Arranca juicio de la mujer asesinada con un destornillador

Publicado por: admin el Lun, 06/05/2019 - 05:16
Share
Luego de cuatro años de espera, Marcelo Núñez, de 48 años, se enfrentará a la justicia argentina. En los días 6, 7 y 8 de mayo se llevará a cabo el juicio oral en su contra por el asesinato de
Arranca juicio de la mujer asesinada con un destornillador
Luego de cuatro años de espera, Marcelo Núñez, de 48 años, se enfrentará a la justicia argentina. En los días 6, 7 y 8 de mayo se llevará a cabo el juicio oral en su contra por el asesinato de su esposa, Claudia Salgán, quien fue golpeada, ahorcada y apuñalada con un destornillador. Con pancartas de "justicia ya" y "Marcelo Núñez: un feminicida" mujeres, familiares y amigos de la víctima se manifiestan a las afueras de los tribunales en donde se llevará a cabo la serie de audiencias en contra del imputado por "homicidio calificado por el vínculo y por haber sido cometido por un hombre a una mujer mediante violencia de género". Los manifestantes alegan que el asesinato de Salgán debería ser tipificado bajo el delito de feminicidio por la crueldad y condiciones.  Claudia Salgán tenía 40 años cuando murió. Era instructora de fitness y tenía tres hijos. Vivía junto a Núñez, con el cual tenía una relación sentimental de más de 20 años. Pero ese amor habría terminado, debido a que antes de su muerte, la mujer manifestaba que se quería divorciar de él por constantes maltratos. Aunque todavía no se conoce la causa real de la muerte de la mujer, medios locales afirman que todo se habría desencadenado luego de una discusión entre la pareja. Un día de julio del 2015, la hija mayor escuchó los espeluznantes gritos de su madre en la casa. Asustada, llamó a su abuela, quien minutos después llegó. Sin embargo, ellos ya no se encontraban en el domicilio. [single-related post_id="1091448"] Al principio, Núñez intentó negar que se trataba de un asesinato. Mientras se dirigía con su mujer en brazos al hospital, indicó que todo se habría tratado de un atraco. La mujer llegó al centro médico con múltiples heridas en la cabeza y puñaladas en el pecho, hechas con el filo del destornillador. Sin embargo, a pesar de las maniobras de los médicos, la mujer no sobrevivió. El hombre huyó del hospital pero luego fue capturado por las autoridades, quienes lo encontraron en la casa. A pesar de que trató de sostener la mentira, Núñez no opuso resistencia y reconoció que había agredido a la mujer. Luego de cuatro años, el hombre no niega haber matado a la mujer, pero tampoco reconoce que fue un feminicidio. Ahora, la justicia deberá esclarecer qué fue lo que realmente pasó con Claudia Salgán.