Sanando tus emociones

26 Octubre 2022, 11:56 AM
Share
Creado Por
Armando Martí
La ansiedad y la angustia no se producen por pensar en el futuro, sino por tratar de controlar lo que puede llegar a suceder.
Créditos:
Dev Asangbam

El dolor emocional no se encuentra en la rendición o en la aceptación. Habita en la resistencia que haces por imponer tu voluntad. Considera, que aquellos que viven dominados por los impulsos, cometen errores frecuentemente, pidiendo ser castigados luego para liberarse de su culpa.

El sustento de la estabilidad emocional es el encuentro de nuestra propia autenticidad al aceptarnos a nosotros mismos, sin buscar la aprobación de los demás. Cuando le dices a alguien “¿no sé qué hacer?” pones en sus manos el poder de decidir por ti y controlar tu vida.

Cada decepción te da más experiencia, cada traición despierta más tu inteligencia y cada dolor te vuelve más fuerte. ¡La vida es sabia! Un ser agresivo y mal intencionado sólo puede reflejar la caricatura de sí mismo, causada por una infancia represiva, dolorosa, asfixiante y carente de afecto, pues cuando se ocultan las heridas esenciales, el adulto crece temeroso de ser feliz. De ahí su resentimiento con el mundo.

Cuando aprendes a cuidar de ti mismo, puedes abrazar amorosamente al niño herido y al adulto inestable, y así dejar de culpar a los demás de tus problemas; eso se llama crecer integralmente. El cerebro obedece a tus pensamientos, por eso, procura no desear nada negativo ni adverso para ti. El pesimista es enemigo de sí mismo.

La ansiedad y la angustia no se producen por pensar en el futuro, sino por tratar de controlar lo que puede llegar a suceder. La mayoría de reproches y críticas hacia los demás son un intento subconsciente de ocultar tus emociones tóxicas, junto con tu
inestable y conflictivo carácter.

Un perro ladra a veces porque tiene miedo. Algunas personas agreden con las palabras y los gritos. Simulan ser valientes para ocultar sus temores. Por eso, para sanar las emociones necesitas: introspección para reconocer los defectos de carácter, meditación para hallar una salida y oración para esperar guía y respuesta.

“Sanando tus emociones” en la voz del Terapeuta y Coach de Vida Armando Martí©, para la sección Konciencia de KienyKe.com. Escúchalo, disfrútalo y compártelo:

Sólo yo sé lo que oprime mi mente y corazón. Reflexiona en lo siguiente: Si quiero sanarme debo expresar lo que oculto y pedir ayuda con humildad. La consecuencia de cada decisión y acto realizado en la vida deberían ser asumidos enteramente por mí, pues esta acción de reconocimiento me libera de seguir usando los disfraces, roles y juegos mentales manipuladores, que impiden ser sincero conmigo mismo.

Para aliviarte de la toxicidad mental necesitas expresar tus sentimientos y que otra persona los escuche. Luego dejas entrar a Dios en tu corazón. Sólo así puedes liberar las más oscuras y dolorosas cargas emocionales. Él es y será el mejor terapeuta de todos los tiempos. Indudablemente, te ayudará a recuperar y a calmar tu alma.

Evita tomar decisiones cuando en tu mente y corazón existan la amargura, el enojo y la confusión. Reposa, cálmate, medita y reflexiona. Luego, inténtalo nuevamente. Si quieres estar tranquilo y en armonía debes reparar con amor y paciencia el daño que hayas causado a las personas en el pasado. El miedo es lo opuesto al amor. Suelta tus prejuicios y rencores para gozar la felicidad de un alma libre.

Recuerda, la amabilidad y una respuesta tranquila, desarman cualquier ataque de ira y agresividad contra nosotros. “Reconocer” es una palabra tan importante y liberadora, que si intentas leerla al revés dirá siempre lo mismo. El examen diario de mi Yo interior, habilitará poco a poco el maravilloso proceso de vivir conciliado con el universo.

Por: Armando Martí

KienyKe Stories