El premio que se llevó la biblioteca de San Vicente del Caguán

El premio que se llevó la biblioteca de San Vicente del Caguán

9 de Septiembre del 2015

La biblioteca pública de San Vicente del Caguán ganó el Premio Nacional de Bibliotecas Públicas Daniel Samper Ortega, distinción que entrega el Ministerio de Cultura de Colombia.

El jurado, integrado por Jesús Martín Barbero, Marisol Cano y Marianne Ponsford destacó a la biblioteca por “su trabajo sistemático vinculado con los procesos de fortalecimiento de la identidad cultural de la región y por propiciar espacios de reflexión sobre su contexto, historia y proyección a futuro.”

El hecho de que San Vicente del Caguán, Caquetá, haya sido un municipio especialmente afectado por el conflicto interno colombiano, da más relevancia al reconocimiento, el cual fue recibido por su bibliotecaria, Lizeth Paola Amézquita.

La biblioteca ganadora, que lleva el nombre Clara Inés Campos Perdomo, recibirá un estímulo económico de $50.000.000 destinados a su fortalecimiento. Actualmente tiene una colección de 4.500 volúmenes. Además, su bibliotecaria realizará una pasantía internacional en una red de bibliotecas en el extranjero.

Otras bibliotecas destacadas en la ceremonia fueron la Biblioteca Pública Kankuaka, de Atánquez, Cesar, en la categoría de bibliotecas pequeñas. En la de bibliotecas grandes el reconocimiento fuer para la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero, de Cali.

El jurado sustentó su voto por la biblioteca Kankuaka “por su estrecho vínculo con el proceso de identidad cultural de la etnia Kankuama, y en especial, por generar espacios de diálogo entre mayores y niños para fortalecer su comprensión frente a las raíces históricas”. Adicionalmente, el jurado dio un valor especial a los procesos de “reconocimiento del territorio, la recuperación del idioma y la trasmisión del universo de saberes.”

El voto por la biblioteca de Cali se basó en “su destacado trabajo con la Red Departamental del Valle del Cauca con el fortalecimiento de las bibliotecas municipales y por sus esfuerzos en potenciar la lectura y la escritura en el departamento y la ciudad de Cali”. Además se reconoció su trabajo “en la recuperación y difusión del patrimonio bibliográfico departamental, así como por ser una opción cultural y educativa a destacar en la ciudad”.

Ambas entidades recibirán como premio $15.000.000 destinados a su fortalecimiento interno y una pasantía en alguna red bibliotecarias de América Latina para un funcionario delegado por cada una.