Dos misioneros estadounidenses se curan del ébola y reciben el alta

Dos misioneros estadounidenses se curan del ébola y reciben el alta

22 de Agosto del 2014

Los dos misioneros estadounidenses que eran tratados del virus del ébola desde hace tres semanas en una sala de aislamiento de un hospital de Atlanta (EE.UU.) fueron dados de alta, anunció hoy el equipo médico a cargo de su tratamiento.

Kent Brantly y Nancy Writebol abandonaron el hospital luego de que se determinara que ya han superado la enfermedad y no representan “un peligro” para la comunidad.

“Después de llevar a cabo un riguroso proceso de tratamiento y pruebas, el equipo médico ha determinado que ambos pacientes se han recuperado del virus del ébola y pueden volver con sus familias y comunidades sin preocuparse de contagiar la infección a otros”, dijo en una rueda de prensa el director médico de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Emory de Atlanta, Bruce Ribner.

El propio Brantly, de 33 años, compareció ante la prensa minutos después de abandonar el centro médico, donde recibió un tratamiento experimental nunca antes probado en humanos.

“Estoy emocionado de estar vivo y estar bien, y poder volver a reunirme con mi familia”, dijo Brantly, que permaneció internado en una sala de aislamiento especializada del hospital, uno de los cuatro en todo el país que cuentan con infraestructura y equipo para tratar enfermedades altamente contagiosas.