Necesito una explicación.

9 de diciembre del 2013

Este blog de hoy, el primero después de un tiempo de no haber escrito, lo hago con motivo de denunciar o solicitar una explicación, de un comportamiento (no sé si aislado o en masa), que lo único que genera es venderle falsas ilusiones a personas inocentes bajo un escudo de una noble causa. En temporada pre electoral no es de sorpresa la imagen de jóvenes o personas recogiendo firmas, en  muchos casos, para grupos significativos de ciudadanos, es decir, candidatos sin partido. Esto no está mal, en últimas, todos tenemos derecho de escoger y ser escogidos, y más, si tenemos a muchos ciudadanos apoyándonos con una firma. El problema real radica en cuando se engaña a las personas para obtener firmas, ocultándoles el objetivo, misión, visión y propuestas, del grupo que recoge o requiere las firmas y por el contrario, diciendo que las firmas son para apoyar, en el caso del que fui testigo, a los campesinos u/o para la recuperación de los páramos.

Me encontraba casualmente sentado en una silla y se me acercaron dos jóvenes solicitándome una firma, al principio no le había prestado importancia, al punto que dí mi nombre y mi cédula, aún con la duda les pregunte: ¿Esto pertenece algún partido? A lo que ellos me respondieron de manera muy segura -No, es solo para apoyar a los campesinos y la recuperación de los páramos- (Eran dos firmas, en dos papeles lo cual se me hizo lógico) Al fijarme más note el sello de la registraduría, y el titulo de presidencia y senado 2014-2018, a lo que les pregunte el motivo de esa clasificación, me dijeron, -Ambas propuestas van por parte de la presidencia y el senado-  A lo que les conteste que cómo es posible que hayan propuestas de un cuerpo como el senado o inclusive presidencia, que aún no han sido escogido y no han comenzado a legislar. Después de eso, leyendo más a fondo el documento, note que era para la candidatura de presidencia y senado de un grupo significativo de ciudadanos, el cual aparecía bajo del nombre de dignidades por Colombia, revise y efectivamente el documento, en ambos casos, aparecían las firmas de los candidatos y todo lo correspondiente a un documento de registro de un “G.S.C” a las elecciones. Inmediatamente deje de firmar, y les dije a los jóvenes que me negaba a firmar, a lo que por lo visto, ellos no tenían ni idea y solo estaban replicando ordenes de alguien, según comentaron ellos.

Averiguando note que el GSC Dignidades por Colombia efectivamente existía, por lo cual, ya sabía que no era un fraude para sacarme información, y que este, está liderado o encabezado por Cesar Pachón, alguien que a mi parecer no tiene el perfil de ser alguien quién le vendería mentiras a Colombia para lograr sus objetivos. Líder campesino, alguien que de por si debería saber el efecto que tienen las mentiras sobre el “pueblo”. Tengo que aceptarlo, lo poco que he visto de esta persona me hace pensar en que es una muy buena opción y es alguien con los horizontes claros, pero que después de este incidente, me hace exigir respuestas.

Cortando el detalle de lo que sucedió después, noté que habían sido muchas las personas que habían firmado, entre esas, casi firmo yo (lo hubiera hecho, de no ser por el incidente). Espero y tengo la esperanza de que eso haya sido un caso aislado y no más, pero de no ser así, es preocupante que las aparentemente “alternativas” de este país, que anda con una incertidumbre de quién ganará las próximas elecciones, engañen a los demás con mentiras  o escudados en causas como las del campesinado colombiano o las causas ecológicas de los paramos. Si bien Carlos Pachón es un líder campesino, peras no son iguales a manzanas, y las firmas eran para candidatura, no para eso que estaban afirmando. Si eso sucede con las “alternativas”, con un grupo de ciudadanos “inconformes” con el gobierno actual, no quiero saber, qué será del futuro político de este país si ellos son escogidos.

Además de lo anterior invito a las personas,  muchas veces calificadas con el sobre valorado calificativo de “pueblo”, que tengan cuidado, el poder en estos tiempos está en manos de cada uno, el poder del “pueblo” es tan grande que los candidatos lo saben, pero ellos también saben la poca cultura política que tenemos o que por la pereza de leer o nuestra inocencia, damos firmas sin saber para qué. Es por eso, que no solo estos grupos sino que también los partidos políticos muchas veces optan por estos escudos ocultando el objetivo real de esas firmas. Por eso, que los primeros para detener esos actos de corrupción y fraude, somos los mismos electores.

Para finalizar, quisiera que por parte del Grupo significativo de ciudadanos: Dignidades por Colombia, se diera una explicación de si esto fue un caso aislado o es algo que se ha venido repitiendo constantemente, porque hasta donde he podido comprobar, no ha sido solo una vez en la que un partido político o grupo significativo de ciudadanos recoge firmas escondiendo las causas reales.

Igualmente, revisando la pagina de Dignidades por Colombia efectivamente veo que las firmas que estaban recogiendo ese día son para candidatura de presidencia y candidatura de Senado, por lo cual, tengo la esperanza de afirmar que solo fue un caso aislado.

Pagina de dignidades por Colombia: http://dignidadesporcolombia.com.co/

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.