Fomento a la innovación: Colombia vs. España

Publicado por: maria.vargas el Mar, 18/05/2021 - 11:03
Share
Por: María Piedad Villaveces.
Fomento a la innovación: Colombia vs. España

El pasado 13 de abril el Ministerio de Ciencias de Colombia abrió una convocatoria para apoyar proyectos de desarrollo tecnológico de entidades del sector productivo encaminados al fortalecimiento de procesos productivos, desarrollo de bienes y servicios. Un mes después, el Ministerio de Ciencias de España abrió una convocatoria para fomentar la tecnología y la innovación como factores competitivos para el desarrollo de las empresas.

Teniendo en cuenta la similitud de las convocatorias, vale la pena hacer un paralelo que permita identificar fortalezas y debilidades de cada una de ellas para aprender de estas experiencias y mejorar las estrategias de política pública de ciencia, tecnología e innovación.

Mientras que la convocatoria española tiene un techo de 36.5 millones de euros, la colombiana cuenta con un poco más de 29 mil millones de pesos, lo cual equivale a un poco más de 7 millones de euros. Sin embargo, se le deben restar los recursos para seguimiento y evaluación, lo cual equivale a un poco más de 6 millones de euros. Es decir, la española es cinco veces más grande que la colombiana.

Por otro lado, las subvenciones a cada empresa de la convocatoria colombiana oscilan entre 200 y 400 millones de pesos por proyecto financiado, mientras que la española prevé fomentar subvenciones entre 150.000 y 250.000 Euros que equivale a unos montos entre 690 y 1150 millones de pesos. En promedio los españoles financiarán a casi 200 empresas mientras que la convocatoria de MinCiencias logrará promover a la mitad.

El incentivo para generar dinámicas entre las empresas y el sector de ciencia se manifiesta en la convocatoria española a través de un aumento de 70% a 85% en la subvención sí la empresa contrata a personas con doctorado, mientras que la colombiana promueve alianzas entre empresarios y grupos de investigación. Lo complicado de la convocatoria colombiana es que los recursos deberán ser tanto para la empresa como para el grupo de investigación.

El foco de la convocatoria española es la recuperación de pequeñas empresas con menos de 3 años de vida, mientras que la colombiana es para empresas que tengan más de 2 años de existencia. En un contexto como el de post pandemia, es más coherente la estrategia española pues permite que pequeñas empresas con poca experiencia puedan aplicar a estos recursos para la reactivación económica. En Colombia existen pocas opciones de financiación para empresas con pocos años de existencia. Sin embargo, la convocatoria española exige que sólo puedan aplicar empresas con más de 20.000 Euros de patrimonio, lo que equivale a aproximadamente 92.000.000 de pesos. Esto, en Colombia, no es criterio para descalificar a las empresas.

Con respecto al tipo de entidad a la que están dirigidas las convocatorias, en España está restringida a empresas del sector privado con ánimo de lucro, mientras que en Colombia se permite empresas y gremios, federaciones... que pertenecen al sector de las entidades sin ánimo de lucro. En otras palabras, la española es cerrada mientras que la colombiana es un poco más abierta.

Finalmente, la colombiana está dividida por regiones, lo cual pretende promover el dinamismo empresarial en diferentes partes del país. La española por su parte no tiene estas divisiones, luego se enfocará en el apoyo al fomento de la innovación empresarial independientemente de donde se encuentre.

En conclusión, la convocatoria española tiene 5 veces más recursos que la colombiana y busca llegar a empresas pequeñas que quizás han sido afectadas en medio de la pandemia. La convocatoria a la innovación colombiana tiene un enfoque más regional pero unas limitaciones en el tiempo de existencia de la empresa que quizás no permitirá que llegue a firmas que se crearon justo antes de la pandemia. Las dos promueven (de forma diferente) las dinámicas entre empresa y comunidad científica. Sin embargo, ninguna de las dos convocatoria está enfocada a promover oportunidades para los jóvenes que, ante la situación actual, debería ser una prioridad.

Pese a la diferencia económica entre los dos países, resulta interesante realizar este tipo de comparaciones para aportar al diseño de políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación. Desde Avanciencia haremos seguimiento a los resultados de estas dos convocatorias para analizar el impacto a la innovación empresarial de estas dos formas de financiar la innovación

Siga a KIENYKE en Google News