Interconexión para la superviviencia - Lección de Texas

Publicado por: maria.vargas el Vie, 19/02/2021 - 12:47
Share
Por: María Piedad Villaveces.
María Piedad Villaveces

El pasado domingo en la noche las plantas de energía en Texas, uno de los estados más grandes de Estados Unidos habitado por casi 29 millones de habitantes, se desconectaron debido a la ola de frío que venía del norte congelando los molinos eólicos cuya producción de energía cayó a un 32% entre las 9 p.m. del domingo y las 3 a.m. del lunes.

En efecto, cuando salió el sol sobre Texas los hogares estaban solicitando grandes cantidades de energía las plantas de energía de Texas solo pudieron reunir aproximadamente 51 GW de electricidad, de los 71 GW que requerían. Lo anterior hizo que muchos hogares se quedaran sin energía. Lo cual implicó que el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, el principal operador de la red del estado, tomara la decisión de seguir con los apagones para evitar la saturación de las redes.

Desde hace unos años Texas le ha empezado a apostar a la energía alternativa instalando turbinas eólicas, entre otras fuentes para diversificar la oferta de energía. Sin embargo, no le ha jugado a la interconexión con otros estados. Esta autonomía había sido una ventaja en el pasado, pero en esta ocasión se convirtió en su talón de Aquiles.

En Texas no se preveía que un clima tan agresivo como el que se vivió el pasado domingo congelara las turbinas y que el estado más importante para la energía en Estados Unidos por su producción de petróleo, gas natural y energía solar tuviera que enfrentar esta situación.

Como lo menciona el profesor Michael Webber de la Universidad de Texas: Lo que ha ocurrido en Texas el entre el 14 y el 15 de febrero "Es una advertencia para el mundo de que incluso regiones donde la energía es abundante pueden tener problemas y puede ser catastrófico". Lo que implica un esfuerzo por pensar en la interconexión como forma de garantizar la sostenibilidad de la energía en las diferentes regiones del mundo.

En Colombia, aprendimos la lección de la interconexión desde los años 90s cuando tuvimos que vivir unos racionamientos eléctricos severos. Sin embargo, aquí no tuvimos que vivir el invierno que están viviendo los Texanos. Por estar ubicados en la zona ecuatorial nos adaptamos comprando plantas eléctricas y cambiando la hora del día para poder disfrutar de la luz solar por más tiempo.

Cuatro lecciones concretas nos deja la experiencia de los apagones en Texas:

1. Valorar la fuerza de la interconexión eléctrica que, en Colombia, lidera la empresa ISA - Interconexión Eléctrica. Por ello, es necesario hacer seguimiento a la venta de sus acciones que en estos días está haciendo el gobierno.

2. Evitar que ante la crisis se abra un debate político que genere tensiones sociales innecesarias en este momento de cambios.

3. Comprender que la supervivencia, en un mundo globalizado, requiere de la prevalencia de acciones conjuntas como la interconexión frente a locales o individuales como la autonomía eléctrica.

4. La interconexión no debe darse sólo la solución para la electricidad sino que también debe aplicarse en otros sectores como el agua, el suministro de alimentos, entre otros