Audiencia de Álvaro Uribe: se acabaron las 'largas'

9 Julio 2021, 08:00 AM
Share
La Corte Suprema de Justicia confirmó que la audiencia de Álvaro Uribe no se aplazará y se realizará el próximo 22 de julio.
Créditos:
Centro Democrático

Se acabaron las largas para la audiencia de Álvaro Uribe, en la que el fiscal Gabriel Jaimes destapará sus cartas y argumentará ante la jueza 28 penal de conocimiento de Bogotá el porqué considera que el proceso penal que cursa contra el expresidente por supuesto soborno y fraude procesal debe terminar en preclusión.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia rechazó la medida cautelar solicitada en el marco de la tutela que interpuso Deyanira Gómez, exesposa del considerado testigo estrella en este caso Juan Guillermo Monsalve.

En la acción se pedía al alto tribunal que ordenara suspender la audiencia de solicitud de preclusión que, por el momento, está programada para el próximo 22 de julio. 

Tras analizar la solicitud, la Corte Suprema indicó: "No se observa que en grado de necesidad y urgencia concurra alguna situación que amerite la intervención del juez constitucional, toda vez que el interesado no acreditó la inminencia de algún suceso que conlleve inexorablemente la causación de un perjuicio irremediable, antes de culminar el lapso perentorio en que se fallará la presente acción. En consecuencia, se niega la solicitud de la medida provisional”.

Cabe resaltar que la tutela que interpuso Deyanira Gómez busca que la Corte Suprema de Justicia la reconozca como víctima en medio de este proceso contra Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos.

En abril, la jueza 28 penal de conocimiento de Bogotá le entregó esta acreditación tras acoger, de manera parcial, los argumentos presentados por su abogado Miguel Ángel del Río. Sin embargo, días después el Tribunal Superior de Bogotá revocó esta decisión y, por esa razón, su representante presentó la tutela ante la Corte Suprema alegando vulneración a sus derechos.

Trabas para realizar la audiencia
 

Esta no es la primera vez que Deyanira Gómez solicita que la audiencia de preclusión para Álvaro Uribe sea aplazada.

A principios de junio, se hizo esta misma petición a la jueza 28 penal con el argumento de que se debía esperar a que la Corte Suprema tomara una decisión de fondo sobre su acreditación como víctima.

Sin embargo, la funcionaria judicial indicó en ese momento que no se aplazaría la audiencia de Álvaro Uribe porque "no había ningún obstáculo" y fijó la fecha para el pasado 24 de junio. 

A pesar de esto, la diligencia tampoco se pudo realizar ese día por cuenta de una incapacidad del fiscal Gabriel Jaimes y porque el exvicefiscal Jorge Perdomo, quien alega ser una de las víctimas, presentó una excusa porque para la misma hora tenía programada otra audiencia en la que funge como abogado defensor.

Tras esto, la jueza reprogramó la audiencia de solicitud de preclusión para el próximo 22 de julio y aseguró quede ser necesario, se citará a las partes los días 23, 26 y 27 del mismo mes. 

¿Qué pasará en esa audiencia de solicitud de preclusión?
 

La idea es que, en esa diligencia, el fiscal Gabriel Jaimes exponga el porqué considera que la investigación que cursa en contra del exmandatario por la supuesta comisión de los delitos de soborno y fraude procesal debe precluir bajo estas dos causales: atipicidad del hecho investigado y ausencia de intervención del imputado en el hecho investigado.

El delegado de la Fiscalía solicitó esta figura jurídica alegando que, para el ente investigador, no existen suficientes elementos materiales probatorios que demuestren que el Uribe Vélez sí cometió estos delitos que, anteriormente, la Corte Suprema de Justicia le atribuyó. 

El abogado Juan Camilo Sanclemente explicó en anterior diálogo con KienyKe.com que, una vez el fiscal Gabriel Jaimes termine de sustentar los motivos de la solicitud de preclusión, intervendrán las partes -defensa del expresidente, víctimas, Ministerio Público- para expresar su postura y, al final de cuentas, será la jueza quien tomará cartas en el asunto y decidirá a quién le da la razón.


“En cualquiera de los dos escenarios vienen los recursos de ley.  Es decir, alguna de las partes podrá apelar la decisión y le corresponderá al superior jerárquico decidir, que en este caso es el Tribunal Superior de Bogotá”,  dijo.

Y agregó: “Si aceptan la preclusión el proceso llegará hasta ahí y, si no, la Fiscalía podrá reunir nuevos elementos para volverla a solicitar esta figura”. 

Escuche las noticias más importantes del día:

KienyKe Stories