La tusa de Uribe

La tusa de Uribe

1 de Octubre del 2015

Mientras el Centro Democrático publicaba el comunicado de prensa en el que se denunciaba categóricamente la acción bélica de las Farc en contra de la plataforma lunar, que habría causado una proliferación de un color negro rojizo en la superficie satelital como consecuencia de un ataque con misiles para llamar la atención mundial, Uribe lloraba la tusa de haber sido engañado, perdiendo el poder presidencial.

Y es que si cuando a uno le rompen el corazón por amor es duro, imagínese usted querido lector, el peso y el dolor que debe traer consigo el haber sido engañado estratégicamente por alguien que estuvo de su lado, defendiendo sus ideales, y prometiendo continuar con su legado, para que meses después, se la juegue con su peor enemigo.

Lo de Uribe, no ha sido fácil. Yo lo entiendo, y desde esta columna lo acompaño en su dolor. Además del problema psicológico que tiene el expresidente con el anhelo por el poder, parece que realmente es para él imposible aceptar no ser el autor de uno de los hechos más importantes en la historia de Colombia.

Esa parece ser una tusa de nunca acabar. Pero es que debe ser verdaderamente difícil  ver la imagen en los diarios del mundo de su ex amor apretando la mano del que significa su peor contradictor, su más declarado enemigo. Ya me lo imagino en un rincón de su habitación, arrodillado contra la esquina de la pared, llorando a mares mientras sostiene la foto de aquellos días en las que las únicas manos que se juntaban en saludos inolvidables eran las de él junto a las del traidor indigno.

Luego del rompimiento, Uribe ha escandalizado al país hablando mal de Santos. El rencor se apoderó de su espíritu y cometió un error imperdonable de los entusados. Llevó su vida personal a las redes sociales, se despachó a diestra y siniestra en contra de quien bien o mal, en el pasado le regaló tantos momentos inolvidables. Lo de Uribe ya es todo un capricho, busca llamar la atención, ignorar la realidad, y no superar el pasado, sino por el contrario afianzarse en él para que cuando el cura pregunte si alguien se opone al matrimonio entre el Presidente y Timochenko, él pueda aparecer de la nada en un caballo blanco con un tinto y un sombrero vueltiao cual zorro paisa, a impedir la grandiosa boda.

-Santos, ¿cómo pudiste?- ¿Acaso ya te olvidaste de los falsos positivos que generamos juntos?, o ¿de los 6 millones de desplazados que ayudamos a alejarse de sus tierras? Juntos le hacíamos bromas a los de la Corte Suprema, tú me ayudaste a bombardear a Ecuador, junto a ti yo edifiqué mi política de seguridad democrática en contra de este bandido, ¿cómo puedes estar ahora delante de él, a punto de besarlo? Hipócrita, traidor, cínico-

La paz ya está a un paso, y a los uribistas se les acabaron los argumentos, con los que defendían que el Gobierno le estaba entregando el país a las Farc, y a la izquierda. Entre 5 y 8 años de cárcel, para los miembros de la guerrilla, es el mismo acuerdo que se gestó en el proceso de Justicia y Paz de Uribe y si en eso hay impunidad, entonces hay que reflexionar seriamente sobre lo que le dejó al país ese momento histórico en el que se les calló la boca a los duros de las autodefensas, poniéndolos en un avión hacia Estados Unidos.

@santiagoangel66

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.