COVID - 19: sugerencias de la SIP para proteger la salud de los periodistas

Publicado por: richard.ladino el Lun, 30/03/2020 - 09:47
Share
Creado Por
Por: Armado Martí
La esperanza de los asesores científicos y el cuerpo médico en el país es que, a través de este confinamiento social se logre detener de alguna manera los ataques del COVID-19 hacia nuestra salud.
periodistas

“La salud entra por casa”, esta era una de las muchas advertencias que me hacía mi querida abuelita Marilú. Hoy en día, esta premisa cobra todo el sentido ante la crisis mundial desatada a causa del coronavirus. Por eso, estoy acatando de forma responsable y voluntaria las medidas de la drástica cuarentena en Colombia decretadas por el Gobierno Nacional en cabeza del presidente Iván Duque, su gabinete y las autoridades locales. 

En estas circunstancias, he tenido la oportunidad de encontrar un tiempo muy valioso para dedicarme a la reflexión no sólo personal sino también global, sobre los efectos en todas nuestras áreas de esta inusitada pandemia, que quizás ninguno de los colombianos jamás imaginamos vivir.

La esperanza de los asesores científicos y el cuerpo médico en el país es que, a través de este confinamiento social se logre detener de alguna manera los ataques del COVID-19 hacia nuestra salud. 

De ahí que es indispensable impedir el relacionamiento interpersonal, quedándonos en casa y reforzando los hábitos de aseo e higiene personal (lavarse las manos y usar tapabocas) y salir a la calle únicamente por alguna situación estrictamente vital. Esta medida con grandes repercusiones sociales y económicas es esencial ante la incertidumbre, que, por ejemplo, puso en jaque la salubridad de países como Italia, España y Estados Unidos debido al rápido contagio del coronavirus.
 

Mientras esperamos un “milagro”, es fundamental asumir una actitud positiva y optimista sin exageradas expectativas ante los hechos que están sucediendo en el mundo. Con el fin de neutralizar sus efectos, debemos activar nuestra capacidad de resiliencia, que, desde la psicología, es una fuerza interior que tememos las personas para afrontar las crisis y los traumas, en este caso, como resultado de la expansión de esta agresiva infección. 

Este vigor social, no aparece de un momento a otro, es el resultado de haber vivido los colombianos tantos y tantos escenarios de conflicto, dolor y adversidad, como lo demuestra nuestra historia, y, sin embargo, haber salido a flote de cualquiera de estas contingencias.

La sensatez debe hacernos entender que la indisciplina, la falta de compromiso, el egoísmo y la carencia de compasión hacia los demás, puede obstaculizar las medidas gubernamentales y hacer colapsar el sistema de salud de Colombia. 

Si tenemos conciencia colectiva para juntos salir de esta terrible crisis, podemos llegar a reducir hasta en un 50% la necesidad de camas hospitalarias y respiradores para enfermos críticos, evitando en un gran porcentaje las muertes por COVID – 19. 
 

La semana pasada, tuve la oportunidad de entrevistar a la médica psiquiatra Dra. Ana Millán, quien advertía de manera contundente: “nunca nos imaginamos esta situación la cual se sensibiliza todavía más con el exagerado uso de la tecnología y la virtualidad. Recordemos que ante todo somos seres vulnerables biológica y emocionalmente, por eso nos afecta todo lo que pasa al exterior desde nuestra situación económica, laboral y social. Cuando cualquiera de estos aspectos es alterado las defensas psicológicas se debilitan.  

Como sociedad debemos reaccionar para colaborarnos entre todos. Es el momento de apoyarnos, pues si uno cae, podemos ayudarlo a levantar, asumiendo con valor y madurez estas consecuencias. De ahí que lo que antes parecía ciencia ficción, hoy es una realidad, ojalá como en algunas películas, con un final feliz. Todo depende de nuestra solidaridad y conciencia social.

Me parece importante resaltar la necesidad de tomarnos con responsabilidad esta terrible pandemia y acatar las medidas de protección de las autoridades competentes, cuidando especialmente de las personas mayores y aquellas que están indefensas”.  
 

Ante las declaraciones de esta profesional de la salud mental, me doy cuenta de la gran responsabilidad que tiene el cuerpo de salud del país para ayudarnos a todos a salir de esta emergencia mundial, incluso exponiendo de forma heroica sus propias vidas ante la posibilidad de contagio del letal COVID - 19. Para ellos y todas las autoridades de policía, cuerpo de bomberos, distribuidores de alimentos, dependientes y domiciliarios, nuestro eterno agradecimiento. 

Además, hoy quiero hacer énfasis en otros profesionales que día a día están expuestos a este inclemente contagio, me refiero a los periodistas quienes desempeñan una vital labor de información veraz y objetiva hacia la opinión pública a través de los medios de comunicación.

La SIP se pronuncia sobre la responsabilidad y la salud de los periodistas ante el coronavirus
 

Desde hace varios años, soy miembro y socio de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que es una organización sin fines de lucro dedicada a proteger la libertad de expresión y de prensa en todas las Américas. Algunos de sus objetivos son defender la dignidad, los derechos y las responsabilidades del periodismo; preservar los intereses de la prensa en las Américas; alentar normas elevadas de profesionalismo y conducta empresarial; y promover el intercambio de ideas e información que contribuyan al desarrollo técnico y profesional de la prensa, entre otros. 

Por esta razón, quiero compartirles un importante documento producido por la SIP y grabado en podcast, con el fin de brindar algunas recomendaciones necesarias para salvaguardar la salud y la dinámica del periodismo en la actual crisis del coronavirus: 


Podcast: El coronavirus y la prensa
 

“En medio de la pandemia que alcanza a todo el mundo, la credibilidad de la prensa debe ser mayor de lo que habitualmente es. La gente necesita saber y estar bien informada sobre lo que está sucediendo con el contagiante virus. Sin un periodismo responsable, ético y que se protege, el periodismo está en riesgo.

La prensa en todo el planeta ha tenido un papel importantísimo para hacer que la población mantenga la calma y cumpla las instrucciones que dan las autoridades de salud. Diversos medios de prensa han entregado guías para indicarle a la ciudadanía y a su propio personal el modo de actuar en esta etapa especial con encierro domiciliario.

En cuanto a estos medios, muchos han publicado documentos periodísticos con recomendaciones para la labor, que pueden resumirse en: cómo cubrir la crisis y cómo sale el reportero a la calle para informar sin poner en riesgo la salud; cómo trabajar desde casa sin perder el ritmo permanente que los medios requieren; y, cómo le está pegando a la industria lo que se ve como una gran crisis económica que viene.

El Comité de Protección para Periodistas de Estados Unidos (CPJ) tiene en su sitio virtual un Aviso de Seguridad muy detallado sobre la cobertura del coronavirus y lo que debe saber y hacer el equipo de redacción antes de salir a reportear. Están considerados la seguridad digital, impidiendo que sus sitios sean hackeados y tener certeza de lo que estamos tomando de las redes sociales. 

También sobre la movilidad que se requerirá para estar en el lugar de la noticia, considerando las restricciones de viaje que se han dispuesto. Recomienda otra serie de medidas, por ejemplo, mantener el micrófono alejado, no asistir a conferencias de prensa donde hay mucha gente o sentarse a una silla de distancia, limpiar permanentemente el equipo de trabajo (grabadora, micrófono, celular) y llevar consigo un gel para limpiarse las manos. 

A todo esto, la pandemia movió a la Sociedad Interamericana de Prensa a cancelar su asamblea de medio año que se celebraría a finales de marzo en Saltillo, Cohauila, México. Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP, explica: 

"Hemos pospuesto nuestra reunión, no simplemente por una cuestión económica dentro del proceso que desarrollábamos para su celebración, sino en especial para cuidar salud y seguridad de todos los miembros y no miembros de la SIP, que pudieran viajar desde cualquier país hasta Saltillo. Mientras, los informes de medio año sobre libertad de prensa país por país, que son el corazón de esta institución, los entregaremos en los próximos días a través de nuestra plataforma virtual para informar a toda la comunidad".