Pinchazo en las exportaciones

Publicado por: maria.vargas el Vie, 26/02/2021 - 16:16
Share
Por: Jhon L. Olivares.
Jhon Olivares

 Colombia necesita tomar decisiones de fondo si quiere empezar a despejar un futuro que luce gris en términos económicos. Para impulsar la recuperación económica se necesita conseguir recursos frescos (incentivando las exportaciones) y ampliar la capacidad de gasto, no hay nada que permita vislumbrar que algo así sucederá en el corto o mediano plazo. Las exportaciones colombianas entre 2019 y 2020 pasaron de 39.489 MUsd a 31.056Musd una caída del 21,4%. Al observar más detalladamente el rubro de Combustibles y productos de industrias extractivas este paso de 22.011Musd a 13.310Musd una caída de 39.5% producto de la caída de precios y de la caída en el volumen de producción.

En los próximos cuatro (4) años no existe ningún proyecto o proyectos que permitan reparar este pinchazo en las exportaciones. En las regiones que son las más afectadas durante esta pandemia se ha generado una tragedia humana producto del desempleo, la desesperanza y la acumulación de deudas. Este impacto se sentirá doble al dejar de percibir los recursos provenientes de impuestos y regalías de la industria extractiva que bien empleados son el motor de las economías locales, un empleo directo es fuente de tres indirectos además del impulso que generan los proyectos de inversión que se construyen con dineros de petróleo, gas y minería.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía IEA, Colombia producirá este 2021 cerca de 730.000 barriles de crudo por día, 160.000 barriles menos que en 2019, y a pesar de que se espera un incremento en el consumo global de carbón de 2,6% Colombia continuara reduciendo su participación en este mercado. Para los departamentos de Norte de Santander, Santander, Cesar y Boyacá esto representa la pérdida de más de 50.000 empleos. Un país cuya tasa oficial de desempleo es del 15,9% no puede permitirse el lujo de seguir enviando colombianos a la pobreza por causa de falta de determinación en la toma de decisiones necesarias.

Proteger el Ambiente es una prioridad para nuestro futuro, asegurarnos que existan los recursos necesarios para alimentar, educar y dar empleo a nuestra población debe ser una prioridad para nuestro presente. De qué sirve continuar enviando jóvenes a prepararse en las Escuelas de Ingeniería de Minas, o de ingeniería de petróleo,  o de Ingeniería Mecánica, o de Ingeniería Ambiental si la decisión del país es proscribir la actividad extractiva? Los profesionales de estas y otras carreras nos preparamos precisamente para mitigar los impactos negativos y maximizar los positivos de la actividad extractiva en el territorio.

La riqueza del subsuelo no se transforma en riqueza hasta que esta es extraída de el, enterrado no vale nada, no genera ningún beneficio. El Cerrejón fue descubierto en la segunda mitad del siglo 19 cuando el carbón era el combustible que movía al mundo, su aprovechamiento dio inicio solo hasta finalizando el siglo 20 perdimos un siglo, hoy ese carbón quedara enterrado en su gran mayoría… De que sirve tomarnos 20 o 30 años para iniciar la extracción de millones de barriles de petróleo en un mundo que marcha hacia la descarbonización? Si no lo hacemos hoy pasara lo mismo que con el carbón, si no existe una política clara firme y determinada hoy, que permita iniciar hoy el aprovechamiento hoy de las oportunidades que nos brinda este territorio, pasara lo mismo que con el Carbón.