Ni con el pétalo de una rosa

26 Noviembre 2021, 12:39 PM
Share
Por: Edubar Arango.

A propósito del día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

A propósito de la “Conmemoración” de la no violencia contra la mujer que se llevó a cabo ayer jueves 25 de noviembre en todo el planeta, me quedan algunos sinsabores que hoy quiero compartir con ustedes.

Imagino que ya quedaron contextualizados que esta fecha, fue oficializada internacionalmente por el Movimiento Feminista Latinoamericano, luego del vil asesinato de las hermanas María Teresa, Patria y Minerva Mirabal el 25 de noviembre de 1960, por oponerse al régimen del dictador Dominicano, Rafael Leónidas Trujillo.

Pero al tiempo que muchas instituciones del estado, encargadas de proteger a las féminas, tomaban folclóricamente esta triste fecha vistiéndose de rosado, como si con eso se resolviera alguna cosa, la ONU Mujeres presentaba su informe, basado en información recogida en 13 países, donde muestra que 2 de cada 3 mujeres padecieron alguna forma de violencia o conocían a alguna mujer que la sufría. Por desgracia, solo 1 de cada 10 dijo que recurriría a la policía en busca de ayuda.

Este interesante pero vergonzante informe indica, que una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental y cada día, 137 mujeres son asesinadas por miembros de su propia familia.

En nuestro país, la cosa no es más alentadora, Medicina Legal dio a conocer las escalofriantes cifras en materia de violencia de género. Según compartió la entidad, durante enero y octubre de 2021, 98.545 mujeres fueron víctimas de algún tipo de violencia, de estas cifras, 797 corresponden a homicidios los cuales aumentaron en comparación con 2020, en total hubo 88 casos más que el periodo anterior. 97.354 mujeres fueron valoradas por lesiones o agresiones, 16.402 por violencia interpersonal, 15.644 por presunto delito sexual, 8.534 por violencia intrafamiliar 23.679 por violencia de pareja y se presentaron 394 casos de suicidios.

De acuerdo con el Registro Único de Víctimas, en Colombia 33.874 personas han sido víctimas de Delitos contra la libertad y la Integridad sexual en desarrollo de conflicto armado, de las cuales en un 91,8%, las víctimas han sido mujeres, en lo que va del 2021.

En promedio cada 24 horas, 51.5 niñas y adolescentes son víctimas de violencia sexual, el 78 por ciento de estos sucesos ocurridos en sus propios hogares.

Sumado a esto, un estudio de la universidad de la Sabana arrojó resultados escalofriantes de la situación de las mujeres en convivencia con sus parejas durante la pandemia, donde estas, han sido golpeadas por: el cónyuge (13 %), por la madre (10 %), por un hermano (6.8 %) y el padre (6.5 %). Además, fueron víctimas de violencia económica, sobre todo por parte de su cónyuge o de un hermano, y explican que han sido menospreciadas en su rol de madre por tener una condición económica inferior. Finalmente, sobre la violencia sexual, los resultados de la investigación muestran que, al 12.8 % de las mujeres, sus esposos o compañeros permanentes les han exigido tener relaciones sexuales, por lo menos una vez.

Simultáneamente, la Defensoría del Pueblo presentó su más reciente Boletín de Violencias Basadas en Género con datos que ha recolectado en el año e indicó, que de esos homicidios reportados ya ha confirmado que 64 casos corresponden a feminicidios. Además, tiene conocimiento de 76 casos por tentativa de ese mismo delito.

Según la entidad, la mayoría de feminicidios ocurrieron en Córdoba, donde se han registrado 12 casos; Santander y Caquetá, reportan seis casos en cada departamento; y Cauca, donde se cuentan cuatro casos. Así mismo, hay un reporte importante de tentativa de feminicidio en Norte de Santander (24), Chocó (8), Cundinamarca (6), Cauca (5) y Santander (4).

Las autoridades indicaron que, infortunadamente durante la pandemia la violencia contra la mujer aumentó considerablemente. De 2018 a 2021 la Defensoría del Pueblo reportó 351 casos de presuntos feminicidios y la mayoría de ellos ocurrieron de 2020 hasta ahora.

Esta situación, se agravó durante la pandemia del Covid 19, cuando muchas mujeres, se quedaron encerradas con sus victimarios por motivo del aislamiento social y obligatorio, aprovechando estos para agredirlas física, verbal y psicológicamente.

Por otro lado, un informe del Grupo Centro de Referencia Nacional sobre Violencia del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, reveló que 2.7 mujeres en el país cada día, sufrieron muerte violenta entre los años 2015 y 2019. En ese periodo se registraron 5.013 muertes violentas de mujeres. Eso quiere decir que la tasa promedio por cada 100.000 mil mujeres es de 4,12.

Mientras el Sistema Red de Desaparecidos y Cadáveres - SIRDEC reveló que de 600 mujeres atendidas por casos de violencia, el 86,6% fueron agredidas por su pareja sentimental, expareja, algún conocido o familiar. En 2.708 de los casos reportados como muerte violenta de una mujer, se utilizó arma de fuego, representado en el 54% del total.

Se requiere de más acciones efectivas y contundentes por parte del estado, a la hora de proteger a las mujeres. Endurecer las penas, acompañamiento psicológico, pero sobre todo, brindarles una protección integral, donde la prevención sea la finalidad, ya que después del asesinato, no hay absolutamente nada que hacer.

KienyKe Stories