La emboscada contra Laura Gil en BluRadio

12 de septiembre del 2013

Hace poco, mientras escuchaba Bluradio, fui testigo de uno de los momentos más deprimentes de la historia de la Radio Colombiana.

La periodista Colombo-uruguaya Laura Gil, reconocida internacionalista que viene ejerciendo desde hace varios años en el país, renunciaba a su puesto en esa emisora, cansada de luchar contra las prácticas excluyentes de sus compañeros en la mesa de trabajo. No, este no es un memorial de agravios feminista y sin sentido, como muy seguramente lo calificará Mauricio Rubio (quien pese a ser un detractor acérrimo de las feministas se empeña en escribir y hablar sobre ellas). Es más bien una protesta formal y un llamado a que nos pongamos a pensar porqué en este país las opiniones de las mujeres no tienen el mismo eco que las de los hombres.

Quienes en algún momento escucharon la emisora, pudieron ver que Laura debía luchar para que la dejaran hablar, y cuando lograba hacerlo, Felipe Zuleta caía sobre ella de inmediato a desautorizarla, muchas veces siendo  irrespetuoso y cuestionándola como profesional. La pregunta es: ¿Por qué lo hacía? No vi una conducta similar de Zuleta frente a ninguno de sus compañeros de trabajo, (Todos hombres). Cuando le preguntaron por qué no dejaba hablar a Laura, Zuleta solo decía  ” Es normal disentir, yo peleo con todos y es normal ” (Vean el audio que está disponible en la web  bluradio.com).

Laura Gil, Kienyke

Sí señor, a lo mejor discutía con todos, pero nunca les decía ridículos, o hablaba por encima de ellos. ¿Por qué hacerlo con Laura Gil? ¿Le inspiraba menos respeto? El lio no es que le valoren la opinión solo por ser mujer, sino que en efecto la dejen expresar su punto de vista.  Por otro lado, Zuleta esta validando una práctica supremamente molesta de la Radio Colombiana, que es volver el debate periodístico un despelote magnánimo en donde todos se gritan, y  el que habla más duro, es el mejor. En esos espacios que una columnista que admiro mucho calificó  acertadamente como ” pelea de gallos”, no cabemos las mujeres, según parece. A veces me pregunto que pensará una persona extranjera que escuchara nuestra radio.  No, Dr. Zuleta, no es normal que para opinar las personas deban tratarse a las patadas y hablar al mismo tiempo.  Por ese lado, celebro la salida de Laura de ese espacio: Podrá preservar su salud mental de ese maremágnum de testosterona. Perdieron una gran periodista, y nos quedamos sin una opinión autorizada sobre las dinámicas internacionales. El pecado de Laura fue disentir, no estar de acuerdo con la Mesa de Trabajo sobre la perdida de mar territorial que tuvimos ante Nicaragua. Parece que de Néstor Morales para abajo, nadie en Blu Radio sabe admitir opiniones contrarias.

Que me desmientan las periodistas del país si me equivoco, pero creo que estamos viviendo un momento de “inclusión formal” de las mujeres en la radio de opinión y espacios en donde antes no estaban como el periodismo deportivo, pero en donde les toca estar bajo la batuta de un Caballero para que les crean.

El problema no es solo de Bluradio, ni solo de exclusión de las mujeres: Nuestra radio está en crisis. El lio es que ya no queda donde escuchar  un periodismo decente. Que opciones tenemos? ¿Aguantarnos a don Albertico Casas en la W informando sobre los cocteles en el nogal? ¿Escuchar a Vicky Dávila y sus opiniones sobre ” 50 shades of grey”? Estoy segura que el periodismo Colombiano tiene mucho más que ofrecer. El lio es que mientras los mismos 3 personajes sean los dueños de todos los medios de comunicación, vamos a quedar escuchando lo que ellos quieran. Para la muestra el botón de la cadena Radial Todelar: El grupo Santodomingo y el Ardila Lülle están como aves de rapiña esperando el resultado del pleito existente entre los hijos de los fundadores de esa emisora para quedarse con los restos. (Vean esta nota: http://www.semana.com/nacion/articulo/llega-todelar-juicio-radio/356120-3). La pregunta que hay que hacerse aquí es: ¿Cuál es la postura del gobierno frente a la posición dominante de los grupos económicos en los medios de comunicación?. Mintic nada dice al respecto.

Así las cosas, ya que no se puede ver  televisión, ni escuchar radio, en este pais aplica más que nunca ese adagio popular: Apague y vámonos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.