La visita del Papa: ¡Negociazo!

La visita del Papa: ¡Negociazo!

4 de Agosto del 2017

En todo un ‘negociazo’ para los organizadores de la visita del Papa Francisco a nuestro país se ha convertido la presencia del Prelado Argentino, porque como van las cosas, marca como un taxímetro, todo vale. Dinero a raudales. Asesorados, suponemos de los expertos en las nuevas plataformas profesionales de publicidad y mercadeo, cada paso del Jerarca vale y un dineral. Las empresas se han montado al bus promocional y los resultados son pingües hasta el momento.

Comenzando con la emsambladora de los automóviles encargada de los dos vehículos papales hasta el valor de las camisetas con la imagen de Francisco que ya se están ofreciendo. De genios hay que calificarlos porque todo está marcado por la registradora. El mensaje espiritual está embolatado en medio de tanto mercadeo. Un vuelco grande han dado los postulados de la Iglesia Católica desde su creación por mortales hombres a la fecha, cuando débil por la disidencia y la aparición de muchas otras empresas de fe no ha logrado modernizarse en su mensaje esperanzador a sus seguidores pero si en las técnicas de recaudar dinero y exprimir un acto de éstas dimensiones para enriquecer sus arcas.

Las cosas han llegado a su climax, al conocerse que los periodistas que van a cubrir la visita papal deben pagar ocho mil euros para subirse al avión que trae al Pontífice desde Roma y así cubrir los detalles de la misma. Pocos se han montado al avión de Alitalia contratado por el Vaticano para desplazar al Jerarca en sus visitas por aquello de la recesión económica que afecta a los Colombianos. No solamente es la platica que se debe consignar, además ellos deben cancelar el tiquete que los ubique en Roma, son por lo menos dos milloncitos, más el hotel, manutención, viáticos y demás. Haciendo cuentas cada uno de los comunicadores o la empresa para la cual trabajan debe salir por lo menos de cincuenta millones de pesos convertidos de los Euros para tener la oportunidad de estar más cerquita de Francisco. ¿Será que todos los bolsillos aguantan este tren de gastos? ¿Vale la pena la inversión en una época dónde la pauta publicitaria es tan escasa?

La verdad es que los aires renovadores en la Iglesia Católica se notan. Las nuevas generaciones saben mucho de las nuevas tecnologías de promoción y publicidad y las utilizan sabiamente. De otra manera no se habría organizado un reality para elegir el himno oficial de la visita del Papa, en el cual se inscribieron 465 propuestas de todo el país. Todo bien amarrado porque el tema ganador “Dimos el primer paso” fue el interpretado por el grupo “Músicos católicos unidos”, bastante soso en mi opinión pero vendedor al estar ligado a la presencia de tan importante líder universal. Todo queda en casa. La presentaron democráticamente al mejor estilo de las técnicas audiovisuales. Buen uso de las nuevas técnicas de promoción y publicidad.

La agenda de su Santidad está milimétricamente programada y vendida. Cada paso debe producir resultados, al mejor estilo de cualquier rock star o jugador de fútbol. Lo cierto es que el Papa Francisco ha resultado ser el mejor modelo vendedor de los productos emanados desde su sede y demostrado que en cuestiones de fe todo es un negocio. Aún falta un mes para su llegada, veremos que más estrategias se les ocurren a los asesores de su paso por el país para sacarle platica a su Santidad. Hasta el momento los ingresos por éste rubro suenan y muy bien. Que no se quejen los capitalinos protestando que son ellos quienes subsidian a Pacho en el país, aunque obvio, una buena parte de nuestros impuestos financiaran su seguridad y otras cositas. Pero los organizadores la están tornando en un negociazo. Definitivamente el negocio de la fe es sumamente rentable y más en un país como el nuestro que difícilmente cuestiona las viejas creencias llegadas desde el otro lado del océano. Esperaremos a conocer nombres de otros periodistas cubriendo desde Roma, porque hasta el momento son bien escasos. No todos tienen el músculo económico para subsidiarlo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.