Santiago Valencia
Abogado, especialista en Derecho Administrativo con Maestría en Análisis Económico del Derecho, se ha desempeñado como profesor universitario, abogado litigante, consultor jurídico y en asuntos políticos y públicos, fue elegido Representante a la Cámara (2014 – 2018) y Senador (2018 – 2022), en el Congreso fue miembro de las comisiones primeras constitucionales, Presidente Comisión Primera (2019 – 2020), Presidente Comisión de Ética y Estatuto del Congresista (2020 – 2021).
Santiago Valencia

“Para no darle en la cara…”

La noticia de la semana pasada, fue sin duda, la salida de la ropa del alcalde Quintero, de quien ya no nos extraña prácticamente nada, pero que si nos invita a reflexionar sobre los niveles de violencia política e intolerancia, agravado además por el hecho que, fue precisamente el alcalde de Medellín quien creó la “Secretaria de la No Violencia” donde nombró a su pupilo y primo de la primera dama como secretario, hoy candidato de los “independientes” a la alcaldía, y quien es bastante bélico con su lenguaje, igual que su jefe.

Todo empieza, porque el concejal Sebastián López lo increpó, aprovechando la presencia del mandatario en el Concejo de Medellín, recinto al que no asistía hace más de dos años -seguro por cobardía, presentía lo que se le venia pierna arriba-, lejos y desprotegido del circulo de aduladores del piso 12 de la alcaldía, en el concejo, como efectivamente sucedió, le esperaban unas verdades.

Escurridizo como es, el alcalde esperó a que se acabara la sesión del concejo, -seguro alguno de sus colaboradores le avisó que era el momento de bajar-, sin asegurarse que el valiente concejal se encontraba en su oficina. Sebastián, quien ha sido un valeroso contradictor, se enteró de la presencia del alcalde y bajo a escuchar su rueda de prensa, al percatarse que el “valiente alcalde” -solo ante micrófonos-, despotricaba de medio mundo, especialmente del concejo y del expresidente Uribe, lo interrumpió con decencia, pero con contundencia

“alcalde:

¿Dónde esta la plata de las vías de Medellín que están llenas de huecos?

¿Dónde esta la plata de la recolección de basuras? ¡La ciudad esta más sucia que nunca!

¿Dónde esta la plata de los colegios que se caen a pedazos?

¿Dónde están los recursos de mantenimiento de la ciudad que los jardines son un desastre?

¿Dónde esta EPM y los recursos de alumbrado público, que recién instalados no funcionan bien?

¡alcalde respóndale a la ciudad!”

Quintero, quien acusa al “uribismo” de la pérdida de recursos de Tigo-Une, acusación sin fundamento alguno, y que, por el contrario, es la bancada del Centro Democrático, junto con otros valientes concejales, quienes han evitado que el alcalde despilfarre más de un billón de pesos del “negocio” que no ha podido hacer, cuando vio la contundencia de Sebastián, y que se ahogaba en sus propias mentiras y contradicciones, solo le quedó recurrir al insulto y a la grosería. ¡Terrible!

Medellín nunca había vivido algo igual, mandatarios de todos los colores políticos habían pasado por la alcaldía, unos mejores que otros, en mayor o menor medida, la ciudad avanzaba, respetaba su modelo de gestión (estado, academia, empresa) nunca un mandatario, por oposición muy dura que enfrentara, había acudido a la mediocridad del maniqueísmo, confrontar a los ciudadanos con demagogia y populismo, dividirnos para polarizar y así gobernar, con odio, mezquindad y revanchismo.

Más grave aún, Medellín nunca había tenido tantas denuncias de presunta corrupción y malos manejos, por supuesto, no sería un paraíso de honestidad y pulcritud, pero si me atrevo a pensar que los focos de corrupción eran marginales, nunca una empresa criminal como la que parece hoy nos gobierna. Solo de probarse, al menos la mitad de las denuncias contra Quintero y sus amigos, pasarían a la historia como el gobierno más corrupto de la ciudad.

Necesitamos más concejales como Sebastián, quien desde el día uno, y empezando su periodo hace cuatro años, ha sido eficiente en el control político, valiente en la denuncia, generoso para apoyar lo bueno, apegado siempre a sus principios, hoy es un ejemplo de lo que debe ser un concejal.

Necesitamos recuperar la confianza institucional en Medellín, reactivar el trinomio de planeación y desarrollo, olvidarnos de la polarización y seguir construyendo la ciudad, que, por muchos años, fue ejemplo para Colombia y el mundo. Nos recuperamos de las bombas de Pablo Escobar, de la violencia guerrillera y paramilitar, de los peligrosos combos, estoy seguro de que esta vez, de la mano de Sebastián y Federico, pasaremos también la oscura página de Quintero y su administración.

Creado Por
Santiago Valencia
Más KienyKe
El rapero bogotano presentó en KienyKe.com, su nueva producción en la que toca temas espirituales y personales.
La Miss Universe Región Andina, habló con KienyKe.com sobre su aspiración por la corona y sus proyectos sociales.
'Mr. Taxes' es uno de los funcionarios más mediáticos del gobierno Petro. Esto le contestó a Kienyke.com, a propósito de su faceta familiar.
Conozca qué es el Día de la familia y cómo debe solicitarlo a su empresa en Colombia.
Kien Opina