El amor e intimidad en la pareja

Publicado por: david.palencia el Mié, 16/12/2020 - 08:34
Share
Creado Por
Armando Martí
En esta interacción, también podemos adquirir conciencia de nosotros mismos y saber si somos capaces de sacar adelante esta unión.
El amor e intimidad en la pareja -  Armando Martí
Créditos:
Cortesía Chermeti Mohame

El amor es el secreto que anima todas las cosas del universo. Es una fuerza casi imposible de definir desde la razón, pero sin lugar a duda, se puede experimentar desde el corazón. Por amor nos sentimos atraídos hacia otra persona y, sentimos el impulso ancestral de unirnos a ella para formar la pareja y ser felices.

En las primeras etapas del “enamoramiento”, que pueden durar entre seis meses a un año, tendemos a idealizar al ser amado. Sin embargo, el desafío real es la convivencia, en donde para tener éxito la pareja debe “aprender a comprender al otro”. Con el pasar del tiempo, ambos se convierten en un espejo que refleja los defectos y virtudes de cada uno.

La voz del Terapeuta y Coach Certificado Armando Martí para la sección Konciencia de KienyKe.com. Escúchalo, disfrútalo y compártelo:

En esta interacción, también podemos adquirir conciencia de nosotros mismos y saber si somos capaces de sacar adelante esta unión. Recordemos que cada pareja es un mundo diferente y por esta razón, la adaptación depende de los acuerdos a los que lleguen las partes. 

Muchos de los compromisos que se hacen de forma apresurada o inmadura, tienden a no sostenerse en el tiempo. Para lograr la intimidad es necesario mostrarnos tal y como somos, quitarnos los disfraces y las caretas del “deber ser”. Por eso, es necesario ser auténticos, es decir, congruentes entre lo que pensamos, sentimos y hacemos.

Lo más importante, es definir quién soy yo y desde allí, aceptar el quién soy yo de la pareja para crear verdadero vínculo afectivo que se abastecerá a través de la confianza y la empatía, sin mentiras ni ocultamientos, sin fingir ningún sentimiento.

Por esta razón, la necesidad de perfección y dominio sobre el otro es el fin de la pareja. Asfixiar al amor es no aceptar al otro y no aceptarse a uno mismo tal y como es. El amor sincero nace de un corazón pleno de libertad y valentía, que no permite que se le impongan reglas o deberes provenientes de la soberbia y los caprichos de una ego mente enferma. Una pareja sana está contenida en el deseo de hacer el bien al otro desde la orilla de la humildad, la amabilidad, el cariño y el respeto.  

Finalmente, los invito a dejar de ser espectadores de las historias de amor de los demás. Construyan y experimenten su propia historia con responsabilidad, que es la fuente de la tranquilidad interior. El amor es algo que sucede y no se analiza. Vivan su amor de instante en instante, en unidad, apoyándose y cuidando el uno del otro. El mayor pecado en la pareja es no ser felices y su mayor regalo es gozar de la existencia. 

Por: Armando Martí