Yo soy el otro Barack Obama

Yo soy el otro Barack Obama

18 de Noviembre del 2012

Es el año 2001. Estados Unidos es gobernado por George W. Bush. El estado de Illinois también es liderado por un republicano, George Ryan. La ciudad de Chicago tiene el mismo alcalde desde 1989 y es demócrata: Richard Michael Daley.

Hay un evento público transmitido por la televisión en Chicago. Lawrence Brown está con su familia en el sofá de la sala viendo las noticias. Ve a un hombre afroamericano que habla en una entrevista. Es senador estatal y se llama Barack Obama. Lo examina un momento y, sin prestar mayor atención a lo que dice aquel político, mira a su hermano menor Reggie y le dice. ¡Oye, él es igual a ti!

Reggie Brown y Barack Obama
Reggie se tomó su tiempo para lograr una imitación perfecta de Obama. Cuidó desde el vestuario, hasta el tono de voz, los gestos y las muletillas del presidente.

Reggie Brown sonrió. Tenía 21 años y aquel sujeto que hablaba en la televisión y que parecía su doble debía tener 15 años más.

Brown hasta ahora terminaba la escuela. Estaba inclinado a estudiar publicidad o artes escénicas. Se decidió al fin por cursos de Actuación y Locución en la Universidad de Illinois.

Reggie Brown
Reggie Brown fue modelo, escritor, animador radial, corresponsal de televisión, maestro de ceremonias y actor. Ahora es Obama.

Es el año 2004. Estados Unidos sigue gobernado por George W. Bush y parece que su mandato se extenderá cuatro años más. La ciudad de Chicago sigue bajo las órdenes de Richard Michael Daley. La atención nacional se centra en las presidenciales.

La noche de la Convención Nacional Demócrata fue decisiva para la vida de Reggie Brown. Volvió a ver en la televisión a aquel político afroamericano de Chicago, que ahora aspiraba al Senado Nacional y tenía el discurso clave de la cumbre de los liberales. El país entero vio las palabras del para muchos desconocido Obama, y Reggie vio en aquel tipo una idea.

En ese momento Reggie era modelo. Pensó que si se parecía tanto al sujeto de la televisión, como decían sus amigos y familiares, podría sacar provecho. Mientras trabajaba en medios locales como escritor y comediante, poco a poco empezó a perfeccionar una técnica que más tarde lo llevaría a la fama: la imitación de personajes.

Reggie Brown

En su trabajo bromeaba imitando a Bill Cosby, Tony Soprano, Eddy Murphy y Morgan Freeman, y al senador Obama. No se lo tomaba en serio, pero tenía un talento que estalló pocos años después.

Es el año 2009. Estados Unidos estrena Presidente. Los demócratas vuelven a la Casa Blanca con un afroamericano, el primero en la historia: Barack Obama. Chicago sigue con Richard Michael Daley como alcalde.

“Así empezó mi carrera. Obama se hizo famoso, y yo también. Él fue el primer presidente negro de Estados Unidos, y yo el primer imitador de presidente negro en Estados Unidos”, dijo Reggie Brown a Kien&Ke.

Empezó a participar en eventos corporativos. Lo llamaban de las televisoras locales, luego estatales, más tarde nacionales, y hoy por hoy internacionales. La fama llegó a la vida de un joven de clase media de Chicago.

Reggie y su cuarto de hora

En 2011 su talento era famoso más en lo regional que en lo nacional. Pero una invitación que terminó en una lluvia de críticas catapultó su nuevo oficio.

Brown fue llamado para participar en la Conferencia Republicana de Liderazgo, realizada en Nueva Orleans. Su show consistía en parodiar al mandatario. La presentación generó sensación en los presentes, pero ésta fue abruptamente interrumpida. Después se conoció que algunos de los chistes del comediante, al parecer con tono racista y burlesco, disgustaron a los organizadores que pidieron terminar la escena. “Ellos mintieron sobre lo que en realidad pasó –expuso Brown– les gustó al final mi show, lo que pasa es que me excedí de tiempo”.

El punto es que el impase fue ampliamente divulgado por la prensa estadounidense. El país entero sabía del imitador de Obama.

Video: presentación Reggie Brown Conferencia Republicana 2011

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=S_Lmcq7Qe6Y

“He hecho muchos comerciales, he estado en numerosos eventos,  me han llamado de importantes cadenas de televisión y compañías. Yo creo que he imitado a Obama unas 500 veces o más”, dijo Brown explicando que desde su accidentada aparición en 2011 ha recibido muchas llamadas de varias partes del país y del mundo para ofrecer su show. “He llevado mi personaje a África y algunos países europeos”.

Como las estrellas del cine, Brown ahora vive en Los Ángeles y tiene una novia actriz. Es, de seguro, uno de los más cotizados entre quienes imitan a Obama. “Cobro en promedio 25 mil dólares por mi presentación. El show puede durar unos 10 o 20 minutos”.

Es el año 2012. Estados Unidos reelige a Obama como presidente otros 4 años. Richard Michael Daley ya no es el alcalde de Chicago.

“Hace unas semanas estaba muy nervioso. Mientras viajaba por el país veía igual cantidad de apoyo para Obama como para Romney. Cualquier cosa podía pasar. Mi negocio personal estaba amenazado”, dijo Reggie sobre la posibilidad de que Obama no fuera reelecto. “Respiré el 7 de noviembre. Puedo seguir siendo llamado a eventos y ganar más dinero ahora que Obama sigue en el Despacho Oval”, explicó.

Brown por eso se encargó de promocionar la campaña de su facsímil. Encontró una estrategia pocos días antes de las votaciones. Puso a Obama a bailar el Gangnam Style.

(video Obama Gangnam Style)

“El Gangnam Style estaba impactando el mundo. Era una sensación. Así que pensé: “seguro el baile divertirá acá o en China”, explicó Brown.

Cada semana sale de viaje. Lo llaman de diferentes corporaciones y su boom seguirá al menos hasta 2016. “No estoy pensando en qué haré dentro de 4 años. Me interesa el ahora, y quiero sacar provecho de esto mientras pueda”.

Obama y su doble, frente a frente

El momento del cara a cara sucedió en febrero de 2012. Brown conoció a su personaje estelar y describió ese momento como imborrable. “Estar de frente al presidente Obama fue algo grandioso en mi vida. Nunca olvidaré su expresión cuando me vio”.

(Video Brown conoce a Obama)

El oficial Obama impersonator, que se promociona en twitter como @IamReggieBrown niega ser demócrata o republicano. “Me preguntas algo que siempre respondo con una frase: soy un hombre del entretenimiento”.

Reggie tiene 32 años de edad; Obama, 51. Para parecerse al presidente, utiliza un kit con maquillaje y vestuario que prepara varios minutos antes de salir a escena. Sus gestos y voz fueron cuidadosamente copiados del discurso y la forma de actuar del hombre más poderoso del mundo.

“Entre Obama y yo hay miles de similitudes no sólo físicas. Incluso en su historia y la mía. Mi mamá también era blanca casada con un hombre de color. Nuestra madre quedó soltera y sostuvo el hogar. Vivimos en Chicago y debimos desde jóvenes trabajar para ayudar a nuestra familia. Creo que tenemos mucho más en común de lo que aparentamos”.