Liliana Bitar Castilla

Cordobesa. Senadora del Partido Conservador. Vicepresidenta de Comisión Tercera Senado. Economista, especialista en Gerencia. Más de 24 años trabajando en el sector público. Sus principales preocupaciones son el impulso del emprendimiento, así como el empoderamiento económico de la mujer.

Liliana Bitar Castilla

Ni en amor y amistad el comercio despegó

Después de una impresionante recuperación económica del comercio en el 2021, fruto de las políticas monetaria y fiscales expansivas, dirigidas a revertir los efectos de la recesión más grave de la historia reciente del país, las expectativas de recuperar un ritmo de crecimiento en las ventas del comercio siguen aplazándose de manera indefinida. No fue la excepción el pasado fin de semana en el día de amor y amistad.

Aunque muchos comerciantes esperaban un repunte cercano al 40% en las ventas para esta fecha, el balance es agridulce. Si bien en algunas ciudades como Cartagena se registró un crecimiento importante, según informó FENALCO, a nivel nacional el balance estuvo por debajo de las expectativas en comparación con periodos anteriores.

Lo que le preocupa al sector es que esta fecha se considera fundamental porque marca la tendencia para las ventas del segundo semestre del año y es pauta para el Black Friday del 24 de noviembre, así como para la temporada navideña.

Un difícil panorama económico

Hoy somos testigos de la compleja coyuntura que afronta la economía colombiana, fruto de varias circunstancias desfavorables que han coincidido en contra del comercio. Por un lado, tenemos la creciente inflacionaria que cerró en un 13,12% en 2022 y apenas comienza a dar señales de menguar, por lo que BanRep calcula que cerrará en un 6,7% en 2023. Por otro lado, estamos ante un escenario de altos intereses que encarecen el crédito y reducen el consumo, resultado de las medidas de política monetaria del mismo Banco Central que mantiene su tasa en 13,25% como respuesta necesaria ante la inflación.

A lo anterior se suma el temor e incertidumbre de los mercados de cara a las decisiones políticas del gobierno que afectan algunos sectores como la industria extractiva o las preocupaciones sobre la reforma laboral y los efectos de la reforma tributaria de finales de 2022 que aumentaron las cargas fiscales de las empresas, llegando a una tasa general del impuesto de renta del 35%.

El comercio no levanta cabeza

Durante lo corrido de 2023, las ventas generales del comercio han presentado un comportamiento negativo. Según cifras del DANE, en junio de 2023 las cifras registradas fueron las más bajas en tres años, situándose en un -11,9%, comparado con el mismo período de 2022, y en julio pasado se presentó un decrecimiento que llegó al -8,2%. Por su parte, la producción industrial decreció un -7,2% en el último año.

A su vez, el Índice de Confianza del Consumidor de Fedesarrollo registró un -18,8% para el mes de agosto de 2023, cayendo 1,4 puntos porcentuales en relación con el mes de julio, completando un segundo mes consecutivo a la baja. Esta baja en la confianza de los consumidores se suma a la pérdida de poder adquisitivo a causa de la inflación y las altas tasas de interés en los créditos de consumo (usura al 42.05% E.A.), creando un coctel que afecta fuertemente al comercio interno.

Comercio electrónico, la esperanza

Según la multinacional PayU GPO, en su informe de comercio electrónico para Latinoamérica 2023, Colombia es una de las seis economías más importantes de la región en e-commerce, con un crecimiento del 14,5%, siendo el cuarto mejor índice después de Brasil (77,2%), México (68,2%) y Argentina (14,7%).

Esto nos debe llevar a pensar en medidas para apoyar las nuevas formas asociativas y de mercado; fomentar el comercio de nuestros principales productos y servicios a través de plataformas digitales para pensar más allá del consumo interno; y abrir espacio en el escenario internacional, no solo para los grandes productores sino también para los pequeños emprendimientos que son el eje de la innovación, el desarrollo y la generación de empleo que tanto necesitamos.

Para finalizar, el panorama global del comercio es desalentador y preocupa que ni días como amor y amistan sirvieron para que el sector despegara. El Gobierno debe priorizar las medidas para recuperar el ritmo de crecimiento en las ventas de cara a este último trimestre del año. Se espera una tendencia hacia la estabilización de las cifras de inflación que permita una reducción paulatina de las tasas de interés. Igualmente, deseamos que las decisiones de la actual administración ayuden a reducir la incertidumbre en los mercados y que para finales de 2023 - inicios de 2024 - los comerciantes logren salir a flote.

Creado Por
Liliana Bitar Castilla
Más KienyKe
¿Se acabó el amor? Ambos famosos hablaron sobre el fin de su relación sentimental.
Estos son los convocados por Néstor Lorenzo para la Copa América 2024.
Una ips, en Barranquilla, fue el escenario donde se intentó asesinar al Jorge Luis Alfonso, hijo de la poderosa empresaria del chance.
La posibilidad de que la remodelación del estadio se vea frenada cobra fuerza con la unión de voluntades que ha culminado en la radicación de una acción popular por parte de diversos actores.