Con cartas no es

30 de octubre del 2018

No alcanzaron a pasar dos meses desde que la Fiscalía General de la Nación señaló que, al interior de la Jurisdicción Espacial para la Paz, existía una red de corrupción encargada de adjudicar contratos del Fondo Colombia en Paz y que dicha red estaba liderada por Marlon Marín (sobrino de Iván Márquez), cuando el país […]

Con cartas no es

No alcanzaron a pasar dos meses desde que la Fiscalía General de la Nación señaló que, al interior de la Jurisdicción Espacial para la Paz, existía una red de corrupción encargada de adjudicar contratos del Fondo Colombia en Paz y que dicha red estaba liderada por Marlon Marín (sobrino de Iván Márquez), cuando el país se enteró que la justicia de los Estados Unidos había solicitado en extradición a Jesús Santrich, por estar presuntamente vinculado en una conspiración para exportar diez toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos.

Tres meses después, la secretaria ejecutiva de la JEP y otros funcionarios de la entidad, fueron citados a interrogatorio por parte de la Fiscalía General de la Nación, ante la existencia de una serie de irregularidades que se habrían presentado con las autorizaciones para que importantes líderes guerrilleros como Iván Márquez y Pastor Alape, salieran del país.

Y no siendo suficiente, este fin de semana una vez más la JEP vuelve a dar de que hablar, esta vez, por cuenta de la negativa de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias ‘El Paisa’, quien fue el único de los 31 excombatientes de las FARC que no se presentó ante el tribunal, para brindar información respecto de lo que ellos denominan (la JEP) “retenciones ilegales” o lo que es lo mismo, brindar información sobre la política criminal del secuestros extorsivos, como medio para sembrar terror entre los colombianos durante su “permanencia” en la agrupación criminal.

Después de estos y otros escándalos, la JEP continúa sin pronunciarse sobre la extradición de Santrich, guarda silencio sobre el desfalco al Fondo Colombia en Paz, no aclara las salidas irregulares que realizaron algunos guerrilleros fuera del país -hechos por los cuales también investigan a Néstor Raúl Correa-, sigue sin pronunciarse sobre el inventario de las FARC y tampoco profiere juicios de valor, sobre el hecho de que Iván Márquez y El Paisa hayan abandonado su lugar de concentración en Miravalle. En este punto, no sabemos qué significa para los magistrados incumplir el acuerdo pactado.

Sin embargo, lo que si sabemos y si ha hecho la JEP, es ampliar el plazo para que el Paisa, comparezca (con su escrito) hasta la medianoche de hoy, generando con ello, que los colombianos nos llenemos de más dudas y desconcierto por la forma en la que los magistrados están administrado la parte del post conflicto que les corresponde, esto es, impartir “justicia”, buscar la verdad y reparar las víctimas.

Así lo único que está claro para nosotros, es que mientras sus abogados manden cartas, y los cabecillas sigan en la clandestinidad delinquiendo y sembrando terror, eso no es cumplir la ley, eso es burlarse de las víctimas y del país. @samuelhoyosm

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO