Contratista Carlos Collins dice que Invias no lo escucha

Contratista Carlos Collins dice que Invias no lo escucha

29 de Diciembre del 2014

Esta semana el contratista Carlos Collins, que tiene a cargo la construcción del túnel de La Línea,  solicita nuevamente ser escuchado con unas declaraciones importantes que podrían darle una dinámica inesperada al  proceso de caducidad y que cambiaría el rumbo de las cosas como según se están presentando hasta ahora.

Sin embargo denuncia que se ha negado a escucharlo el interventor e Invías porque “al parecer hay personas allí a las que no les conviene que el panorama cambie, razón por la que se me ha negado la oportunidad de hablar” denunció Collins.

Dadas las circunstancias, el señor Carlos Collins asegura que va a esperar que las instancias “no hagan oídos sordos a sus iniciativas y le reconozcan el derecho a declarar puesto que el interés fundamental es llevar a feliz término las obras sin afectar las finanzas del Estado y por ende a los ciudadanos”.

En días anteriores, El director del Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), Carlos Alberto García, afirmó que la institución descartó la propuesta del ingeniero Carlos Collins, que implicaba ampliar en 13 meses el plazo para finalizar las obras del túnel de la línea y un socio estratégico que financiaría el 40 % de los recursos.

García asegura que Collins no garantiza mostrar los recursos con los que puede terminar las obras y desmiente que el Invías tenga una deuda con la firma, como lo ha dicho el ingeniero, “en la oferta final él manifiesta que el Invías adeuda 130.000 millones de pesos, situación que no es cierta, cada uno de los temas que el plantea lo estamos controvirtiendo y en ese sentido decimos que el Invías le ha cancelado al contratista el 98 % del valor de las obras del contrato, le ha girado también al contratista recursos que tiene que ver con el riesgo geológico, estos temas de controversias que han surgido en el contrato ha sido objeto de dos tribunales de arbitramento”.

Según el director del Invías, desde noviembre de 2013 la obra está prácticamente paralizadas, “lamentablemente el proceso de ejecución de las obras tuvieron un punto de inflexión desde el año anterior, en este momento están semiparalizadas y en el ritmo de ejecución actual, esas obras no terminarían ni en cinco años su ejecución”.