Juan Restrepo

Ex corresponsal de Televisión Española (TVE) en Bogotá. Vinculado laboralmente a TVE durante 35 años, fue corresponsal en Manila para Extremo Oriente; Italia y Vaticano; en México para Centro América y el Caribe. Y desde la sede en Colombia, cubrió los países del Área Andina.

Juan Restrepo

Inteligencia Artificial, la nueva religión

En estos días, que ya en muchos lugares andan con los preparativos para iluminar las calles por Navidad, imaginen ustedes a un alcalde, gobernador o autoridad de cualquier tipo que diga que no habrá iluminación navideña; no por austeridad o ahorro de energía y gasto público sino para no ofender a los practicantes de otras religiones diferentes a las que se desprenden del cristianismo. Pues bien, para allá vamos.

Resulta que queriendo informarme un poco mejor sobre el conflicto de Oriente Medio y procurando leer algo diferente de lo habitual, se me ocurrió buscar Son of Hamas, la biografía de Mosab Hassan Yousef de la que tenía buenas referencias. El libro estaba en una página de internet que enseñaba la portada en inglés, y hasta ahí la cosa resultaba lo más normal del mundo. La primera sorpresa que me deparó esta búsqueda fue que al abrirlo, su texto estaba en indonesio, idioma del que yo no sé ni una palabra.

Lo malo fue que aquel era el único ejemplar que me ofrecían y del que disponían en la página en cuestión. No lo había en inglés, francés o italiano y menos, por supuesto, en español. Entonces decidí buscar ayuda en el ChatGPT, y le pedí al novedoso instrumento tan de moda en estos días que me tradujese al español las páginas de “Hijo de Hamás”. 

Mosab Hassan es hijo del fundador Hamás, Sheikh Hassan Yousef. Desde muy joven Mosab Hassan acompañó a su padre en la actividad proselitista mientras se preparaba para asumir una herencia, estatus y poder por vía paterna que eran lo que se esperaba de él. Pero el destino cambió para el chico al conocer las enseñanzas de otro líder del Medio Oriente, convertirse al cristianismo y dar la espalda al terror y la violencia que predica la organización que en nuestros días ha puesto al mundo a esperar la llegada del Armagedón, la lucha entre Dios y los gobiernos del mundo; que eso es lo que se puede desatar hoy desde el Medio Oriente.

 No solo eso, Mosab Hassan Yousef, que cambió su nombre y ahora se hace llamar Joseph, decidió hacer pública su nueva fe, y en su creencia de que el mandato cristiano de amar al enemigo es el único camino para lograr la paz en Medio Oriente, tomó la peligrosa decisión de apartarse de su familia, y durante diez años trabajó para la inteligencia israelí porque, según ha dicho en varias entrevistas, “lo único que hace Hamás es abusar de su propio pueblo”.

La segunda sorpresa que me deparaba esta búsqueda interesada solo en conocer algo más lo que se está viviendo en aquella encrucijada del mundo fue que el ChatGPT se negó a traducirme las páginas del libro de Mosab Hassan “porque Hamás es una organización terrorista, así calificada por Estados Unidos y por lo tanto, inconveniente cualquier lectura relacionada con ese asunto”, fue más o menos lo que venía a decirme un texto en caracteres rojos, que es como se pone el ChatGPT cuando se tocan “asuntos sensibles”.

Descubro, pues, por cuenta de esta inquietud, una de las facetas más ridículas e inquietantes de la Inteligencia Artificial. Al comentar el “incidente” con un amigo periodista radicado en Japón, me dijo que a él le ocurrió lo mismo cuando le pidió al nuevo dios de nuestro tiempo que le resumiera un texto sobre pederastia. El ChatGPT se negó a hacerlo en aras de la corrección moral. También con tipografía colorada y avergonzadísimo, por lo visto, de que le pidieran semejante cosa.

Esta increíble mojigatería por parte de la Inteligencia Artificial me lleva a preguntarme si no nos encontramos también, además de un copiloto en el viaje profesional de las nuevas generaciones, con una nueva religión que va dictar las reglas morales por las que nos debemos regir de aquí en adelante.

“La corrupción del pensamiento corrompe el lenguaje, y viceversa”, escribió Georges Orwell. Y años más tarde, desarrolló la idea con la fantasía que permite la creación literaria en 1989, la distopía que parece haberse adelantado en el tiempo al mundo “woke” de nuestros días. En la nueva lengua que se implantó entre los súbditos del Gran Hermano el léxico se redujo de tal manera, y las combinaciones autorizadas por la gramática oficial eran hasta tal punto restrictivas, que se hizo imposible pensar lo que fuera y luego verterlo en signos audibles o visibles. Había que decir —y pensar, claro— solo lo que estaba previsto en los cánones oficiales.

Tengo un amigo que dice lamentar la muerte inevitable que nos espera a todos solo por las maravillas del mundo que vendrán en el futuro, y que él se perderá. Si la cosa va a ser así, yo no, desde luego.

Creado Por
Juan Restrepo
Más KienyKe
Este suceso tuvo lugar en el barrio de Las Palmas, en la ciudad de Quibdó, capital del departamento.
Esto ocurrió en un partido de la MLS en dónde el Inter de Miami jugaba contra el Orlando City.
Esta advertencia se da en medio de los disturbios que se presentaron en una cárcel de Puerto Príncipe.
La Alcaldía de la ciudad realizó un recorrido en dónde visitó varios establecimientos que no cumplían las normas de salubridad.