Carta de un antiguo sanador a sus enfermos

Publicado por: david.palencia el Mié, 26/01/2022 - 09:18
Share
Creado Por
Armando Martí
Estás en un momento importante de tu vida … has enfermado. Ha caído tu orgullo y con la cabeza baja, estás aprendiendo una lección. Has transgredido leyes naturales, espirituales y cósmicas, y por ello debes pagar.
Créditos:
Jeremy Yap

Querido amigo (a):

Estás en un momento importante de tu vida … has enfermado.

Ha caído tu orgullo y con la cabeza baja, estás aprendiendo una lección. Has transgredido leyes naturales, espirituales y cósmicas, y por ello debes pagar.

Lo debes hacer rápido con la energía que te queda, y con la alegría de una pronta recuperación. En equipo vamos a energizar la parte física, fortalecer la parte mental, vivificar la parte espiritual y empezar un camino de evolución positiva.

Caíste al olvidar conectar tu energía cosmogónica. El orgullo y la soberbia, te hicieron creer que con la fuerza mental podías manejarlo todo. Tus programaciones anteriores, debilitaron tu materia biológica y ello explica en gran parte tu situación actual.

Tomaste un tiempo para enfermar, tendrás que tomar un tiempo para sanar. Fuiste dueño de momentos de libertinaje y descontrol, pero con disciplina y orden tendrás que transformarlos y ser dueño de un nuevo ser.

De tu cambio interior depende tu restablecimiento general. Sólo a través de tu voluntad y firmeza, será posible que tu curación no sea temporal, sino que se convierta en duradera, con el fin de que alargues el tiempo para cumplir las tareas y misiones que te fueron asignadas.

Carta de antiguo sanador a sus enfermos” en la voz del Terapeuta y Coach de Vida Armando Martí© para la sección Konciencia de KienyKe.com. Escúchalo, disfrútalo y compártelo:

Recuerda, eres un proceso de evolución del conocimiento. De tu caída y de tus cadenas saldrán las alas liberadoras que te harán regresar a donde perteneces.

Aplica las indicaciones que a continuación escucharás. Además, grábalas y ejecútalas. No decaigas en tu empeño, pues pronto volverás a sonreír y valorarás mejor las cosas que la vida te ha regalado.

Levanta tu cabeza y escala esa montaña. Respiraras mejor. Te sentirás triunfante, serás más fuerte, te encontrarás a ti mismo y lo verás a él.

1. Que tu vida sea limpia, clara, controlada y ordenada. Maneja tus escapes y no dejes que te dominen. Que no invadan tu vida las drogas, el alcohol, las ambiciones, los pensamientos irreales, los abusos sexuales, las críticas y los egoísmos.

2. Emplea todas las técnicas, métodos y energías en relajarte, preocupándote por culminar el día. Tómate tiempo para la acción y la tensión, y otro tiempo para la distención, el descanso y la recreación. Nunca dañes este ritmo.

3. Pon a tu terapeuta en tus oraciones diarias, para que sus acciones sean más iluminadas con la luz rosa del amor, el rayo violeta de la intuición y el conocimiento. De esta manera, cada acto terapéutico será el acertado y ayudará a tu sanación, pues a través podrá limpiar su propio karma, unificando el eterno ciclo de dar y recibir.

4. La comida y bebidas moderadas. Llenar nuestra vida de equilibrados colores, frescas aguas, ricas frutas, activos vegetales, limpio aire, claros y poderosos pensamientos positivos, afirmando la erradicación de toda vibración negativa de nuestra vida y la de nuestros seres queridos, buscando música suave, movimientos firmes y acciones bondadosas.

Así, alcanzarás la paz y el sosiego que necesita nuestro cuerpo, mente y alma con el propósito de proyectar este ejemplo a tus vecinos, ciudad y país a fin de que vibren con emociones positivas y las compartas con el mundo.

5. Sentirse útil y gozar en ayudar a los demás. Alegrarse de pagar los compromisos adquiridos y los errores cometidos.

6. Poco encierro y mucho trato. Relacionarse, conversar, expresarse y amar a los demás. Gozar de las cosas sencillas de la vida que, en el fondo son las más grandes. No odiar, no envidiar.

Romper la vanidad, la superficialidad y el vacío de las cosas materiales. Vibrar con un maestro interno y meditar lo más posible, pidiendo ayuda para resistir las duras pruebas y los sufrimientos que elegimos a fin de retornar al lado de esa fuerza espiritual que rige el universo y que con nostalgia hace entristecer nuestra alma.

De este modo, es posible entender lo temporal de la vida y la falta que en verdad nos hace la presencia de su fuerza …

Con pensamiento positivo para todos ustedes.

Sanador Sattva Rishi, 1982.

Por: Armando Martí

KienyKe Stories