La mentira de Otoniel sobre Luis Pérez

23 Mayo 2022, 08:45 AM
Share
Creado Por
Luis Pérez Gutiérrez
"Alias Otoniel trató de llamar la atención en campaña presidencial con una engañifa. Todo falso".

Los delincuentes gozan con la maldad. Alias Otoniel, símbolo diabólico de la maldad, aprovechando la campaña presidencial, quiso, sin pruebas, hacer daño a Luis Pérez. Dijo que no conoce a Luis Pérez; que Luis Pérez no simpatiza con la AUC. Y salió con esta patraña: “Me contaron que Luis Pérez era amigo de alias Salvador o mi sangre o Carlos Mario; y éste decía que Luis Pérez iba muchas veces de paseo a visitarlo en Santa Catalina y se quedaba dos o tres días”

Para entender, de Internet se saca la siguiente información. “Alias Salvador, o mi sangre, fue desmovilizado en el Gobierno de Álvaro Uribe. Volvió a la ilegalidad, y está recluido en cárcel de EEUU desde 2012. Y de otro lado, Santa Catalina es un corregimiento de San Pedro de Urabá, ubicado a 17 kms de la cabecera municipal”.

Alias Otoniel trató de llamar la atención en campaña presidencial con una engañifa. Todo falso. Bajo juramento hago público 5 puntos.

  1. Nunca en la historia de mi vida he amanecido en Urabá. Jamás, desde que tengo uso de razón, he pasado una noche en Urabá.

  2. Visité por primera vez en mi vida el municipio de San Pedro de Urabá en 2015, en campaña a la Gobernación de Antioquia. Según internet, alias Salvador está en cárcel de EEUU desde 2012.

  3. Entre 1990 y 2014 NUNCA visité a Urabá, excepto una visita de 5 horas a Apartadó, acompañando directivos de la campaña de la primera presidencia de JM Santos, de 10 am a 3pm. Y nunca más. Nunca he tenido ningún tipo de negocios en Urabá.

  4. Soy empresario. Entre 2004 y 2015 NUNCA fui funcionario público.

Otoniel es el símbolo diabólico de la maldad. La maldad nunca será más fuerte que la verdad. Las malas personas no cambian jamás. Lo peor del malvado es que goza con la maldad, y por eso, los malandrines llevarán por siempre una vida miserable. El gran escudo contra la maldad es el amor y la decencia.

Las campañas políticas se volvieron criminales. El rumor y la calumnia son manjares exquisitos de la política. Queda el dilema si la política negra tiene capturados a los medios de comunicación; o si los medios son gasolina de la política sucia, negra y criminal. En política es más exitoso un rumor falso, que una buena idea para cambiar a Colombia.

KienyKe Stories