¿Rodear a quién?

23 Noviembre 2022, 08:33 AM
Share
Creado Por
Edubar Arango
"En el departamento del Chocó, la política es el deporte nacional, y es entendible, Quibdó, su capital, posee el insuperable título del municipio con mayor desempleo".

Se vienen las regionales y aún no se vislumbra en el Chocó, una figura de peso en las toldas de las distintas vertientes políticas. El próximo año, octubre 29 del 2023, se llevarán a cabo en todo el país, las elecciones en los distintos entes territoriales (alcaldía y gobernación) y los chocoanos todavía no tienen claro, quiénes son los candidatos ni por quien votar.

En el departamento del Chocó, la política es el deporte nacional, y es entendible, Quibdó, su capital, posee el insuperable título del municipio con mayor desempleo. En el trimestre móvil junio-agosto de 2022, la ciudad que registró la mayor tasa de desempleo fue la Villa de Asís, con 24,7%.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que en agosto del 2022 la tasa de desempleo en el país, fue de 10,6 por ciento, por debajo de la presentada en el mismo periodo del 2021 (12,9 por ciento). Por sexo, la tasa de desempleo para los hombres fue de 8,9 por ciento, mientras que para las mujeres se ubicó en 13,8 por ciento.

Esto, para indicarles la alta tasa de desocupados que hay en mi región, que curiosamente a mayor desocupe, mayor incidencia habrá en apasionados en temas como el chisme, la vida ajena y por supuesto, la política.

Cafeterías y clubes de jubilados donde se juega dominó o “pájaro” (naipes), desde temprano en la mañana hasta bien entrada la tarde, a los cuales asistí por una semana como espectador discreto y silencioso, solo para escuchar los comentarios de los asistentes y así, tener una idea mucho más concisa del espectro político de mis coterráneos.

En política nacional, noté que hay una soslayada opinión del Gobierno Petro. Recordemos que los chocoanos aportaron 127.846 a los 11’281.002 votos.

Disculpen lo que les voy a decir: El peso porcentual de la votación del Chocó en la elección de Gustavo Francisco Petro Urrego como presidente de la república, fue tan solo del 1,13%. Por consiguiente, no es real que este departamento haya contribuido de una manera contundente para que él esté sentado en el solio de Bolívar, ni mucho menos para que Francia Márquez, haya sido elegida Vicepresidenta. Hay que ser claros en eso. ¡Se tenía que decir…Sorry!

Sacar pecho y vociferar que Petro salió elegido por esos cientos veintipico de mil votos, es una gran falacia, así que vamos poniéndonos serios y coherentes por favor. Tal vez por eso es que aún no vemos un feedback, tal vez por eso no hay compromiso serio por parte del gobierno nacional, tal vez por eso aún no se define de una vez por todas el tema de la terna para encargar gobernador, tal vez por eso aún no vemos el tan mencionado cambio… ¡Tal vez por eso!

Pero mientras en las redes sociales y los grupos de WhatsApp, al parecer vamos para tercera vuelta, porque no hacen otra cosa que discutir y ponderar todo a nivel nacional, a este departamento se lo está llevando el diablo.

No seguimos con los mismos problemas, vamos es peor, y ya que hablamos de esto y fiel a mi estilo de presentar en mis artículos cifras y estadísticas, en el pasado mes de septiembre de este año, el DANE realizó la Encuesta Pulso Social –EPS, frente a la necesidad de contar con información sobre el impacto de la situación generada por el COVID-19 en la sociedad.

Esta medición, que contó con el apoyo técnico del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia –UNICEF, buscaba producir información relacionada con: confianza del consumidor; bienestar subjetivo; redes de apoyo de los hogares; bienestar de los hogares que cuentan con niños, niñas y adolescentes; y el conocimiento y acceso a las políticas nacionales y locales de apoyo a los hogares. Su cobertura geográfica fue de 23 ciudades capitales de departamento y áreas metropolitanas y obviamente Quibdó estuvo entre la medición.

Las preguntas de la encuesta, fueron sobre el comportamiento de la economía del hogar (presente/futura), de la economía en general (presente/futura), y de la capacidad actual de consumo, que permita la construcción del Índice de Confianza del Consumidor (ICC).

Una de ella fue: ¿Cómo considera usted la situación económica de su hogar comparada con la de hace 12 meses? En el trimestre Julio - septiembre 2022 el 76.9% de las personas jefes de hogar y sus cónyuges en la ciudad de Quibdó afirmaron que la situación económica actual de su hogar es “Peor” o “Mucho peor” comparada con la de hace 12 meses. Para las 23 ciudades y sus áreas metropolitanas el porcentaje de personas que respondieron “Peor” o “Mucho peor” en el trimestre Julio - septiembre 2022 fue de 49.1%. Esto es una diferencia de 27.8 puntos porcentuales entre la ciudad de Quibdó y el total de 23 ciudades.

Esta situación no es fortuita, ese es la sensación generalizada de una ciudad que hoy, ve su futuro irse al abismo. ¿Cómo se puede invertir en negocios en una ciudad que tiene seguridad cero? ¿Cómo crear empresa, cuando no hay garantías ni de recuperar la inversión y mucho menos de sostenerse? ¿Cómo pensar en creación de empleos, cuando la institucionalidad no brinda las garantidas necesarias?

La capital del Chocó, hoy es un barco a la deriva y sin timón, que se hunde en nuestras narices y lo peor es que sus habitantes guardan sepulcral silencio, quizás porque saben que son cómplices reincidentes de esta debacle que hoy vivimos todos.

¿Acaso no somos nosotros, los que elegimos estos malos hijos del Chocó, para que dirijan nuestros destinos? ¿No somos los que en ultimas y a través de nuestros votos, los elevamos a “lideres” cuando de eso no tienen nada?

Vienen las regionales y con eso viene también, una gigantesca oportunidad de cambiar el futuro de nuestra región, votando con conciencia, con responsabilidad, con coherencia y sobre todo con compromiso, por candidatos que tengan sentido de pertenencia, amor por la tierra, honradez, pero sobre todo que les quepa el Chocó en la cabeza.

De nada sirve elegir a personas por amiguismo o por partido político, si vamos a seguir hundidos en el fango. Tenemos que ser conscientes de que es el futuro del Chocó, el nuestro, el de los hijos de nuestros hijos, el que está en juego.

Una persona que nos represente con dignidad, sin tacha, sin rabo que le pisen, con capacidades profesionales, intelectuales, conceptuales y sobre todo personales, que sepa de donde vino, donde está y para donde va, pues solo así, tendrá una claridad meridiana de para donde lleva a este barco.

De nada sirve que pidamos en las redes, rodear a mandatarios que poco o nada les interesan sus conciudadanos y menos el futuro de estos pueblos. Que viven a espaldas de la realidad, que no tienen idea de cómo gobernar y que pareciera con sus inmaduros e irresponsables actos, que se burlasen de la justicia, de nosotros, de todo.

Así con esos yerros y tachas, me pregunto: ¿Rodear a quién? ¡Yo pues no! 

KienyKe Stories