Las dudas de famliares de presos políticos que fueron traslados a diferentes cárceles

Publicado por: maria.vargas el Jue, 26/03/2020 - 11:30
Share
KienyKe.com conversó con Jorge Jiménez, hermano de Lina Jiménez acusada de ser parte del atentado al Centro Comercial Andino.
Buen pastor

Las familias de presos políticos tienen incertidumbre y más dudas que respuestas convincentes sobre el paradero de sus familiares luego de una medida del Inpec: trasladar a presos a diferentes cárceles. Uno de los casos es de Lina Jiménez, Lizeth Rodríguez y Alejandra Méndez acusadas de haber sido parte del atentado contra el Centro Comercial Andino el pasado 17 de junio de 2017.

KienyKe.com conversó con Jorge Jiménez, hermano de Lina, sobre esta medida que los cogió por sorpresa y que hasta hace un día lograron saber el paradero de las jóvenes. 

"El día martes a las 6:00 a.m, nos informaron que las habían sacado del patio del Buen Pastor a las 3 de la mañana, en todo el martes no encontramos respuesta por parte del Inpec referente del paradero de mi hermana, por lo cual desde el día de ayer empezamos a comunicarnos insistentemente con el Inpec, pero no obtuvimos ninguna respuesta.A las 3 de la tarde del día de ayer, una de las muchachas llamó a la mamá y les pudo decir que las habían llevado la cárcel de Ibagué", comentó Jorge.

 

Además confesó que una de las razones que ha dado el Inpec sobre este traslado sorpresivo fue por un informe en el que comentaron que las tres mujeres hicieron parte de las protestas y motines que hubo en cárceles de Bogotá.

"Eso es falso por qué en el patio 7 en el que estaban ellas no se realizó ningún tipo de protesta".

Cabe mencionar que el origen de los motines en las cárceles es por el hacinamiento y la poca planeación para la población carcelaria en la pandemia del coronavirus. 

"Ella nos contó que los motines fueron en los patios con el mayor grado de hacinamiento, pero en el de ella no se realizaron protestas".

 

La familia de Lina Jiménez está de acuerdo con que haya una reestructuración en la justicia y que en medio de esta época de aislamiento obligatorio, también haya libertad de presos por delitos menores y así bajar el hacinamiento en las cárceles y no descuidar sus derechos humanos y condiciones dignas.

"Ellos son personas y merecen condiciones mínimas de salubridad, agua, luz, baños en buen estado, que no les suministren alimentación en descomposición. La libertad deberían revisar cada caso y revisar su conducta al interior de la cárcel ya que el Inpec en cada cárcel tiene un categorización de conducta para cada interno, para que así se pueda bajar un poco el hacinamiento y sobre todo en esta época del virus", sentenció Jiménez.