Ferdinand de Lesseps

7 de diciembre del 2010

Ferdinand de Lesseps fue un hombre ambicioso, fértil y obsesionado con la unión de los mares. Como empresario aportó a la construcción de dos obras importantes del siglo XIX: el canal de Suez y en canal de Panamá. Pudo exitosamente concluir el primero que unió el Mediterráneo con el mar Rojo, e intentó con el […]

Ferdinand de Lesseps

Ferdinand de Lesseps fue un hombre ambicioso, fértil y obsesionado con la unión de los mares. Como empresario aportó a la construcción de dos obras importantes del siglo XIX: el canal de Suez y en canal de Panamá. Pudo exitosamente concluir el primero que unió el Mediterráneo con el mar Rojo, e intentó con el segundo unir al Pacífico con al Atlántico pero fracasó en 1889. Se casó dos veces, en su primer matrimonio tuvo cinco hijos y en el segundo una docena.

Antes de convertirse en empresario inició su carrera como diplomático a los 22 años por influencia de su tío. Estuvo en Lisboa, Túnez, Egipto, Rotterdam, Málaga, Barcelona, Madrid y terminó en Roma. Al culminar este ciclo y al recorrer diferentes naciones y niveles de progreso surgen las dos mega obras de infraestructura.

Estudió algunos proyectos sobre el Suez y redactó la propuesta que envío al gobernante de la época. Sin embargo, esta fue rechazada. Al poco tiempo Mehmet Said, amigo de Ferdinand, se posesionó y le dio el visto bueno a la obra que se firmó en poco tiempo. El trabajo se inició en 1859 y terminó 1869, con muchos honores. La inauguración fue una fiesta pagada por la compañía constructora para seis mil personas, el barco de la emperatriz Eugenia, parienta lejana de Lesseps, hizo el primer recorrido en el canal.

Gracias al éxito que obtuvo en su primera obra se fijó en la construcción del canal interoceánico que uniría al Pacífico y con el Atlántico. Una ruta peleada por algunas potencias para obtener beneficios comerciales. En 1880 inició los trabajos en Panamá, pero ante múltiples dificultades  en 1889 se disolvió la compañía y se abandonó la obra. Este fracaso se convirtió en uno de los peores escándalos financieros de Francia a finales del siglo XIX. En 1901 Estados Unidos se hizo cargo de la construcción del canal.

Ferdinand murió el 7 de diciembre de 1894, a los 89 años. En ocasiones sus ideas fueron criticadas, pero ahora se reconoce el avance y el desarrollo que han generado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO