Senadores pro y contra la ministra de Ciencias

Publicado por: maria.vargas el Jue, 30/07/2020 - 11:20
Share
Por: María Piedad Villaveces.
María Piedad Villaveces

En esta última semana hubo dos cartas de Senadores al Presidente de la República con respecto a la Ministra de Ciencias, doctora Mabel Torres. La primera carta fue liderada por 7 de los 13 miembros de la Comisión Sexta del Senado. La segunda fue firmada por 4 de los 8 miembros de la Comisión Legal para la Protección de los Derechos de las Comunidades Negras o Población Afrocolombiana del Congreso de la República. 

La primera carta dirigida al Presidente de la República por miembros de la Comisión Sexta, entre cuyas funciones está la de legislar y generar debate en el tema de investigación científica y tecnológica (entre otros temas) se centra en pedirle al Presidente que cambie a la Ministra Torres, debido a que en sus seis meses de gestión se ha caracterizado por: 

  1. Falta de planeación y liderazgo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para impulsar e implementar una verdadera política pública de CTeI en Colombia, que dé respuesta a las necesidades actuales. 
  2. Incapacidad de la Ministra de interpretar la intención del legislador y del mismo ejecutivo, para transformar a Colciencias en un Ministerio.
  3. Falta de interacción con la academia y con la comunidad científica en la proyección del Ministerio para que la ciencia sea el faro que oriente a Colombia y hacer frente no solo a esta, sino a otras emergencias que se puedan presentar. 

La segunda carta dirigida al Presidente de la República es una respuesta a la anterior. Sin embargo, lejos de responder los tres puntos, la Comisión de Protección de los Derechos de las Comunidades Negras o Población Afrocolombiana, concentra su argumento en darle respaldo a la Ministra Torres debido a que ella es “una académica de las más altas calidades científicas, éticas y morales, es la persona idónea para dirigir este importante Ministerio”

Una de las fortalezas de la ciencia es que obliga a sus investigadores a promover debates argumentativos sobre diferentes temáticas. En ese sentido, en las universidades se enseña a evitar errores de razonamiento que invaliden un argumento. A los errores de lógica se les llama “falacia” y la literatura ha identificado varios tipos de falacias. 

En el caso que nos ocupa, el hecho de que la Comisión de Protección de los Derechos de las Comunidades Negras o Población Afrocolombiana, no hubiera centrado su respaldo a la Ministra Torres en responder las tres quejas que le presentaban los Senadores sino a exaltarla como persona, constituye un error en la argumentación. Desde una reflexión académica, se hubiera esperado que los que están a favor de la Ministra hubieran respondido con evidencia a cada uno de los requerimientos que hicieron los Senadores. Es decir, que muestre pruebas de la política de CTeI que la Ministra Torres ha promovido, de que ha logrado transformar a Colciencias en el MinCiencias y que interactúa permanentemente con la comunidad académica y  científica. 

Desviar el discurso en las calidades personales de la Ministra o inclusive mencionar racismo para defender su gestión, puede hacerle más mal que bien a la gestión de esa funcionaria en el gobierno. El nacimiento del Ministerio de Ciencias en Colombia también debería mostrar la capacidad de los líderes políticos y sociales de proyectar un debate argumentativo en el que se superen las falacias que llevan a errores en la argumentación de las ideas. 

Independientemente de las dos cartas de los Congresistas, es importante analizar si la Ministra está respondiendo con su gestión a las expectativas del país en materia de ciencia, tecnología e innovación. Sin embargo, esta discusión me genera otra pregunta: ¿Desde el alto gobierno se le está dando el respaldo al recién creado Ministerio? 

Desde AvanCiencia estaremos haciéndole seguimiento a estas tensiones entre legislativo y ejecutivo que, en una democracia, deberían servir para fortalecer el sector de ciencia, tecnología e innovación en Colombia.