Mario Huertas

Analista de asuntos estratégicos y hemisféricos (Énfasis: Brasil y EE.UU.) Columnista de opinión, diario La Nación. Voluntario internacional para la promoción de nuevos liderazgos, Universal Wonderful Street Academy (UWSA), Jamestown-Accra. Colaborador del Goldstreet Business (Ghana). Profesor de Geopolítica y Geoestrategia. Infante de Marina, Armada República de Colombia (A.R.C).

Mario Huertas

¡Viva la libertad, carajo (II)!

 gar, con un pesado mensaje económico, al grueso de la población. 

A título personal, gusto más del mensaje que de la manera en que se envía. Precisamente, en su discurso se aprecia que ha estudiado durante décadas la economía argentina. ´El Peluca´,  gústenos o no, ha interpretado adecuadamente el problema político que supone una economía mal gestionada por décadas. 

Yendo al pretérito y buscando las fuentes de la prosperidad argentina, Milei encuentra en la Constitución de 1853 el marco institucional que llevó a la economía albiceleste por la senda del crecimiento y el desarrollo. 

En Bases y puntos de partida para la organización política de la República de Argentina de Juan Bautista Alberdi, se defendía, por un lado, el diseño institucional de los EE.UU. como el ideal para ser trasplantado a tierras gauchas y, por el otro, un programa de estimulación para migrantes europeos. He aquí el espíritu de la carta política de 1853. 

Este marco fue el que le permitió a la economía argentina alcanzar, durante setenta años, índices de gestión extraordinarios que, reconocidos incluso por la historiografía latinoamericana, se muestran muy superiores al de países occidentales que hoy son considerados como desarrollados. En Argentina es muy común escuchar la ´tesis del desdesarrollo´ o de cómo un país desarrollado se vuelve subdesarrollado. 

Lamentablemente, esa tradición liberal se vino al traste cuando el colectivismo y el peronismo tomaron tanta fuerza que, a pesar de la muerte de Juan Domingo y Eva, esta variante populista cuenta en la actualidad con muchos matices y partidarios. Es más, alguna vez recorriendo las librerías de viejo en Palermo (Buenos Aires) un señor me decía: “No se llame a engaños, acá todos somos peronistas, de izquierda o de derecha, pero a fin de cuentas peronistas”. Si Milei escuchara esto posiblemente diría: “¡Váyanse al carajo!”

Regresado al protagonista de estas líneas, Javier Milei, y su discurso de posesión, llamó la atención la presencia de algunos líderes políticos. De acuerdo con el protocolo que rige para estas ocasiones, que el rey de España, Felipe VI, pueda sentarse al lado del joven progresista Gabriel Boric, es lógico y hasta de buen recibo.

Pero, si generó curiosidad que Jair Bolsonaro estuviese en lugar de Lula da Silva. Y digo esto porque la prensa brasileña confirmó que ´O capitão do povo´ llevó un comitiva compuesta por los gobernadores de São Paulo (Tarcísio de Freitas) y Santa Catarina (Jorginho Mello) y por el presidente del Partido Liberal-PL (Valdemar Costa Neto). Al expresidente Bolsonaro se le vio sentado, y muy cómodo, en primera línea al lado de otros jefes de Estado. 

Igualmente, vimos a Volodímir Zelenski cuya asistencia podría entenderse en el marco de la lucha por la libertad del pueblo ucraniano. El líder de la resistencia aprovechó la oportunidad, antes de dirigirse a Washington, para reunirse con los presidentes de Paraguay, Ecuador y Uruguay quienes son partidarios abiertos de la defensa de Kiev. 

Ahora bien, que Lula da Silva y Petro hayan enviado a sus cancilleres para la toma de posesión es normal si se tiene en cuenta el componente ideológico; no obstante, a Lula se le puede excusar por la crisis del Esequibo mientras que a Petro no. Eso muestra la incapacidad que tiene este último de tolerar a quien piensa y hace de manera diferente las cosas. En esto, el joven e inexperto Boric le ha dado muchas lecciones. Petro ignora por completo que la política exterior es una cuestión de Estado, y no de partido político. 

Excluidos así, de la ceremonia de transición de mando, los dictadores Ortega, Díaz-Canel y Maduro; Petro no logró entender que a pesar de los insultos que le profirió al pueblo argentino, Milei no lo considera aún como un tiranuelo más. Sin embargo, el mismo Petro (“en su infinita sabiduría”) se ha sumado por voluntad propia a ese bestiario tropical que describió tan lúcidamente Alfredo Iriarte. 

Creo que la apuesta de ´El Loco´ es muy interesante si tiene en cuenta que en América Latina somos muy tímidos e hipócritas para abrazar abiertamente las exitosas tesis liberales, mientras que gozamos de cierto fetiche por los modelos fracasados de orden intervencionista autoritario.  Se espera que con la llegada de Milei a La Casa Rosada, en la región, las fuerzas democráticas y liberales tomen fuerza suficiente para contener la avalancha populista autoritaria que castiga a las economías de gran parte del hemisferio. El futuro del liberalismo en el continente depende de la suerte que tenga el mandato de Javier Milei, de lo contrario todos los republicanos nos iremos pa´l carajo.

Creado Por
Mario Huertas
Más KienyKe
El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, reveló el monto de la multa que deberán pagar las personas que excedan el uso de agua e incumplan con la medida de racionamiento establecida en la capital del país.
Este miércoles se cumplen diez años desde la muerte Gabo, un destacado escritor conocido por su 'realismo mágico' y por legar a la literatura el mítico Macondo que continúa cautivando a los lectores.
Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EE. UU., anunció que Estados Unidos y sus aliados impondrán sanciones a Irán en breve debido al ataque contra Israel.
El presidente brasileño visita Bogotá para reunirse con Gustavo Petro, asistir a eventos empresariales e inaugurar la Filbo como invitado de honor de Brasil.