Por bullying una menor terminó en el hospital

Publicado por: admin el Lun, 17/02/2020 - 08:19
Share
Creado Por
Diana García
Las autoridades de Bogotá se encuentran investigando el caso de una menor de 13 años, quien sufrió una fuerte agresión el pasado jueves 13 de febrero al inicio de sus clases de ba
Por bullying una menor terminó en el hospital

Las autoridades de Bogotá se encuentran investigando el caso de una menor de 13 años, quien sufrió una fuerte agresión el pasado jueves 13 de febrero al inicio de sus clases de bachillerato por parte de sus compañeras.

La situación se presentó en el colegio José María Vargas Vila de Ciudad Bolívar, la niña fue agredida tanto al interior de las instalaciones como a la salida de la jornada estudiantil. La estudiante ahora se encuentra en el hospital Meissen, por la gravedad de las heridas causadas por los puños, patadas y cortes con arma blanca proporcionados por las otras jóvenes de la institución educativa.

El director de Aulas en Paz de Redpapaz, José Fernando Mejía, indicó a kienyke.com que esta situación de intimidación escolar ocurre en la gran mayoría de los colegios del país y que pueden causar afectaciones a los menores como "fobias escolares, trastornos de ánimo, represión o acción suicida, aunque no todos lleguen a este tipo de situación, siempre habrá un impacto".

Según la madre de la menor, los actos violentos se presentaban desde hace mucho tiempo en el colegio, pero hasta el momento las directivas no habían brindado respuesta frente al caso, “la niña mucho antes, ya como un año aproximadamente, venía sufriendo de bullying", explicó.

Cuando un hecho de violencia escolar se presenta en un tiempo prolongado, como en el caso de la niña de 13 años, se puede hablar de bullying o intimidación escolar, para el Bienestar Familiar, esta agresión puede ser de manera física, verbal o virtual, por parte de una o más personas de manera sistemática y repetida.

La entidad protectora de los infantes, insiste en que los niños se encuentran en una situación de vulnerabilidad y además de tener un autoestima baja, se encuentran ansiosos e inseguros, por lo que en ocasiones pueden llegar a quitarse la vida.

"Los padres deben estar muy atentos a las señales de alerta, por ejemplo, a que los niños le tengan fobia a cierto tipo de cosas, que pidan dinero sin dar explicaciones, que no quiera ir al colegio, que no tenga amigos, que de alguna manera se sienta triste", explicó Mejía.

El psicólogo experto también recalcó que los acudientes cuando se enteren del problema, procedan a comunicarse con el colegio, porque allí deberían tener unas rutas para atender este tipo de situaciones y así, los padres tengan herramientas para actuar.

Desde marzo de 2013 existe la Ley 1620, la cual busca crear mecanismos que permitan la promoción, prevención, atención, detección y manejo de las conductas que vayan en contra de la convivencia escolar en las instituciones educativas, por lo que los padres de familia de los niños del José María Vargas Vila se encuentran a la espera de las medidas que se tomarán ante la fuerte agresión de la menor.

La menor continúa en el hospital del sur de Bogotá y recuperándose de las heridas, mientras que se espera que las autoridades avancen en el caso.