Roller Derby, el deporte de fuerza y feminidad

Publicado por: admin el Jue, 15/02/2018 - 14:28
Share
Es un juego de contacto y fuerza. Caídas, golpes y empujones hacen parte de su dinámica. Lo practican mujeres de diferentes edades y contexturas. El objetivo es anotar la mayor cantidad de puntos y
Es un juego de contacto y fuerza. Caídas, golpes y empujones hacen parte de su dinámica. Lo practican mujeres de diferentes edades y contexturas. El objetivo es anotar la mayor cantidad de puntos y tener una jerarquía en la pista. El Roller Derby es un deporte que nació en Estados Unidos y que se juega sobre patines en un óvalo de cemento alisado. Consiste en un partido de dos tiempos de 30 minutos cada uno, en el que dos equipos, conformados por cinco jugadoras, se enfrentan con el objetivo de anotar puntos, que se logran escapándose de sus rivales y dándole la vuelta a la pista. Natalia Rodríguez, jugadora del equipo colombiano Rock N Roller Queens, dice que es "un deporte de contacto que empezó a ser jugado por mujeres y que ahora los hombres también lo practican" y lo define como un "escape a la vida cotidiana". Entenderlo no es tan fácil. Cada equipo tiene 14 jugadoras y solo cinco pueden estar en la pista. Cuatro de ellas son defensas y una se llama corredora o jammer. Está última se diferencia de sus compañeras por tener una estrella en el casco. La finalidad del juego es que la jammer de cada equipo debe pasar a las cuatro defensoras rivales. Cada defensa dejada en el camino vale un punto. La idea es pasar a todas las contrarias esquivádolas con estrategias. "Nosotras empezamos hace ocho años. El roller lo trajo a Colombia una excapitana del equipo, por la película 'Whip It'. Ella armó un grupo de chicas y ahí empezó el juego en el país", explica Natalia o Natura, como se hace llamar en la competencia. El sexo débil no existe a la hora de competir y ser la mejor. La combinación entre patinar y jugar fútbol americano en una pista ovalada hace que la caídas sean la motivación de muchas mujeres para levantarse más fuertes y seguir el objetivo de hacer puntos. https://www.youtube.com/watch?v=Nhrz3cFxDp8&feature=youtu.be La cita de entrenamiento para las 'roller queens' es cada lunes y jueves de 8:00 a 10:00 de la noche. La jornada laboral y estudiantil de las integrantes se libera con dos horas de juego y aprendizaje de estrategias para llegar en buen nivel a los campeonatos distritales y regionales. En Bogotá hay ocho equipos constituidos y a nivel nacional hay equipos en Ibagué, Manizales, Medellín, entre otras ciudades. Sin embargo, el sueño de las queens es hacer parte de la WFTDA (Asociación de mujeres de pista plana derby).
"Hay un ente regulador WFTDA, que es como el Fifa en el fútbol, y nuestro imaginario es estar dentro de esta federación por muchos años. Fuimos las primeras en estar con ellos. Una vez al año viajamos a Estados Unidos y jugamos cinco partidos para tener un ranking", afirma Natura en medio de sonrisas y expectativa por los proyectos en camino.
En el campo de juego hay 21 árbitros porque al ser de mucho contacto hay muchas faltas. "No puedes levantar el codo. Puedes hacer contacto con los brazos pero no se puede pegar por la espalda, solo se puede empujar". Los empujones no son gratuitos y pueden ser fuertes pero la sed de ganar  puede más. Si llega haber falta, los árbitros marcan las infracciones y pueden enviar a la jugadora a una 'caja'. La roller queda por fuera del juego por 30 segundos y las estrategias para suplir la ausencia puede cambiar toda la dinámica del partido hasta volver a quedar completas. Los mitos e imaginarios sobre las mujeres que practican este juego es que son rudas o juegan con ropa que en otros deportes no se ve. Sin embargo, a la hora de competir los estereotipos quedan a un lado para desinhibirse y dedicarse a patinar. 'Me voy a golpear mucho', es una de las frases populares que se puede escuchar cuando hay una invitación para jugar roller derby. Las queens buscan que las mujeres se animen y disfruten del juego sin prejuicios.
"Todas las chicas tenemos feminidad en alguna manera, las chicas que estamos aquí tenemos mucha testosterona y liderazgo. Cada una desde su profesión tiene su feminidad y aquí se demuestra de otra manera y la idea femenina no cabe cuando hay un deporte de contacto".
El roller derby no busca quedarse en el mundo femenino sino trascender y ser abierto también para los hombres, que ahora tienen una mejor acogida. Leo Reyes, ingeniero industrial y árbitro de este deporte, decidió dejar el skate por los patines para entender la adrenalina y el contacto. "Decidimos con dos compañeros crear nuestro equipo. En Estados Unidos ya habían equipos de derby masculino. Todos los integrantes son novios o amigos de Rock N Roller Queens" La motivación y el choque cultural de ver mujeres sin miedo a los golpes o caídas y que no se quedan lamentándose, es uno de los mayores impactos para estar interesado en hacer parte de este deporte que es la mezcla de disciplina, concentración y esfuerzo físico. Además de ser árbitro, Leo también decidió aprender a patinar bien y ser parte del juego. "Me gusta compartir las dos profesiones de árbitro para partidos femeninos y jugador en partidos masculinos". A diferencia del equipo femenino el crecimiento masculino ha sido lento, sin embargo, tanto Natalia como Leo tienen la misma opinión sobre el proceso de consolidación de las ligas de roller derby en el país y la búsqueda para tener un reconocimiento o apoyo gubernamental. Entender y vivir un deporte con una sola explicación no basta para la pasión que viven hombres y mujeres de diferentes edades. Cada uno de ellos en la noche buscan un escape de la realidad por medio de la libertad y adrenalina de los patines y la fuerza, además de contacto de la defensa para hacer un trabajo en equipo y ganar.

KienyKe Stories