Bunny Wailer y el final del reggae original

Publicado por: Erika Mesa Díaz el Mar, 02/03/2021 - 14:54
Share
Bunny Wailer murió a los 73 años de causas desconocidas este martes. Con él se llevó a la tumba los orígenes de un sonido que suena a anglo, a afro y a Caribe. Kienyke.com recuerda su vida.

La decisión de dos niños jamaicanos de convertirse en amigos cambiaría para siempre sus vidas, sus familias, los sonidos del Caribe, el arte y la sociedad. Uno de esos niños era el legendario Bob Marley, cuya vida se extinguió antes de la era digital por cuenta de un cáncer agresivo. El otro niño fue Bunny Wailer, quien se convierte en leyenda a partir de hoy.

El padre del niño Neville Livingston, quien crecería para convertirse en Bunny Wailer, conoció a la madre del pequeño Robert Marley y se sintió atraído por ella. Los pequeños amigos pronto se convirtieron en familia. De la relación de sus padres nació otra niña, Pearl.

Al crecer, Bob Marley y Neville Livingston conocieron a Peter Tosh, un niño abandonado por sus padres y fuertemente retado por la vida, pero que aprendió a interpretar música de forma autodidacta. Tiempo después, Tosh se convirtió en cuñado de Bunny Wailer al casarse con una de sus hermanas mayores, Shirley, y se convirtió en un miembro más de la familia.

Siempre estuvo interesado en triunfar con la música, pero perdió una audición por salir tarde de la escuela. Su popularidad llegó en grupo: la unión de los talentos de Wailer, Marley y Tosh, más la llegada de otros músicos más que reclutaron, dieron como resultado la banda The Wailers en 1963, una banda de ska fundada con los principios del culto rastafari.

Sus sonidos se hicieron icónicos en el reggae gracias al talento de sus músicos, la icónica voz de Marley y la contribución editorial de otras estrellas del género como Lee “Scratch” Perry.

Sin embargo, según el propio Bunny Wailer, la sinergia de los Wailers comenzó a deteriorarse por el interés de algunos integrantes en tocar en freak clubs (lo cual iba en contra del culto rastafari) y por movidas del productor, quien empezó a destacar la figura de Marley en las estrategias de mercadeo de la banda. Posiblemente las cosas se hicieron inmanejables durante los 14 meses que Wailer pagó en la cárcel por posesión de cannabis.

Tosh y Wailer salieron de los Wailers y la banda se reestructuró a favor de Marley. Wailer inició una carrera en solitario en la cual brilló en géneros como el disco y el dancehall. Tras la muerte dolorosa de Marley y los asesinatos del resto de exmiembros de los Wailers, Bunny Wailer fue homenajeado con la Orden del Mérito y se convirtió en el abanderado del legado de quien fuera su hermano adoptivo y la leyenda más visible de Jamaica.