Mario Huertas

Analista de asuntos estratégicos y hemisféricos (Énfasis: Brasil y EE.UU.) Columnista de opinión, diario La Nación. Voluntario internacional para la promoción de nuevos liderazgos, Universal Wonderful Street Academy (UWSA), Jamestown-Accra. Colaborador del Goldstreet Business (Ghana). Profesor de Geopolítica y Geoestrategia. Infante de Marina, Armada República de Colombia (A.R.C).

Mario Huertas

Yo capturé al “Che” Guevara

Si algo sabe hacer la izquierda armada es elevar sus grandes criminales a categoría de mito; sin duda alguna, el ejemplo más emblemático es Ernesto “Che” Guevara. Los voceros de esa ficción asisten en razón a quienes los definen como idiotas de manual (Léase Vargas Llosa, Montaner y Mendoza). Hoy, algunas preguntas y otras respuestas.  

¿Quién capturó a Guevara? El entonces capitán de caballería Gary Prado Salmon, quien murió el pasado 6 de mayo a sus 83 años, sin honores militares y tras sufrir varios atentados terroristas en su contra. En medio de la casi silenciosa noticia de su deceso, enunciar el simple hecho puede ser señalado por los amigos de la lucha armada, cuanto menos, como una expresión fascista o contrainsurgente. 

¿Cómo era el guerrillero capturado? El Guevara que llega a Bolivia no era ni el héroe militar ni el gran intelectual que la izquierda armada ha querido vender. Es un hombre rechazado por la nomenclatura cubana, un guerrillero errante que como idiota útil sirve a los intereses ególatras del dictadorzuelo de La Habana. Más que una corriente de pensamiento, Guevara es un simple peón del comunismo caribeño. 

¿Cuál era la Bolivia del momento? La de la Revolución Nacional de 1952 que transitaba en medio de una serie de cambios; entre ellos, la Reforma Agraria. Este escenario contradice el supuesto carácter estratégico del envío de Guevara a Bolivia y resalta la descontextualización de la operación. René Barrientos Ortuño era el presidente y el ejército atravesaba por una trasformación que, iniciada en la Guerra del Chaco (1932-1935) y gracias a las diferentes misiones estadounidenses, se actualizaba en la lucha contrainsurgente. 

¿Por qué Bolivia? Fidel envía a Guevara para que desde el hinterland suramericano, y a la luz de la teoría del foco insurreccional, promoviera en toda la región la lucha armada agitando el eslogan “crear uno, dos, tres Vietnams”. Así de simple. 

¿Cómo capturaron a Guevara? Tácticamente hablando, los subversivos que se ubicaron en Ñancahuazú eran más un grupo de nómadas que propiamente una guerrilla bien articulada. Definido el teatro de operaciones, las tropas del capitán Prado procedieron a cercar y aislar el terreno para desplegar la unidad de fuerzas especiales que venía de estar bajo instrucción de efectivos estadounidenses. 

Días después del operativo contra Tamara Bunke, cerca de la quebradas del Churo y de la Tusca  fue detectada la cuadrilla de Guevara; en la intersección de ambas quebradas se dio el combate. Y una vez la superioridad numérica decidió la suerte, expresó: “No me maten, valgo más vivo que muerto”, en el olvido quedaba el grito “Patria y muerte”. Para mayor detalle, el lector podrá consultar dos obras capitales “Una guerrilla inmolada” y “Cómo capturé al Che”.  

Desgraciadamente, tal como lo explicó el general Prado, con la muerte de Guevara murió la teoría del foco; pero la lucha armada mutó a la modalidad de terrorismo urbano. 

¿Muerto Guevara que siguió? Además de inmortalizar la romántica imagen del guerrillero (con barba, uniforme y fusil al hombro) se va crear el mito de la superioridad estratégica de la insurgencia. A partir de este momento, se perpetúa la errónea creencia de que la guerrilla es invencible y, por lo tanto, cualquier derrota militar resulta imposible. 

Esto produjo un efecto sicológico de ventaja sobre las tropas regulares y la posibilidad de contar siempre con espacios abiertos para maniobrar estratégicamente la táctica de la negociación. 

¿Cómo murió el guerrillero? Barrientos tomó la decisión de hacerlo de la misma manera que Guevara procedió contra todos los opositores de la flamante Revolución so pretexto de administrar “justicia revolucionaria”. Fusilado el insurgente, se evitaría un show como el de Régis Debray.

Si la información es verídica, tres años atrás en la ONU el guerrillero defendía la justicia revolucionaria así: “Fusilamientos, sí. Hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte (…) pero eso sí, asesinatos no cometemos”. 

¿Alguna similitud entre la muerte de Cienfuegos y Guevara? Según el método de eliminación utilizado contra ambos guerrilleros, se puede inferir que Castro estuvo detrás de todo esto. La única diferencia es que Camilo tenía ascendencia en La Isla, “El Che” era fuertemente resistido. Maquiavélicamente, Fidel ordenó que en la Plaza de la Revolución dos edificios públicos llevaran un pequeño homenaje a los subversivos. 

¿Soldado vs guerrillero, quién ganó? El poco despliegue noticioso que causó la muerte del general Prado Salmon contrasta abiertamente con la mítica imagen del guerrillero.  Operación orquestada en gran medida por muchos medios de comunicación y sub-intelectuales revolucionarios, evidenciando así el terreno abonado que tiene la guerra subversiva.

Y como resulta más fácil repetir lugares comunes y no obligarse a pensar por cuenta propia los hechos continentales, los mitos latinoamericanos hacen lo suyo. 

Lamentable conclusión. Fascinados por un legado mediocre, en todos los frentes, se levantan y conservan santuarios para preservar en la memoria de millones de ingenuos que, sin leer ni analizar, sirven como señal de reproducción tanto del mito guerrillero como del sub-intelectual revolucionario. 

Adenda. El 12 de mayo conmemoramos, con profunda tristeza, los 25 años del magnicidio del general Fernando Landazábal Reyes a manos de la guerrilla de las FARC. El hoy senador, por gracia de Juan Manuel Santos, Julián Gallo Cubillos reconoció con total altivez la autoridad del crimen ante su Jurisdicción Especial para la Paz. En “Estrategia revolucionaria” y “Tácticas revolucionarias” evocamos su legado intelectual.

Creado Por
Mario Huertas
Más KienyKe
¿Sin presión? El astro argentino respondió para qué está la Selección Argentina en esta Copa América.
Luego del inédito título que consiguió con el Atlético Bucaramanga, Rafael Dudamel tiene nuevo empleo.
La nueva jueza de MasterChef Celebrity Colombia llegó a la cocina más grande para demostrar sus habilidades culinarias y colaborar junto a los chefs Jorge Raush y Nicolás de Zubiría.
El regreso de la icónica producción colombiana sumó varios puntos en la tabla de rating tras su reincorporación a las pantallas del Canal RCN.
Kien Opina