Los Urabeños de Visaje no se quieren ir de Cúcuta

2 de mayo del 2012

Los últimos golpes de la Policía a  Los Urabeños han puesto en evidencia no solo la guerra que libran contra Los Rastrojos por el control del narcotráfico en la región, sino la ruptura interna que esa banda criminal sufrió por la negativa de Carlos Andrés Palencia González, alias Visaje, de marcharse de Cúcuta.

Según el coronel Álvaro Pico Malaver, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), numerosos hombres, exintegrantes en su mayoría de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), que operan bajo el mando de Visaje en el área metropolitana, estarían enfrentando a muerte a Los Rastrojos, quienes reciben órdenes de alias El Ingeniero.

“Los últimos descubrimientos, como consecuencia de las capturas en las operaciones Safari y Tenaza, apuntan a que Visaje se habría quedado solo en la región con un grupo de hombres que, al igual que él, se negaron a irse a pesar de que la gran mayoría de los urabeños, o se fueron o han sido arrestados”, precisó el oficial.

En recientes acciones cayeron en poder de la Policía 22 miembros de esa bacrim y se les incautó abundante material de guerra.

Cusumbo el ‘rompedor’

Dentro de la génesis de Los Urabeños, alias Cusumbo, contra quien las autoridades han enfilado baterías para cazarlo, fue el que ‘abrió el camino’ en la capital de Norte de Santander para que más miembros de esta bacrim llegaran provenientes de Urabá, Antioquia y Córdoba.

“Alias Cusumbo es lo que al interior de esas bandas criminales llaman un ‘rompedor’, el que envían a un lugar para que a sangre y fuego abra espacio y gane terreno. Eso fue lo que él hizo cuando llegó a Cúcuta enviado por Visaje, luego de que este se fugara el 10 de noviembre de 2010 en Montería”, sostuvo el coronel Pico.

Una vez Los Urabeños lograron imponerse en la ciudad con las dos masacres registradas el año pasado, el 29 de mayo y el 7 junio, Visaje se habría asentado, llegando a controlar la zona fronteriza de La Parada, Ureña (Venezuela) y Villa del Rosario.

Sin embargo, Los Rastrojos siguieron siendo fuertes en los barrios Belén, La Libertad y la zona denominada como La Finca, que va desde El Salado hasta Puerto Santander.

La repartición que Visaje no respetó

Para las autoridades es claro que, luego de que se hiciera pública la reunión llevada a cabo en el Valle del Cauca entre delegados de Los Rastrojos y Los Urabeños, en la que se habrían repartido ciertas zonas del país claves para ellos en el negocio del narcotráfico, se abrió un nuevo horizonte en el conflicto en Cúcuta y Norte de Santander.

Según el comandante de la Mecuc, en esa cita de las bacrim se habría acordado que esta zona fronteriza  quedaría en manos de Los Rastrojos, pero Visaje se negó a irse y decidió operar bajo una nueva franquicia. En este nuevo proyecto criminal, Visaje no contó con el apoyo de alias Cusumbo, quien se habría marchado hacia la zona de Córdoba y Urabá.

“Las Autodefensas Unidas de Norte de Santander Nueva Generación, que han amenazado a Los Rastrojos con grafitis en algunas zonas del área metropolitana, son hombres que operan bajo las órdenes de Visaje. Como no lo pueden hacer con el nombre de Los Urabeños, adoptaron este nuevo remoquete”, detalló el comandante de la Mecuc.

La disputa es por el narcotráfico

La captura de los 13 urabeños en zona rural de El Zulia, el pasado 19 de abril, logró demostrar lo que desde mediados de 2011 se ha sostenido: la disputa entre urabeños y rastrojos por el control del narcotráfico es a muerte.

“En los últimos días hubo un ataque a la casa de alias Guadaña y alias Cordobés, comandantes de Los Rastrojos, en Puerto Villamizar (corregimiento de Cúcuta). Ese ataque nos confirmó que Los Urabeños quieren meterse a como dé lugar en La Finca, especialmente en Puerto Santander”, apuntó el coronel Pico.

Ese cordón fronterizo, donde las bandas criminales tienen cristalizaderos de coca, se ha vuelto la joya de la corona para urabeños y rastrojos.

Según el coronel Pico, “la banda que logre imponerse, será la que maneje el narcotráfico, las extorsiones y el contrabando de gasolina en la región”.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.