El colmo del Fiscal: que sea capturado por corrupto su fiscal anticorrupción

Foto: Twitter

El colmo del Fiscal: que sea capturado por corrupto su fiscal anticorrupción

13 de julio del 2017

Por: @CifuentPatricia

Mucho se ha comentado sobre la reciente captura, por corrupto, del fiscal anticorrupción. Los colombianos ven entre sorprendidos e indignados cómo Néstor Humberto Martínez Neira, Fiscal General de la Nación, se lava las manos utilizando un “me fue infiel”, muy por el estilo del “todo fue a mis espaldas” de hace unos años o el reciente “me acabo de enterar” de Santos a propósito del escándalo de Odebrecht, que por demás no se ha resuelto y donde también están implicados Néstor Humberto Martínez y Luis Gustavo Moreno, ex fiscal anticorrupción.

Moreno es acusado de  extorsionar al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons por un millón de dólares, de los cuales le alcanzaron a entregar diez mil. La extorsión era para taparle los problemas legales, desacreditando a los testigos que daban pruebas contra Lyons y manipulando a los fiscales que llevaban las investigaciones. El país se entera de lo que está pasando, no por actuación de la Fiscalía General, sino gracias a investigaciones adelantadas por Estados Unidos.

En rueda de prensa convocada el pasado 6 de julio de 2017, el senador Jorge Enrique Robledo afirmó: “El problema mayor es que no podía haber nombrado a Moreno de fiscal, es un error garrafal, es absolutamente inaceptable, muy bobos o muy vivos, Moreno ya era un corrupto cuando lo nombraron de fiscal. Néstor Humberto lo nombra en octubre y en noviembre ya estaba extorsionando a Lyons. De fuentes de toda respetabilidad, sé que desde hace tiempo era vox populi, que era un personaje sospechoso, indeseable, que no era de fiar, que se supone es la primera garantía que se debía mirar. Caracol y la Silla Vacía afirmaron que, José Luis Barceló, vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia le advirtió al fiscal acerca de las actitudes éticas de Luis Gustavo Moreno. Son hechos de una gravedad inaudita sobre los cuales el fiscal no dice ni pío” (http://bit.ly/2sUBnMp)

Si fuera un fiscal eficiente, Martínez nunca hubiera nombrado en tan alto cargo a Luis Gustavo Moreno. El solo hecho de que su esposa fuera acusada por transportar casi media libra de cocaína a Europa debería haber bastado para descartarlo de plano. Martínez debe entonces responder políticamente por las actuaciones de su fiscal anticorrupción y por Odebrecht, que se ha ido diluyendo con los nuevos acontecimientos.

Cómo lo afirma María Ximena Duzán en su más reciente columna “Ni en el tema de Odebrecht ni en el de Canal de Isabel II las investigaciones se han movido”: “En el escándalo de Odebrecht, la Fiscalía se quedó en los peces chicos. Luego de casi seis meses de que se destapó el escándalo, pese al material probatorio, la audiencia de imputación contra el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo se sigue aplazando. El señor Roberto Prieto, gerente de la campaña presidencial del presidente Santos de 2014, sigue fresco contratando con Presidencia sin que la Fiscalía lo haya tocado, y Alejandro Char y los Gerlein ni siquiera han sido llamados a dar su versión a la Fiscalía por la investigación del Canal de Isabel II” (http://bit.ly/2sCpCWO)

No es posible que en un país serio pasen semejantes cosas y que el Fiscal General de la Nación ni se inmute. Muy seguramente si hubiera estado en manos del Martínez Neira, nunca habría estallado semejante problema. Luis Gustavo Moreno es su amigo y ha estado relacionado con importantes políticos nacionales. Fue contratista de la comisión de acusaciones de la Cámara de Representantes, aspirante a la Personería de Bogotá, abogado de Germán Varón Cotrino, quien es muy cercano a Germán Vargas Lleras. Pero Martínez quiere hacer creer a los colombianos que Moreno no tiene vínculos políticos y que nadie presionó para que fuera fiscal anticorrupción.

Más grave aún, escándalo tras escándalo, y no pasa nada con Martínez Neira. Es intocable porque hace parte de ese círculo reducido que ha mal gobernado este país por décadas. Es el ejemplo perfecto del “usted no sabe quién soy yo”.

Ha sido ministro de muchos presidentes; fue gran recaudador de fondos para la campaña presidencial de Santos 2014; ha sido abogado del hombre más rico de Colombia; tiene y ha tenido el respaldo de Santos, de Vargas Lleras y del Centro Democrático.

Tal es el nivel de concupiscencia que como lo informó noticias uno, los mismos magistrados que eligieron al Néstor Humberto Martínez, se prestan hoy para recibir una denuncia por injuria y calumnia interpuesta por el Fiscal contra el senador Jorge Enrique Robledo (http://bit.ly/2sWIEv6), quien en varias ocasiones ha demostrado con pruebas contundentes las malas actuaciones de Martínez Neira y sus amigotes.

Según declaraciones del senador Robledo en Semana en vivo, esta actitud del Fiscal es un acto de matoneo ilegal para asustar a los colombianos, atacando el derecho al control político que es constitucional y legal (http://bit.ly/2t1tZ1O). Además contra una persona que le ha hecho frente a la corrupción, esto no es más que un intento por silenciarlo .

No puede ser que todos estos politiqueros sigan irrespetando al país, desbaratándolo a su antojo y quedándose con los recursos que deberían ser destinados para las buenas gentes de Colombia, que son la mayoría, que se mueren en las puertas de los hospitales, porque no hay dinero para tener un sistema de salud adecuado o educación de calidad o infraestructura apropiada, mientras que los mismos con las mismas llenan sus bolsillos a costa del bienestar de los colombianos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.