​​Sí se pudo

Publicado por: christian.sandoval el Mar, 11/01/2022 - 08:48
Share
Por: Carlos Salas.

Apenas siete veces podemos plegar una hoja de papel. Hay quienes han logrado doblar un papel de un kilómetro y medio de largo doce veces. El récord es de catorce dobleces con uno de cinco kilómetros. Si fuese posible doblar un papel de una décima de milímetro de grueso 54 veces el resultado tendría una altura que sobrepasa la distancia de la tierra al sol.  

(Pueden consultar por Google la explicación matemática)

Mientras pensaba en este asunto de los pliegues e intentaba una comparación, no del todo forzada, con  la manera como se ha venido plegando América del Sur a los dictados del nefasto socialismo del siglo XXI o castrochavismo o como se le quiera llamar a ese entramado de corrupción, anarquía y autoritarismo, disfrazado de “progresismo” y “populismo”, que ha recobrado fuerzas en esta pobre y dolida región del mundo que no merece tan siniestro destino, me llegan las noticias extraordinarias de Venezuela del resultado inesperado de las elecciones en el estado Barinas. Extraordinarias por lo buenas y por lo inesperadas, extraordinarias también por recibirlas en un momento crucial cuando se calientan motores para la campaña presidencial en Colombia que darán la pauta en la lucha contra aquellos malandrines que tienen en la mira a nuestro país, desde hace un buen tiempo, ganando cada día más poder del malo, del que arrincona y empobrece a los pueblos arrebatándoles hasta la esperanza.

 

Venezuela revive con este gesto lleno de simbolismo. Veámoslo a partir de algunos titulares de prensa:

 

- La oposición venezolana confirma su triunfo en el feudo de la dinastía Chávez

El País (España)

- Barinas, un feudo familiar y símbolo de la debacle chavista

El Clarín (Argentina) 

- Elecciones en Venezuela: oposición venezolana logra un triunfo simbólico al ganar las elecciones a la gobernación de Barinas, estado natal de Hugo Chávez

BBC Mundo

La oposición de Venezuela arrasó en Barinas, el santuario del régimen chavista

La Nación (Argentina) 

- Au Venezuela, le clan Chávez perd son fief (En Venezuela el clan Chávez pierde su feudo)

Liberation (Francia)

Venezuela: défaite historique du pouvoir sur les terres de Chavez (Venezuela: Derrota histórica en las tierras de Chávez)

L’Express (Francia)

- Venezuela's revolution divided in the cradle of Chavisme (La revolución venezolana dividida en la cuna del chavismo)

Miami Herald (USA)

 - El ‘Chavismo’ cae en la repetición electoral del estado de Barinas, en Venezuela

Mondial News

 - Elecciones en Barinas: opositor Sergio Garrido gana los comicios y termina con la dinastía de los Chávez

El Comercio (Ecuador)

- El chavismo pierde su feudo y reconoce la derrota en el estado de Barinas

ABC (España)

- Histórica derrota para el régimen de Nicolás Maduro en Barinas, el bastión de los Chávez

Infobae (Argentina)

- Oposición venezolana le gana la gobernación de Barinas al chavismo

El Tiempo (Colombia)

- ¿Fin a la dinastía Chávez? Oposición triunfa en la cuna del régimen

Semana (Colombia)

 

El pueblo venezolano ha despertado del estado letárgico en el que se ha visto sumido desde la represión violenta del régimen contra los jóvenes que se manifestaron valientemente en 2017. El sentimiento de impotencia puede ser anulado de un golpe con una muestra tan clara de que, si se lo proponen, pueden tumbar a la dictadura. Hay quienes han mirado con mucha sospecha las elecciones en ese país y con toda la razón, lo que no se esperaba era una reacción tan contundente en las urnas en esta oportunidad de oro. Vencer en la cuna del chavismo a un candidato de las entrañas del régimen, con todas las de ganar, es motivo de optimismo no solo para nuestros hermanos venezolanos sino también para los colombianos. 

Me permito hacer un paralelo con nuestra situación actual. Hace siete años y medio nos robaron las elecciones y ahora se nos presenta la oportunidad de desquitarnos, siguiendo el ejemplo dado por los venezolanos en el estado de Barinas. Es en las urnas, acudiendo masivamente a ellas, venciendo la apatía y la abstención y, muy especialmente, cuidando en todos los rincones del país cada mesa, impidiendo que nos roben los votos, como podremos vencer el fantasma castrochavista para siempre. 

Una hoja de papel a duras penas se puede plegar siete veces. Los venezolanos no se doblegan más y nosotros tampoco en un momento en el que la humanidad comienza a reaccionar ante el sentimiento de impotencia que la agobia, aunque pretendan seguir llenándonos de temores.