Irán y Nigeria insultaron al mundial de Brasil

Irán y Nigeria insultaron al mundial de Brasil

16 de junio del 2014

En la única sede que hasta hoy no había visto fútbol, Irán y Nigeria aterrorizaron en un encuentro para el olvido. La Arena da Baixada en Curitiba vio cómo a lo largo de los 90 minutos de juego las grandes ausentes de la tarde fueron las ideas y sin querer llegó el primer empate del mundial.

En lo que fue su debut en Brasil, ninguno de los dos equipos llegó como amplio favorito. Desde el primer minuto el partido fue opaco, casi oscuro. Nigeria se hizo a la posesión del balón, sin embargo, eso no le aseguró dominar los hilos del encuentro. Los africanos recurrieron a los centros como fórmula para irse en ventaja pero Irán no tuvo mayores inconvenientes para evitarlo.

El balón rodó sin rumbo fijo la mayor parte del partido. Tan sólo un cabezazo en el área del iraní Reza Goochannejhad hizo que los espectadores en Curitiba exclamaran por única vez a lo largo de la primera parte.

La segunda mitad no fue diferente a la anterior. Con todo menos fútbol, tanto asiáticos como africanos buscaron un gol que nunca llegó. De esta manera, el tiempo pareció eterno ante tal muestra de impotencia de uno y otro para doblegar a su rival. Luego de 12 partidos en los que la lluvia de goles fue la protagonista, llegó por la puerta de atrás un partido que careció de ideas, goles y emociones.  En Curitiba siguen sin ver fútbol.