General Atehortúa declaró en Fiscalía por supuesto caso de corrupción

Publicado por: gabriela.garcia el Lun, 30/11/2020 - 11:55
Share
La diligencia se desarrolló desde las 8:00 a.m. en las instalaciones del ente investigador ante un fiscal delegado para la Corte Suprema de Justicia.
General Atehortúa declara en Fiscalía por supuesto caso de corrupción

El general Óscar Atehortúa, director de la Policía Nacional, rindió interrogatorio ante la Fiscalía General en medio de una investigación que se adelanta por un supuesto caso de corrupción en el departamento de Tolima. 

La diligencia se desarrolló desde las 8:00 a.m. en las instalaciones del ente investigador ante un fiscal delegado para la Corte Suprema de Justicia en razón de su fuero constitucional.

Según confirmaron fuentes de la Fiscalía a KienyKe.com, fue el mismo general Atehortúa quien pidió ser escuchado para aclarar estos hechos. 

¿Cuál es el proceso?

Este es el mismo caso por el que se le adelanta un juicio disciplinario en la Procuraduría General. El general Atehortúa responde por cuatro cargos que fueron calificados a título de “dolo”, pues se le señala de haber participado en las irregularidades registradas de un contrato para la construcción de viviendas fiscales CENOP en el municipio de San Luis, Tolima.

Según el Ministerio Público, se identificaron aparentes faltas en el trámite que dio a la acciones disciplinarias por estos hechos cuando ocupó la Inspección General, una supuesta extralimitación de funciones y tráfico de influencias en su actual cargo.

En primer lugar se le cuestiona que, en su calidad de director general del Fondo Rotatorio, pudo haber cometido una “falta gravísima” por participar, entre el 26 de diciembre de 2014 y el 17 de diciembre de 2015, en la ejecución del contrato 117-3-2011, “con el presunto desconocimiento del principio de responsabilidad, al haber faltado probablemente a su deber de adelantar la revisión sobre la obra ejecutada y velar por la buena calidad del objeto contratado”.

Por otro lado, se reprocha que el oficial, en su calidad de inspector general de la Policía, entre el 19 de junio y el 13 de diciembre de 2018, no se declaró impedido para conocer el expediente disciplinario P-INSGE-2018-175 , el cual estaba relacionado con las presuntas irregularidades en la construcción del proyecto de viviendas fiscales CENOP, "pese a la eventual existencia de un interés directo sobre la actuación, con lo que pudo haber incurrido en falta gravísima”.

El tercer cargo tiene que ver con una presunta extralimitación de sus funciones. Según dijo el órgano de control, se cuestiona que Atehortúa hubiera acudido a un capitán de la institución para que verificara la actuación adelantada en el proceso por los hechos de la construcción de las viviendas fiscales, “que conocía el Grupo de Procesos Disciplinarios de Primera Instancia de la Inspección General, y le suministrara una línea de tiempo del expediente, lo que constituiría una falta grave". 

Por último, se reprocha que, aparentemente, el director de la Policía utilizó de manera indebida la influencia derivada del ejercicio de su cargo para que el inspector general de la institución, el mayor William René Salamanca, no diera curso a una actuación disciplinaria que se estaba adelantando por las  posibles irregularidades ocurridas en ese proyecto que, según la Procuraduría, “podía resultar comprometida su responsabilidad, lo que representaría una falta gravísima”.