Hallan el cuerpo de la última víctima del naufragio

29 de junio del 2017

Erica Quinchina era la única persona que faltaba por aparecer. Ahora las autoridades se concentran en proceso de reflote.

Hallan el cuerpo de la última víctima del naufragio

Foto: Susana Lancheros

En la madrugada de este jueves 29 de junio, cuatro días después de la tragedia en el embalse de Guatapé, las autoridades hallaron el cuerpo de Erica Quinchina, la mujer de 35 años que es la última víctima del naufragio de El Almirante.

De acuerdo con el capitán José René Bolívar, coordinador de la Unidad de Manejo de Atención y Desastres del Dapard, a las 4:20 de la mañana el cadáver fue avistado por uno de los vigías que hacía guardia desde la plataforma de buceo, desde donde se coordinaron las operaciones de inmersión.

“En este momento están en el sitio los Bomberos de Guatapé y uno de los voluntarios de la comunidad que estaba apoyándonos en el monitoreo permanente de la zona. Ya hemos hecho contacto con la Sijín para que lleguen al sitio y hagan el procedimiento judicial para entregar el cuerpo a los familiares”, explicó el capitán.

El naufragio de El Almirante, que ocurrió el pasado domingo a las 2 de la tarde, deja un saldo final de nueve personas muertas y 157 sobrevivientes.

Concluída la búsqueda de los desaparecidos, las autoridades ahora se concentran en el proceso de reflote de la embarcación que, según el capitán Bolívar, tomará entre semana y semana y media, para conocer las causas del hundimiento.

Una de las hipótesis que se maneja es que la nave pudo fallar por el desprendimiento de uno de los pontones, de los tres que tenía en la parte inferior y que le permitía permancer a flote.

Varios sobrevivientes han manifestado que escucharon un ruido muy fuerte y luego la embarcación se ladeó hacia uno de sus costados cuando empezó a inundarse, y esto podría indicar el desprendimiento de la pieza mencionada.

Para continuar con las labores de investigación, se mantendrán las medidas restrictivas a las embarcaciones en un radio de 100 metros a la redonda del sitio del accidente.

Las autoridades informaron que se va a permitir el paso a barcos por una zona especial delimitada por boyas, pero solo podrán navegar quienes pasen una verificación de seguridad por parte de las entidades competentes y manteniendo en el área de influencia la velocidad mínima, para no entorpecer las operaciones.

Por el momento, la Superintendencia de Transporte, que realiza la investigación sobre lo sucedido, ordenó la suspensión de actividades de cuatro de los 13 barcos de la empresa HJ Vallejo – Asobarcos, propietaria de El Almirante.

La entidad advirtió que esta medida preventiva se mantendrá hasta que la empresa de servicio público de transporte fluvial de pasajeros acredite el cumplimiento de las condiciones técnicas y de seguridad de sus embarcaciones afiliadas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO