órdenes expresas de ‘Nano Fiallo’ para quitarle la vida al ídolo musical por el “triángulo amoroso”.

    Sin embargo, los dos corrieron con la misma suerte: Reinaldo Fiallo y González Torres fueron asesinados el 18 de noviembre de 1992 en la ciudad de Cartagena, Bolívar. 

    Siga a KIENYKE en Google News