Liderazgo con propósito

Publicado por: maria.vargas el Jue, 03/12/2020 - 10:04
Share
Por: Luis Betancur Correa.

En un mundo en constante evolución, en el que la tecnología avanza a pasos agigantados y los mercados se transforman, las empresas y organizaciones requieren de modelos disruptivos que les permita adaptarse a los cambios, para afrontar los retos y desafíos que traerá consigo el año 2021 y siguientes, haciendo evidente que hay que transformar los modelos de liderazgo ante las nuevas circunstancias.

Cada día más empresas son conscientes de la importancia de tener un “propósito corporativo” lo que requerirá aprender a liderar con propósito, liberando todo su potencial y conviertirlo en una palanca de transformación, desarrollo y crecimiento, para las personas que la conforman, ajustandolo a la cultura organizacional, para promover el propósito y alinearlo con el de sus trabajadores, el de sus clientes y de la sociedad, enfocados en la creación de valor a largo plazo.

Paul Polman, exCEO de Unilever en un artículo para McKinsey afirmó que “gran parte de su éxito se debía a su trabajo orientado al largo plazo, en una compañía que ha hecho un gran esfuerzo para que todas sus marcas tengan propósito y al mismo tiempo poner la sostenibilidad en el centro de la estrategia.”

Dirigir con propósito requiere un alto  nivel de compromiso y disciplina, por eso el líder debe tener muy claro su propósito personal y cómo encaja con el de la empresa, el cual debe tener un lugar preponderante y así los trabajadores lo percibirán como un motivo para lograr la excelencia en el servicio ofreciendo una experiencia extraordinaria a clientes, proveedores y la comunidad.

En este sentido, el libro “Creatividad, S.A.” (2014) de Ed Catmull, cofundador de Pixar Animation y presidente tanto de Pixar como de Disney Animation, tras la fusión, describe detalladamente como la empresa revolucionó el sector gracias a enormes dosis de innovación y creatividad, siendo un manual sobre cómo liderar con propósito, especialmente relevante hoy en día, construyendo una de las empresas más exitosas, alrededor de un propósito, con valores centrados en el potencial de cada persona, en la franqueza, en la humildad, en la excelencia y con un liderazgo de servicio, y en la misma línea Tony Hsieh (recien falleció, 27/11/20),  ex CEO y fundador de Zappos (empresa de venta de zapatos y otros en línea) infundo que el proposito debia ser que sus trabajadores fueran más alla del servicio al cliente, buscando que en cada interaccion con el cliente, que este diga “WOW”, algo tan sencillo y necesario hoy en día.

En las horas más difíciles durante la Segunda Guerra Mundial, un periodista le preguntó a Sir Winston Churchill cuál ha sido la más poderosa arma de su país contra el régimen nazi, a lo que respondió sin dudar, “La que siempre ha sido: la esperanza” Por esto para mitigar el impacto negativo que la pandemia ha tenido en la economía, en la sociedad y en las empresas, toma mucho valor una frase del escritor John C. Maxwell, (más de 80 libros entre otros, “Las 21 leyes irrefutables del liderazgo” y “Las 21 cualidades indispensables de un líder”), que es aplicable a la actual situación, “Liderazgo es ver las posibilidades que ofrece una situación, cuando los demás solo ven las limitaciones”, por eso el liderazgo con proposito da una visión amplia y sostenible a largo plazo de una empresa, amigable con el medio ambiente y apalancada en tecnologías emergentes, con un enfoque inclusivo, equitativo y solidario, como herramientas para abordar confiadamente los desafíos, ampliar las posibilidades, obtener mejores resultados, aumentar la autonomía y el campo de acción, logrando así trabajadores más creativos para encontrar nuevos negocios y mercados de crecimiento a futuro.

En este momento se requiere de un liderazgo con proposito para diseñar maneras de operar en conjunto con los trabajadores y promover la activa generación de ideas para solucionar asuntos conjuntamente, aprovechando que los trabajadores tienen información de primera mano, conocen bien sus clientes y a los aliados estratégicos, por lo que deben ser participantes activos, asegurando una rapida implementación de sus ideas y apropiar las más sostenibles, convirtiendose en un factor poderoso para implementar nuevas formas de abordar clientes, desarrollar productos y servicios innovadores, reducir costos, guiar a la empresa hacia un mejor futuro y mitigar los efectos de la actual crisis. Henry Ford, realzó el valor de las ideas del trabajador, al decir, “Pueden tomar mis fábricas y quemar mis edificios, pero si tengo mi personal, mi negocio funcionará perfectamente de nuevo”.

El liderazgo estrategico y con proposito tiene un efecto positivo en la competitividad, al contar una variedad de consideraciones económicas, tecnológicas y humanas para marcar el rumbo, las pautas y las metas de la empresa, así como con un punto inflexible de partida para construir una sociedad y una economía más verdes, utilizando la digitalizacion como palanca de cambio del modelo empresarial, por eso se requieren lideres capaces de apropiar y adaptarse a las nuevas tecnologías, que entiendan y se preparen para un mercado tan voluble y competir con sabiduria, creatividad y ágilidad en el mercado nacional y exterior, así como atraer y retener al mejor talento humano. En este momento es fundamental contar con un espíritu de líder, similar al del General y estadista cartaginés Aníbal Barca (247 a. C.) quien dijo, “Encontraremos el camino, o lo haremos”.