Remberto Burgos de la Espriella

Médico Neurocirujano, miembro Academia Nacional de Medicina. Miembro Honorario Academia de Cartagena. Presidente Honorario Federación Latinoamericana de Neurocirugia.Expresidente Asociacion Colombiana de Neurociriugia.Especialista en Gobierno y Asuntos Públicos.

Remberto Burgos de la Espriella

Córdoba: 70 años de historia económica

Un colombiano —solo—, se fija metas, trabaja sin cesar y las logra. Empero —reunidos—, dos o más colombianos empeñados en sacar adelante una tarea dan vergüenza. Razón tenía el profesor nipón Yu Takeuchi cuando afirmaba: «Un colombiano es más inteligente que un japonés, pero dos japoneses son más inteligentes que dos (o cien) colombianos». Y eso es porque no sabemos cómo trabajar en equipo. De nuestro sistema pareciera haberse borrado la idea de que el trabajo mancomunado incrementa la motivación, facilita el cumplimiento de objetivos y produce grandes resultados intelectuales y culturales. ¿Por qué? Porque el cerebro es un órgano social, activado y estimulado por la interacción entre personas.

Distintos son los conceptos de trabajo en grupo y trabajo en equipo. El que nos ocupa tiene propósitos definidos en el tiempo y es altruista; el otro es casual y pasajero, de responsabilidad individual. El equipo mantiene una comunicación abierta, evalúa y reevalúa durante el proceso, y comparte responsabilidad y méritos.

Córdoba 70 años de historia económica es una muestra del significado de trabajar en equipo. Diseñado y producido por la Fundación Atarraya, el libro refleja con lujo la integración de la inteligencia colectiva. Se apoya la fundación en el Centro de Estudios Económicos Regionales del Banco del Banco de la República y de la Universidad Bolivariana Seccional Montería. Se entrega a la comunidad esta interesante visión de consistencia integral que permite reconocer los primeros pasos dados por la Ley 9 de 1951, y cómo el departamento con una mayor urbanización (del 53 %), ha regulado el ingreso regional.

Con mirada de agradecimiento se lee y se recuerdan las hazañas de los primeros pobladores, quienes, luchando, van formando una región económicamente basada en la ganadería y en la agricultura. Con razón los parlamentarios de la época presentaron en 1948 en el Congreso de la República un proyecto bipartidista que llevaba la creación de un departamento localizado en las cuencas del Sinú y del San Jorge.

Hay muchas cosas por descubrir en el libro. Con atención dirigida revisé «La política y los conflictos» (p. 76), que contiene un cronograma del crecimiento del departamento y cómo la violencia y sus manifestaciones han estado presentes desde siempre. Se insiste desde el principio en la creación de la hacienda y la actitud expansiva de sus propietarios para extenderse sobre la tierra recién habitada. El constante antagonismo entre campesinos y hacendados por el acceso a las tierras desembarazadas por los primeros. Describe en orden los fenómenos sociológicos

del siglo XIX, las secuencias de las asociaciones de campesinos, la migración y la llegada de los impacientes guerrilleros: el EPL y su influjo perverso para el desarrollo de la región.

Desde Rojas Pinilla hasta finales de 1970 el autor viaja por las diversas fases de influencia gubernamental, incluyendo las de represión. Cómo juegan las políticas de los mandatarios del Frente Nacional, sus contradicciones verticales y el desplazamiento de quienes ocuparon transitoriamente estos territorios. Los proyectos de reforma agraria y sus espejismos: redistribuir la propiedad, promover la productividad y facilitar el ambiente para el crecimiento de los pobladores.

Densa y profunda la revisión de Bonnet y Aguilera en la cual anotan la disminución del PIB departamental comparado con el nacional, entre otras causas por la caída de los insumos y las pérdidas en productos primarios. García y Corena revisan el desempeño fiscal en 70 años: extensivas lecciones que se pueden utilizar en la agenda de la fecha. Todos estos capítulos abiertos son una invitación para volver a ellos y sacar las mejores conclusiones.

Con sentimientos de admiración, gratitud del estudiante y aprendiz del cordobés serio envío un fuerte abrazo a los integrantes de ATARRAYA. Señalo dos hechos de su libro: el ejemplo y la abnegación que significan trabajar en equipo, y bajo esa motivación pintar un futuro promisorio para los cordobeses. Siempre y cuando exista el compromiso de trabajar unidos y alrededor del fuego sagrado —llama honesta— de la superación y el desarrollo.

Diptongo: Felicitaciones.

Creado Por
Remberto Burgos de la Espriella
Más KienyKe
La candidata obtuvo un total de 13 votos en la última reunión de los Magistrados de la Corte.
Cuatro uniformados perdieron la vida en los hechos que son materia de investigación.
El abogado Hollman Ibañez analiza para Kienyke.com esta situación que podría convertirse en una bomba de tiempo electoral.
Nuevamente ninguna de las tres candidatas al cargo, contaron con los 16 votos necesarios de la Corte Suprema para la elección.
Kien Opina