Eln sigue expandiéndose en Colombia y Venezuela: FIP

Publicado por: admin el Jue, 30/01/2020 - 07:26
Share
Un informe de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) asegura que el Ejército de Liberación Nacional (Eln) ha aumentado su pie de fuerza y que se ha expandido a diferentes regiones de
Eln sigue expandiéndose en Colombia y Venezuela: FIP
Un informe de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) asegura que el Ejército de Liberación Nacional (Eln) ha aumentado su pie de fuerza y que se ha expandido a diferentes regiones del país gracias a su participación en economías ilegales durante los últimos cinco años. Además, afirma que este grupo también se ha hecho más fuerte en algunas partes de Venezuela. La investigación habla de un fortalecimiento evidente por parte del grupo al margen de la ley desde su periodo de negociación con el Gobierno de Juan Manuel Santos y el proceso de desarme de las FARC. Como esta guerrilla no es exclusivamente militar, la fundación estima que podría tener aproximadamente 5.000 milicianos actualmente, pues, según la más reciente estimación de la Fuerza Pública, para 2018 el Eln contaba con más de 4.000 integrantes. https://twitter.com/ideaspaz/status/1222863511656845312?s=19 El documento explica que esta guerrilla tiene una influencia mucho más amplia y compleja en sectores sociales y políticos de lo que se muestra en las cifras. "Más que una estructura militar de grandes dimensiones —como eran las Farc—, en algunos territorios el Eln está conformado por múltiples redes que desempeñan labores de inteligencia y de pequeña escala”, explica. La FIP también advierte que hay frentes del Eln que han incursionado en la cadena de producción y comercialización de cocaína, cobrando impuestos y proporcionando seguridad a estructuras dedicadas al negocio del narcotráfico. "El Eln tiene una fuerte influencia en siete de los diez municipios con mayor número de hectáreas de coca en Colombia", afirma el texto. Desde el 2014 se generó un aumento de los cultivos ilícitos en Tibú y Sardinata (Norte de Santander) y en El Tambo (Cauca). Para las Naciones Unidas existió un incremento de la siembra de drogas en Bolívar, que pasó de tener 1.000 hectáreas de coca en 2015, a más de 8.000 en 2018. En municipios del sur de Bolívar, Nariño y el sur del Cauca, la banda hace extorsiones a las empresas mineras y cobra cuotas a los mineros ilegales que se instalan en torno a las grandes extracciones. La Defensoría del Pueblo notificó que el Eln exige el 5% de la producción de oro diaria a los mineros  e impone un cobro por cada mina ilegal que se encuentre en uso. [single-related post_id="1243932"] La FIP señala que la crisis en Venezuela favorece al grupo guerrillero y lo posiciona como un factor de desestabilización, ya que la posibilidad de una intervención militar externa le da fuerza al discurso político del Eln y refuerza la relación con sectores del establecimiento venezolano. La Cancillería colombiana aseguró que, de los 2.400 hombres alzados en armas en el Eln, cerca del 43% están en territorio venezolano (es decir, unos 1.050 combatientes). Organizaciones como el International Crisis Group (ICG) e InSight Crime, han señalado que este grupo tiene algún tipo de presencia en 12 de los 24 estados venezolanos, desarrollando actividades ilegales relacionadas con el contrabando de gasolina, la minería y extorsión. Por otro lado, la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), afirma que el Eln es uno de los responsables del 132% de aumento en desplazamiento forzado que hubo en el 2018. https://twitter.com/ideaspaz/status/1222863535908229122 La oficina también señala que en enero y octubre de 2019, aumentaron un 63% respecto con el mismo periodo del año anterior, y han dejado, por lo menos, a 21.500 personas afectadas. Se destaca el caso del departamento del Chocó, donde se concentra el 92% de los casos durante 2019. El trabajo de campo realizado por la FIP, expresa que el Eln es responsable de reclutar menores entre los 14 y los 17 años y en las zonas fronterizas, estaría reclutando migrantes venezolanos y miembros de las comunidades indígenas; aprovechando la situación del país vecino. La Fundación Ideas para la Paz insiste en la importancia de entender "en qué momento se encuentra esta organización guerrillera y cuáles son sus dinámicas internas y trayectorias recientes", para que el Gobierno llegue a un diálogo y se disminuyan estás problemáticas en zonas específicas del país.