La nueva izquierda

La nueva izquierda

26 de marzo del 2018

En diversos países del mundo se habla mucho del surgimiento de una nueva izquierda, pero en realidad la mayoría de los recién creados partidos que han surgido, pretendiendo sustituir a los socialista,  hoy en su gran mayoría social demócratas, son un retorno nostálgico a las estructuras políticas que imperaron en Europa en el Siglo XX.

Ejemplos como en el caso de ‘Podemos’ en España y el ‘PSUV’ en Venezuela no son una manera novedosa de aplicar políticas sociales más avanzadas en sus países, ya que particularmente los partidos comunistas con un esquema organizativo, en el que predominaba lo que se llamaba el centralismo democrático, no hacían otra cosa que aplicar el control absoluto de la organización política por el Secretario General del Partido o líder máximo; tal cual como lo fueron en su tiempo Lenín y Stalin, así como luego en Europa y América Latina figuras relevantes como Palmiro Togliatti, Maurice Thorez, Santiago Carrillo, el Mariscal Tito,el gran líder de Yugoslavia, Mao Tse Tung y Fidel Castro.

Todos estos personajes fueron, de alguna manera, emblemáticos y tuvieron gran impacto en sus respectivos países aunque, salvo Tito y Mao, siempre estuvieron ligados a lo que señalaba el PCUS es decir Moscú.

Con la caída del Muro de Berlín y la desintegración del partido comunista de la Unión Soviética, así como con los cambios ocurridos con el partido comunista chino después de Ten Tsiao Ping y con la aparición, a finales de los años 60, del llamado eurocomunismo, solo permaneció como referente de importancia el partido comunista cubano que bajo el mando de los hermanos Castro mantuvo siempre una adhesión ideológica y organizativa afín al estalinismo.

Hoy, en el caso de Podemos y del PSUV, detrás de un mensaje ideológico críptico, lo que prevalece es una nueva modalidad del centralismo democrático encabezada por Pablo Iglesias e intentando hacerlo en Venezuela Nicolás Maduro, por eso su intento de acabar con los militares que fueron afines a Hugo Chávez y que ahora son el obstáculo principal a su intento hegemónico de convertir a Venezuela en una nueva Cuba.

Ese modelo denominado en nuestra región como el socialismo del Siglo XXI tuvo un cierto auge en su principio, en gran parte por la figura de Chávez pero sobre todo por la amplia cartera que le permitía apoyar a organizaciones políticas y personalidades relevantes en muchos países de la región. En el caso de Colombia fue notoria su relación y apoyo a las Farc y al ELN, así como lo hacen con la actual candidata presidencial, Piedad Cordoba.

Este intento de perfilar una alternativa de la supuesta nueva izquierda ha ido desplomándose tanto en España como en Venezuela, sin embargo no por ello debe considerársela como extinta.

En otros países resurgen como el Ave Fénix personalidades políticas que, sin asumir una identificación conceptual o ideológica, persiguen por otras vías y con otros nombres restablecer un modelo político similar a pesar de que el tiempo histórico muestra claramente su fracaso económico.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.