El secuestro, violación y asesinato de Yuliana Samboní

30 Diciembre 2019, 12:09 PM
Share
En los últimos diez años ocurrió uno de los crímenes que más conmocionó e indignó a Colombia. Yuliana Samboní, una niña de tan solo siete años de edad, fue secuest
En los últimos diez años ocurrió uno de los crímenes que más conmocionó e indignó a Colombia. Yuliana Samboní, una niña de tan solo siete años de edad, fue secuestrada, violada y asesinada por el arquitecto Rafael Uribe Noguera, un hombre que pertenece a una acaudalada familia de Bogotá. Los hechos ocurrieron el 4 de diciembre de 2016. La menor fue raptada por Uribe Noguera mientras jugaba con sus primos al frente de su casa en el sector de Bosque Calderón. El hombre se la llevó en una camioneta hasta un lujoso apartamento del edificio Equus 66, ubicado en Chapinero, donde ejecutó el asesinato. El Instituto de Medicina Legal estableció que la muerte de Yuliana Samboní fue por asfixia mecánica, además, indicó que sufrió de abuso, golpes y maltratos. Uribe Noguera fue capturado por las autoridades y la Fiscalía General le imputó los delitos de secuestro simple agravado, acceso carnal violento agravado y feminicidio agravado. En 2017, un juez de conocimiento lo condenó, en primera instancia, a 51 años y 10 meses de prisión. Sin embargo, tras resolver un recurso de apelación, el Tribunal Superior de Bogotá le aumentó la pena a 58 años. Desde ese momento, Rafael Uribe Noguera pasa sus días en la cárcel de máxima seguridad La Tramacúa, ubicada en Valledupar (Cesar), en la que permanecen recluidos los criminales más peligrosos del país. [single-related post_id="1199026"] Catalina y Francisco Uribe Noguera, hermanos del confeso asesino, fueron involucrados en el caso tras ser señalados de encubrir el crimen de la menor. La Fiscalía les imputó los delitos de encubrimiento por favorecimiento y ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios en 2017. Este año fueron declarados inocentes en primera y segunda instancia. En agosto, el juez 46 de conocimiento consideró que las pruebas presentadas por el ente investigador fueron “débiles” e “insuficientes" para demostrar la culpabilidad de estas dos personas. La Fiscalía presentó un recurso de apelación. Sin embargo, el 16 de diciembre, el Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme el fallo que los absolvió. Juvencio Samboní le dijo a KienyKe.com que su familia todavía no ha sido reparada por el crimen de su hija y que tampoco les interesa saber nada de los bienes del asesino y sus parientes. “Ellos no nos han dado nada, ni han mostrado voluntad. Nosotros tampoco hemos pedido indemnización porque son varios trámites los que toca hacer”, manifestó.

KienyKe Stories