El desmonte de los apartamentos Babilonia en Itagüí no avanza

4 de junio del 2019

Se han invertido más de 2 mil millones de pesos desde el 28 de junio de 2018 en esta situación.

Desmonte edificio Babilonia Itagüí- kienyke.com

Desde el 23 de mayo comenzó el desmonte del edificio Babilonia por parte de JOLA S.A.S, una empresa que se encarga de toda la operación de destrucción de la estructura. La Alcaldía de Itagüí dijo que el procedimiento duraría a término de 30 días.

Escuche las noticias más importantes del día:

Sin embargo, la semana pasada la obra paró por un día, debido a que varios contratistas no estaban usando las herramientas adecuadas.

En la edificación vivían 36 familias, que sumaban un total de 80 personas. Todos tuvieron que abandonar la propiedad y quedaron a merced de un subsidio estatal de tres meses, sin mayor respuesta de la constructora.

Este proyecto urbanístico fue enviado a demoler desde el 6 noviembre de 2018, luego que la Unidad Nacional Para la Gestión del Riesgo y Desastres determinara que la torre de apartamentos no cumplía con las normas técnicas, ni de sismo resistencia tras analizar los estudios de la constructora Ruiz Sánchez y Asociados S.A.S.

La explicación inicial de la Alcaldía

Según un comunicado del Área de Comunicaciones de la administración municipal de Itagüí, el desmonte del edificio se iba a realizar de forma paulatina.

Lea más: Evacúan vecinos de edificio que demolerán en Itagüí

Este proceso iba estar soportado por dos grúas. Una de ellas se encargaría de sostener una plataforma desde la que se conectarían de 6 a 8 obreros y desde la que se transportarían los equipos electromecánicos encargados de realizar los cortes de la estructura.

Desmonte Babilonia Itagüí - Kienyke.com

La otra grúa serviría de apoyo como canasta para depositar los trozos que fueran quedando del proceso, y desde la cual se descenderían las piezas al piso cero.

Desmonte Babilonia Itagüí - Kienyke.com

Estimaban,que cuando los pedazos llegaran hasta abajo de la estructura, unos obreros se encargarían de terminar de destrozarlos en partes más pequeñas y, el material que quedara se lo llevarían a unas volquetas. Este proceso tardaría por piso, dos días aproximadamente.

El secretario jurídico de la Alcaldía de Itagüí, Óscar Darío Muñoz Vásquez, mencionó que cuando la administración municipal se refería al tiempo de ejecución del desmonte, era nada menos que 30 días sol, es decir, que la operación se realizaría en condiciones donde no lloviera.

En etapas

El desmonte se haría en tres etapas. La primera iría desde el piso 13 hasta el piso 10, la siguiente desde el piso 10 hasta el 6 y la última desde el sexto hasta el piso cero.

En esta última, esperan que los vecinos a la obra puedan retornar a sus hogares, ya que en esta etapa el desmonte no representa ningún riesgo.

Desmonte Babilonia Itagüí - Kienyke.com

¿Por qué no una implosión como la del Mónaco?

De acuerdo con el área de Comunicaciones de la Alcaldía, el desmonte se comenzó de forma manual y no se realizó como el proceso del edificio Mónaco, ya que los edificios vecinos a la torre de Babilonia, como el edificio Orly, podrían sufrir con una implosión.

Diariamente se hacen reportes topográficos sobre las condiciones del edificio y un acompañamiento por parte del Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá (SIATA)”, explicó Comunicaciones.

“Se le hace análisis de verticalidad y horizontalidad a la edificación, se le hace controles de movimiento por parte de unos sismógrafos que hay dentro de la estructura y hay una cámara que mide los movimientos anómalos”, puntualiza.

El papel del  SIATA es brindar información sobre el estado del clima. La Alcaldía monitorea esta situación ya que en el sur del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA) es donde se presentan mayores cargas eléctricas y tormentas.

Al respecto, el secretario jurídico de la Alcaldía de Itagüí, Óscar Darío Muñoz Vásquez, mencionó que cuando la administración municipal se refería al tiempo de ejecución del desmonte, era  nada menos que 30 días sol, es decir, que la operación se realizaría en condiciones donde no lloviera.

¿Cuánto le ha costado al Estado esta intervención?

El coste de este trabajo ronda los 1400 millones de pesos y en el intervienen 36 empleados de la operadora JOLA S.A.S.

El retraso de la obra dependerá de las condiciones climáticas.

De acuerdo con información del Sistema Electrónico para la Contratación Pública (Secop), la administración municipal ha usado un total de 275 millones de pesos, en la prestación del servicio de apoyo a la logística, desalojo y vigilancia del edificio residencial Babilonia.

Los contratos

En total la Alcaldía y los operadores logísticos han firmado tres contratos.

El primero, con vigencia a partir del 27 de agosto de 2018, corresponde a 50 millones de pesos destinados a “apoyo a la gestión en las actividades propias del apoyo logístico necesario de los organismos de seguridad y cuerpos de socorro que atienden la vigilancia del desalojo del edificio Babilonia”.

contrato 1 Babilonia Alcaldía Itagüí - kienyke.com

El segundo correspondió a la prestación del servicio “de apoyo a la gestión en las actividades propias del apoyo logístico necesario de los organismos de seguridad y cuerpos de socorro que atienden la vigilancia del desalojo del edificio babilonia”, por un costo de 25 millones de pesos.

contrato 2 Babilonia Itagüí - Kienyke.com

El tercero, el de mayor cuantía, corresponde al contrato SGM-243-2019 por valor de 200 millones de pesos. Básicamente, es el operado por JOLA S.A.S.

contrato 3 Babilonia iatgüí - kienyke.com

De acuerdo con Muñoz, la Alcaldía está interviniendo en esta situación porque la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y Desastres (UNGRD) declaró una calamidad pública en este edificio.

Como la administración municipal es miembro de esa entidad, debe velar por la integridad tanto de las personas que habitaban el edificio como de los vecinos del sector.

Esto lo soporta la Alcaldía de Itagüí, acatando a la ley 1801 del Código Nacional de Policía y Convivencia, en la que el Estado debe hacerse cargo de la organización y de la atención a la situación que haya generado el riesgo.

“En este acompañamiento se han invertido más de 2 mil millones de pesos desde el 28 de junio de 2018”, puntualizó el secretario jurídico.

Por lo anterior, la administración municipal no le está haciendo un préstamo a la Constructura Ruiz Sánchez y Asociados S.A.S., sino que está siendo coherente con la ley.

“Sin embargo, (la Alcaldía) le pasa una cuenta de cobro a esa empresa y como esta se declara en quiebra, la Superintendencia de Industria y Comercio debe entrar a mediar en esta situación”, agregó Muñoz.

Sobre los subsidios y los afectados

A 28 de las familias afectadas se les entregó un subsidio de arrendamiento, bajo unas condiciones y requerimientos de la Alcaldía. Según la norma, se brinda por 3 meses.

Lo mismo sucedido con las 34 familias que fueron evacuadas el pasado 13 de abril, con miras al desmonte del edificio. “Se espera que la fecha en que retornen las familias, más o menos, que según las condiciones climáticas, sea en 30 días”, explicó Mesa.

Algunas de ellas están viviendo en hoteles y otras en viviendas cubiertas por la manutención de arrendamiento del Estado.

Lea más: Por fallas estructurales ordenan demoler edificio en Itagüí

A este proceso de destrucción del edificio le hacen seguimiento los propietarios de los apartamentos, quienes todavía esperan una respuesta por parte de Ruiz Sánchez y Asociados S.A.S. Manifiestan preocupación por como se está llevando a cabo, la lentitud e irregularidades en cuanto a la seguridad dentro del edificio.

Las quejas

Ángela Ramírez, la administradora de la copropiedad, denunció que “a nosotros nos habían dicho que no podíamos ingresar por nuestras pertenencias debido al riesgo del edificio, pero nos han comentado que hay personas saqueando los apartamentos y llevándose las puertas, por ejemplo”.

Según ella, los obreros estaban empleando una maquinaria que no había sido especificada por JOLA S.A.S. y que eso fue lo que produjo la suspensión de la obra en la última semana de mayo.

“Ellos le están metiendo la culpa a los trabajadores, sabiendo que son ellos los que supervisan y dan las indicaciones de la obra”, manifestó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO