No existen razas de perros genéticamente agresivas

28 de marzo del 2015

Enseñarle a un can a ser agresivo o completamente pacífico es posible.

Pitbull

No hay razas caninas peligrosas, pues la agresividad es una reacción natural en todas las especies, que les permite competir por los recursos.

En ese sentido, cualquier raza presenta un instinto agresivo, pero este se puede modificar mediante la educación. Enseñarle a un can a ser agresivo o completamente pacífico es posible, a través de diferentes técnicas de entrenamiento.

En un estudio liderado por el profesor Enrique Zerda, del Departamento de Biología de la Universidad Nacional, se conoció el caso de un golden retriever peligroso y de varios pitbull mansos y tranquilos.

En cuanto al golden, se trata de un animal que no tuvo socialización, pues permanecía encerrado y amarrado en un patio pequeño, por lo cual era un ejemplar furioso que atacaba por miedo. Sin embargo, esta raza no está considerada dentro del registro de caninos potencialmente peligrosos, según la Ley 746 de 2002, por la cual se regula la tenencia de perros.

En el artículo 108 de esta ley se consideran potencialmente peligrosas las siguientes razas, sus cruces o híbridos: american staffordshire terrier, bullmastiff, dóberman, dogo argentino, dogo de burdeos, fila brasileiro, mastín napolitano, pitbull terrier, american pitbull terrier, de presa canario, rottweiler, staffordshire terrier y tosa japonés.

Dentro de las encuestas realizadas a cerca de 40 familias en Bogotá, también se hallaron pitbull y rottweiler mansos. “Encontramos que desde cachorros sus amos permitían que socializaran con niños y con otros perros, situación que hizo de ellos ejemplares tranquilos”, asegura el profesor Zerda.

En su opinión, no existen razas peligrosas, sino seres humanos peligrosos, que convierten a estos animales en individuos agresivos.

También aconseja educar a los niños para que jueguen con respeto y cuidado hacia el animal, porque a veces ellos no controlan la fuerza con la que interactúan. Así, si el niño le jala la cola o las orejas, puede generar una reacción de defensa en la mascota.

El investigador asegura que existe un ideario de cada raza y en tal sentido se piensa que los pitbull son peligrosos porque son utilizados por algunas personas como perros de pelea.

La idea de razas peligrosas surgió porque los humanos empezaron a usar los perros para propósitos violentos: “Al rottweiler lo utilizaron para cuidar los campos de concentración nazi en esa época, por eso tenían que adiestrarlo para que fuera muy bravo. Esto no implica la existencia de un gen que indique que el perro es agresivo”.

Por esta razón sostiene que la ley que regula la tenencia de perros no tiene sentido y que debería generarse una norma contra el maltrato de los animales, ya que un animal maltratado siempre será peligroso.

Asimismo debería existir una ley que controle la venta de perros, pues algunas personas se enamoran del cachorro, pero cuando este crece lo botan a la calle, lo cual también forma parte del maltrato.

“En países como Canadá, a las personas que van a comprar un perro se les hace un examen, para saber si conocen las condiciones previas para la tenencia de la mascota”, concluye el profesor Zerda.

Con información de Agencia de Noticias UN

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO