Alcanzar la excelencia operacional

5 Mayo 2022, 09:06 AM
Share
Creado Por
Luis Betancur Correa
"La constante presión de la competencia es un gran incentivo para que las empresas implementen metodologías de excelencia operativa".

La sociedad enfrenta constantes cambios trascendentales e importantes en temas legislativos, políticos, económicos, sociales, tecnológicos, culturales, dando origen a transformaciones en todos los sectores; en donde los países han abierto sus fronteras permitiendo el libre tránsito de comercio  de bienes y servicios, y las empresas han sentido un fuerte impacto en su estructura y han luchado contra la resistencia para aceptar los cambios, generando que la calidad y la excelencia se estén convertido en factores claves de crecimiento, fomentando un ambiente que esta permitiendo acoger la calidad y la excelencia como parte fundamental del éxito, empresarial, personal y social.

Si bien la pandemia cambió los hábitos de las personas, muchas  marcas siguen apostando por mantenerse presente en su mente (top of mind) gracias a un modelo de creatividad, disciplina, servicio, mejoramiento continuo que incluye desarrollo de innovadores productos y/o servicios, centrados en las personas, de la mano  de una estrategia de excelencia operacional.

Por lo tanto la excelencia operacional, se puede definir como  la ejecución de mejores prácticas en la gestión empresarial, con una activa participación de los trabajadores, enfocados en el cliente, con una mentalidad y actitud de mejora continua, trabajo en equipo y una  gestión confiable, inclusiva, equitativa, sostenible y responsable, con el objetivo de utilizar la capacidad total de la empresa para ejecutar estrategias de optimización que garanticen la eficiencia operativa y alcanzar el éxito del negocio.

La auténtica fuente de competitividad, es un talento humano empoderado y comprometido, que emplee el tiempo en considerar las necesidades colectivas, para alcanzar objetivos en favor de los grupos de interés, soportados en el conocimiento, la experiencia y las tecnologías emergentes, con un alto nivel de gestión, aprendizaje, liderazgo, creatividad, innovación, proactividad y bienestar general.

Tom Peters y Robert Waterman, especialistas en practicas de gestión empresarial,  desarrollaron la estructura conceptual de la Excelencia Organizacional y publicaron (1982) el libro, “En busca de la excelencia”, dentro de un marco teórico de motivación y toma de decisiones en entornos volátiles e incertidumbre, característicos del momento actual, con una propuesta de excelencia delimitada en principios de empresas exitosas norteamericanas, por su calidad de gerenciamiento, como la inclinación para la acción, acercamiento al cliente, el espíritu empresarial, productividad personal, movilización alrededor de un valor clave, mantenimiento de la destreza central, una estructura simple con poco personal y una flexibilidad operativa y rigor simultáneos.

La constante presión de la competencia es un gran incentivo para que las empresas implementen metodologías de excelencia operativa. Existe una necesidad de inculcar una cultura de mejora continua  para ser más competitivos en un mercado global, aprovechando otros impulsores de cambio en el ecosistema de excelencia operativa, como las necesidades del cliente, la necesidad de reducir costos, el emprendimiento y la innovación tecnológica están haciendo que todas las industrias sean más competitivas.

Para ofrecer una excelencia operativa sostenible, se debe seguir un enfoque integrado de mejora continua, que permita incluirla en la esencia misma de la empresa, por eso una planificación estratégica requiere un proceso dinámico, colaborativo, sostenible y metódico que mantenga a la empresa centrada en las acciones ganadoras, teniendo mayor probabilidad de éxito.

El proceso de madurez de excelencia operacional es progresivo para ir preparando a la empresa a adoptar y adaptarse al ritmo correcto, conforme a su capacidad, tamaño y sector. Al adoptar un enfoque gradual, las empresas serán capaces de adaptarse a las tecnologías emergentes al ritmo correcto para asegurar que los sistemas, procesos y competencias esten encaminadas para capitalizar las oportunidades que se presentan en la actual era digital.

La excelencia operacional ocurre cuando la actividad de la empresa se alinea para ejecutar su estrategia y cuando la cultura organizacional se compromete con la mejora continua de la empresa y los trabajadores en la búsqueda intensiva de la excelencia operativa. Este estado de alineamiento dependerá del mercado, del tamaño de la empresa y de otras dinámicas únicas de cada empresa, aunque la intención es la misma, alinear personas, procesos y activos para mejorar su desempeño y la generación de valor de la empresa para los trabajadores, clientes y la comunidad.

Por esto las empresas requieren de una hoja de ruta que oriente las actividades de manera progresiva durante la búsqueda de la excelencia. La auténtica excelencia operacional, como un proceso dinámico, requiere de la experiencia y del conocimiento de los grupos de interés (accionistas, trabajadores, clientes, proveedores y terceros interesados) en las actividades a mejorar ya que implica la transformación de la cultura corporativa a un sistema integral en permanente interacción con el entorno.

En el mundo digital, los líderes deben considerar cada vez más la excelencia operativa como un promotor clave del crecimiento de la empresa. Por esto, es fundamental alinear los equipos de excelencia operativa con la estrategia corporativa, la creación de valor y la mejora de la experiencia de los clientes, con el objetivo de lograr una transformación empresarial de extremo a extremo.

El trabajo en equipo, lideres y equipos de trabajo empáticos, que busquen el crecimiento continuo, la resolución de conflictos, la innovación y la sostenibilidad, respaldan este impulso hacia la excelencia, enfocados en mejorar procesos y la creación de valor para los clientes, a través de trabajadores motivados que promueven y ejecutan la estrategia de forma eficiente y rentable.

Por lo tanto un requisito clave de la excelencia operacional es contar con personas altamente cualificadas y capaces de resolver problemas de forma ágil y eficaz, altamente motivados para identificar innovadoras formas de agregar valor a la operación y a todos los grupos de interés de forma creciente y permanente.

KienyKe Stories